Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

Innovación, digitalización y competencia internacional, retos de las empresas familiares

Por   /   21 noviembre, 2018  /   Sin Comentarios

Las empresas familiares españolas deberán afrontar en los dos próximos años sobre todo tres grandes desafíos: la necesidad de innovar, la digitalización y la competencia internacional. Así lo detecta la “Encuesta Mundial de la Empresa Familiar 2018”, estudio que cada dos años elabora la consultora de servicios profesionales PwC y que para esta edición ha llevado a cabo entrevistas con 2.953 compañías familiares de todo el mundo, de las que 58 son españolas.

En concreto, el 74% de las consultadas en nuestro país (el 66% entre las de todo el mundo) consideran como gran reto para los inmediatos 24 meses la necesidad de innovar, en tanto que un 67% (el 44% en el global de empresas familiares del mundo) Digitalización e internacionalización, de Pixabaytambién apuntan a la digitalización y un 59% (38% de media mundial) a la competencia internacional.

No obstante, es preciso no olvidar otra serie de retos que también destacan tanto nuestras sociedades familiares como las del resto del planeta: la competencia en el interior del país, señalada por un 53% de las españolas y el 49% de media entre todas las naciones consultadas; el precio de la energía y de las materias primas (considerado por el 52% de nuestras sociedades familiares y por un 43% del conjunto de firmas entrevistadas proel estudio); el acceso a las correctas capacidades, cuestión de gran preocupación para un 50% de las compañías familiares de España y que alcanza al 60% entre las demás; el propio entorno económico, gran desafío a afrontar también según la mitad de las entidades familiares españolas y un 56% de las de todo el mundo; la profesionalización del negocio, reto complicado para un 48% de las firmas familiares españoles, así como para un 41% de las de otros países; el crecimiento de la inteligencia artificial y la robótica, prueba complicada para un 40% de las empresas familiares españolas (22% entre las de fuera de nuestras fronteras), y también figura como un gran reto la sucesión en un 38% de las empresas familiares españolas y en un 33% de las del conjunto de todo el mundo.

Lo cierto es que la investigación revela que las empresas familiares españolas empiezan a ser conscientes del impacto disruptivo de la digitalización. De hecho, un 29% de las mismas (más del doble que hace dos años) se confiesan hoy vulnerables a los efectos de desarrollo de las tecnologías digitales, si bien otro 57% afirman que se consideran “poco” vulnerables y un 7%, “nada” vulnerables. Y cuando se les pregunta qué tecnologías entienden que pueden suponer una mayor amenaza para sus negocios, el mayor número con diferencia de menciones entre los empresarios españoles se las lleva la inteligencia artificial (IA), quedando bastante por delante de otras como el “blockchain”, el “big data”, el “machine learning”, la impresión en 3D o a la conducción autónoma. Por eso, no es de extrañar que hasta un 60% de los empresarios familiares de nuestro país tengan previsto hacer avances y mejoras significativas en sus capacidades digitales en los próximos dos años, al margen de que un 59% dicen querer incorporar a profesionales con experiencia procedentes de fuera de sus compañías.

Con respecto a otro de sus principales desvelos, la competencia internacional, sobre todo porque las grandes multinacionales (Amazon, Google, etc.) están revolucionando la forma en la que se venden los productos, pero también porque otras más pequeñas (Uber, Airbnb…) están siendo capaces de trasformar determinados mercados, el documento de PwC pone de manifiesto que hay que tener en cuenta que el 81% de los empresarios familiares ya venden sus productos y servicios fuera de España y, en los próximos cinco años, tienen previsto aumentar entre el 37% y el 43% el peso las exportaciones en sus ingresos.

En cualquier caso, la realidad es que, aunque algo menos que sus homólogos internacionales, los empresarios familiares españoles son optimistas sobre la evolución de sus negocios: el 76% (el 84% entre los de todo el mundo) prevé un crecimiento de los ingresos de sus compañías en los próximos dos años, si bien apenas un 7% (el 16% de los mundiales) estima que vaya a ser un crecimiento rápido y agresivo. Para ello, el 62% de los negocios familiares españoles (el 49% de media mundial) cuentan con planes estratégicos a medio plazo formalizados. Un crecimiento que piensan financiar con una combinación de préstamos bancarios (72% de los empresarios) y de recursos internos (62%).

El estudio muestra además una serie de claras diferencias en la radiografía que examina de las compañías familiares españolas con respecto a las empresas familiares del resto del mundo. Así, por ejemplo: el 74% de los negocios familiares españoles (65% del resto) ya tienen a la próxima generación trabajando en la compañía; un 36% (15% entre las de todo el mundo) cuenta con planes de sucesión documentados y comunicados, y el 57% (igual porcentaje que entre todas las consultadas) espera pasar la gestión y/o la propiedad de la empresa a la próxima generación familiar; un 29% de nuestras firmas familiares tiene mujeres en sus consejos, un 27% en sus equipos directivos y un 26% en la próxima generación de familiares que ya trabaja en la compañía (por el 21%, el 24% y el 23% de global de compañías familiares consultadas en todo el mundo); para un 86% de los empresarios familiares nacionales (87% en el resto), su principal objetivo personal es atraer el mejor talento posible para el negocio y, para un 84% (80% de las de fuera de nuestras fronteras), también lo es aumentar la rentabilidad de la compañía; el 28% de los encuestados en España sienten que sus negocios son vulnerables a los ciberataques (40% en el mundo); y un 76%de los negocios familiares españoles coinciden en identificar como sus tres principales objetivos a largo plazo la protección del negocio como activo clave de la familia, el reparto de dividendos entre sus miembros y asegurarse que la compañía sigue en manos de la familia.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *