Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

La mayoría de las pymes creen que la salida de la crisis será entre 2014 y 2015

Por   /   5 junio, 2013  /   Sin Comentarios

La “Radiografía de la Pyme 2013”, estudio que por cuarto año consecutivo ha llevado a cabo el proveedor mundial de software de gestión empresarial para pymes Sage Group, que ha entrevistado para la ocasión a 1.500 pymes y a 300 autónomos en nuestro país, muestra que la mayoría de las pequeñas y medianas compañías (55%) no confían en que la recuperación de la crisis comience antes del período de 2014-2015; una opinión que también es compartida por el 46% de los autónomos.

Previsión de las empresas para salir de la crisisEn cuanto a este 2013, el 26% de autónomos y de pymes considera que mejorará la situación, cerca de otro 46% que se mantendrá o no sabe hacia dónde girará su negocio y el 23,5% restante espera que su situación vaya a peor. De esta manera, sobrevivir vuelve a ser el principal objetivo para el 65,5% del tejido empresarial español durante el presente 2013 (40% del año anterior y 80% en 2010).

El informe, que se articula en cuatro bloques fundamentales (valoración de la situación socioeconómica, nuevas tecnologías y uso de las TICs, gestión del negocio y previsiones para 2013), revela que, en los últimos tres años, la confianza de pymes y autónomos en la economía española se ha deteriorado. De hecho, un 93% de estos últimos y un 92% de aquellas consideran que nuestra economía está empeorando, frente al 82% que pensaban así el pasado año y al 73% de 2010. Esta caída en la confianza responde, según el 74% de las pymes y el 63% de los autónomos, a la pérdida de competitividad del tejido empresarial español en relación al resto de países de la UE. Para el 30% de autónomos y el 27% de pymes, la baja inversión en I+D+i es una de las principales causas que explica dicha pérdida, seguida, aunque en porcentajes mucho menos representativos, por la baja productividad (5,5%) y la falta de formación de los trabajadores (4%).

En lo que respecta a la evolución de los negocios de las pymes y los autónomos en 2012, medida por sus ventas, beneficios y clientes, el resultado indica la negatividad del mismo. Las ventas, por ejemplo, cayeron un 63%, frente al 55% de 2011, e igualmente los beneficios registraron un descenso del 65,5% (60,5% en el año anterior), en tanto que la pérdida del número de clientes se situó en el 53%, porcentaje similar al registrado en 2011. De esta manera, el crecimiento empresarial en 2012 fue del 11% para autónomos y del 8% para pymes, frente al 17,5% de 2011 y del 8% de 2010.

Entre los principales obstáculos al crecimiento en 2012, un 25% de los autónomos y un 27% de las pymes culpan sobre todo a la falta de financiación, aunque también un 21% apunta a la propia incertidumbre en la economía española. En cualquier caso, es preciso reseñar que casi la mitad (45,5%) de nuestro tejido empresarial desconoce aún la existencia de subvenciones y ayudas de la Administración Pública (un porcentaje que muestra un mayor interés por parte de pymes y autónomos en conocer dichas ayudas, frente al 66% de 2011 y del 76% de 2010). Del 54,5% que dicen que conocían la existencia de dichas subvenciones, sólo un 18% de pymes y un 22% de autónomos las solicitaron (dato en línea con años anteriores: 17% en 2011 y 21,5% en 2010).

Tampoco conocen muy bien cómo afectan a sus negocios las medidas puestas en marcha por el Gobierno, por lo que el 75,5% (81% en 2011) de pymes y autónomos vuelven a dejar en manos de despachos y asesorías la presentación de sus documentos administrativos. En 2011, ambos colectivos estaban indecisos y no sabían si las medidas eran las apropiadas (54% autónomos y 61% pymes), y parece que este año lo tienen algo más claro: 66% de pymes y 60% de autónomos consideran que las reformas llevadas a cabo por el Gobierno para salir de la crisis no han sido las acertadas. Según el 64% de ambos colectivos, las medidas deberían ir dirigidas a favorecer la actividad de las empresas, con la reducción de impuestos a la cabeza, medida considerada por un 44,5%, a la que siguen las reformas para el control de costes de las AAPP, las políticas sociales y la regulación contra la corrupción y el fraude.

En lo que se refiere a la Reforma Laboral, el 52% de autónomos y el 60% de pymes creen que esta medida no está ayudando a la recuperación de la economía española. Por el contrario, el 41,5% piensa que está fomentando el desempleo, en tanto que el 13% de autónomos y el 15% de las pymes aseguran que propicia un deterioro de las condiciones laborales.

Eso sí: un 59% de autónomos y de pymes están de acuerdo con el nuevo IVA de caja. Si bien no se pone en duda el acierto de una medida como el criterio de caja, ya que evitaría pagar el impuesto que no se ha ingresado o incluso pudiera ser de “difícil cobro”, la implantación de la misma sólo se considera fácil para un 35% de autónomos y un 28% de pymes.

Por su parte, la presentación de modelos oficiales por vía telemática, si bien muestra una leve (lo hace ya el 31%, frente a 25,5% de 2011), lo cierto es que sigue siendo baja en relación con el resto de países de la UE. Asimismo, el uso de la factura electrónica es, por segundo año consecutivo, la gran asignatura pendiente para el 72% de las pymes y para el 77% de autónomos. Ambos colectivos dicen no utilizarla ni tener pensado hacerlo en los próximos meses, porque no lo ven necesario (69% entre los autónomos y el 62% de las pymes, frente al 38% y el 27%, respectivamente, en 2011).

Sin embargo, el boom de las redes sociales no ha dejado indiferentes a pymes y autónomos, y si en 2011 era un 23,5% de ellos los que apostaban por estas herramientas online para promover sus actividades comerciales, ahora suman ya un 38,5%. Facebook es nuevamente la red social favorita para pymes y autónomos, con un 33,5% de usuarios entre ellos, en comparación con el 18,5% del año inmediatamente anterior. Una  tendencia que contrasta con la disponibilidad de una página web empresarial: un 45% de autónomos y un 40% de pymes aún no disponen de una web corporativa, frente al 50% de 2011. La falta de una plataforma online ha llevado al 60% de autónomos y el 56% de pymes a no estar interesados en vender por Internet, lo que supone también no aprovechar las posibilidades de internacionalización y crecimiento que brinda el comercio electrónico.

Imagen cortesía de Stuart Miles/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *