Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

La visión integrada de la “nube”, cuestión pendiente en las empresas españolas

Por   /   4 noviembre, 2016  /   Sin Comentarios

Para que las empresas hagan el mejor uso del “cloud” y sigan siendo relevantes en la era digital, tienen que aprender a colaborar con mayor eficacia. Sin embargo, el informe “IaaS: building a business that innovates”, llevado a cabo por la multinacional de soluciones de hardware y software empresarial Oracle, concluye que muchas organizaciones operan de modo contrario a la colaboración efectiva.

El estudio, en el que han participado 1.200 profesionales con capacidad de decisión sobre tecnología en medianas y grandes compañías de dieciséis países de Europa (España incluida), Integración en nube, de Pixabayademás de los estados del Golfo y Sudáfrica, pone de manifiesto que el 65% de los encuestados españoles asegura que las líneas de negocio y los equipos de TI deben colaborar para que el modelo “cloud” tenga éxito. Además, el 42% afirma que las “shadow TI” (adquisición de tecnología por parte de las líneas de negocio sin el conocimiento de los departamentos de TI) es una barrera significativa para la adopción de un enfoque integrado de “nube”, mientras que el 39% considera que la falta de comprensión por parte de los departamentos de la empresa en torno a la necesidad de contar con una “nube” integrada (con aplicaciones que compartan recursos) es uno de los actuales retos de infraestructura TI en el despliegue “cloud”.

En esa línea, la investigación de Oracle muestra que las mayores áreas de ineficiencia en el actual modelo de plataforma que están siendo usado por las compañías en España son la integración de los servicios utilizados (53%), el tiempo de despliegue (54%) y la mala integración de aplicaciones (51%), ya que todos ellos son perjudiciales para la innovación rápida y efectiva.

Por otra parte, los encuestados citan como barreras principales a la adopción de un enfoque integrado de “cloud” que permitiría una mejor colaboración sobre todo, además de a la gestión de las “shadow IT” (42%), a las infraestructuras divergentes (31%), al incremento de los riesgos de seguridad (41%), al aumento de los costes (23%) y a la necesidad de probar un retorno de la inversión (30%). Estos problemas se pueden atribuir, en parte, a que la infraestructura, que se ha vuelto demasiado rígida, confusa y compleja, lo que ha llevado a crear una organización que no responde, inconexa, donde las oportunidades para innovación se han perdido.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *