Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

Las medianas empresas españolas, más productivas que las de la UE

Por   /   17 enero, 2019  /   Sin Comentarios

La sexta edición del “Informe Anual de la Empresa Mediana Española”, que el Círculo de Empresarios daba a conocer ayer, señala que durante el período de recuperación económica que va de 2013 a 2018 es destacable sobre todo la recuperación del empleo y la producción en todos los segmentos de empresas, eso sí, con especial intensidad en las de mayor tamaño. No obstante, lo cierto es que los mayores avances de productividad corresponden a las compañías medianas españolas, ya que han registrado un 16,3% acumulado, por encima así del incremento que también registran el resto de grupos.

El estudio, que ha contado con la colaboración de la compañía especializada en información comercial Informa D&B, revela que los mayores aumentos en número de empresas durante entre 2013 y 2018 corresponden a los grupos de empresas grandes (han crecido un +15,3%) y microempresas (+8,7%), Empresa mediana, de Pixabaymientras que las entidades medianas han subido un +5,6% y las pequeñas se han limitado a un +1%.

En cualquier caso, el documento muestra que las compañías medianas españolas tienen, en general, una dimensión inferior a las europeas de la misma entidad, y desde luego su participación en la población, el empleo y el VAB también es menor. Sin embargo, también incide en que son más productivas que la media de la UE-28, por lo que impulsar su protagonismo supondría incrementar la base potencial para mejorar la competitividad y acometer los procesos de innovación que sólo están al alcance de las compañías con una dimensión adecuada.

En esa línea, el fuerte incremento de la cifra de negocios que las compañías medianas han experimentado durante los cinco años contemplados se traduce en un aumento del tamaño medido por la ratio de ventas por empresa y de los niveles de productividad. De hecho, las empresas medianas consiguen aumentar la productividad del trabajo por encima de las grandes, hasta el punto de que, en 2016, la productividad medida como cifra de negocios por empleado superó los 286.000 euros en este segmento empresarial. Por otro lado, la mejora en las condiciones financieras, tanto por la reducción de costes como por la mayor disponibilidad de crédito, provoca que se atempere la tendencia descendiente del endeudamiento. Así, el año 2013 marcó un punto de inflexión en los resultados empresariales, ya que a partir de ahí se recuperan las ratios de rentabilidad en todas las empresas, destacando el grupo de las medianas. De esta manera, la rentabilidad financiera (beneficio neto sobre fondos propios) alcanza un 8,8%, superando registros previos a la crisis, en tanto que la rentabilidad económica (beneficio antes de intereses e impuestos sobre activo) alcanzó máximos de la actual fase cíclica.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *