Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Emprendedores  >  Artículo actual

Emprender desde casa con equilibrio

Por   /   24 octubre, 2019  /   Sin Comentarios

Por Eva Rimbau, Experta en Recursos Humanos y Profesora Agregada de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC).

 

Muchos nuevos emprendedores comienzan su actividad desde su propio domicilio para evitar los costes que genera tener que alquilar o adquirir un local para la empresa. No obstante, tener la empresa en casa, especialmente si se vive en pareja o en familia, puede dificultar la compatibilidad entre la vida personal y la empresarial. Trabajo en casa, de PixabayDe ahí que, al respecto, conviene tener en cuenta una serie de claves esenciales para conseguir el equilibrio deseado.

  • Hablar con la familia

Si la empresa va a estar en casa, es importante considerar su impacto en la familia. Y en ese sentido, conviene hablar con los miembros de la familia para entender qué puede preocuparles y aclarar dudas. Por otro lado, el emprendedor deberá explicarles que, aunque esté en casa trabajando, no podrá estar disponible para hacer recados o tareas domésticas o para cuidar de los hijos pequeños. En definitiva, es recomendable que pida a la familia todo su apoyo y comprensión para que la empresa no se convierta en una fuente de tensiones familiares.

  • Separar la vida personal de la empresarial

Tener la empresa en casa tiene muchas ventajas, pero debe separarse el trabajo de la vida personal para asegurar tanto el bienestar como la eficiencia. Así, son puntos decisivos para lograrlo:

– Utilizar una habitación separada exclusivamente para el negocio.

– Establecer un horario de trabajo.

– Utilizar una habitación que esté justo en la entrada para recibir clientes en casa.

– Contratar ayuda para limpiar la casa o a un canguro que se ocupe de los hijos pequeños por unas horas.

  • Establecer rutinas que ayuden a llevar a cabo la vida empresarial y personal

Las rutinas que ayudan a centrarse en el trabajo y a ser más productivo son:

– Establecer un horario de trabajo regular, el que mejor convenga, pero que sea estable todos los días.

– Tomarse una determinada cantidad de pausas breves. Si no se respetan, uno se agota antes.

– Fijar reuniones con uno mismo, con los amigos y con la familia, y tomárselas tan en serio como si fueran con un cliente.

– Comenzar cada día de la misma forma.

  • ¿Qué hacer con los niños?

Cuando se trabaja en casa, los hijos reclaman la atención a menudo; y desde luego ellos realmente necesitan y merecen esa atención. Por eso debe buscarse cómo dársela y al mismo tiempo poder atender el negocio. Por ejemplo, una opción es dejarles dibujar en la oficina o asignarles tareas sencillas como doblar folletos informativos. Además, el emprendedor deberá reservarse también un tiempo para realizar exclusivamente actividades con ellos y buscar a alguien que los cuide en el horario en que suele ser más productivo.

  • Señales para detectar la adicción al trabajo

La adicción al trabajo es un peligro para los emprendedores que puede perjudicar su salud y las relaciones con los que le rodean. En esa línea, algunos síntomas para ponerse en alerta son:

– La familia y los amigos le dicen siempre que trabaja demasiado.

– Miente o disimula diciendo que no está trabajando, cuando en realidad sí lo está haciendo.

– Tiene problemas de salud relacionados con el estrés.

– La única forma en la que se siente bien es trabajando duro.

  • ¿Cómo superar la adicción al trabajo?

Si el emprendedor cree que ha desarrollado una adicción al trabajo, es recomendable aplicar las siguientes estrategias:

– Planificar pausas, tiempos de descanso y vacaciones, de la misma forma que si fueran reuniones de trabajo.

– Dejar que el contestador reciba los mensajes una vez haya finalizado la jornada o cuando esté descansando.

– Relacionarse con amigos y cultivar aficiones que no tengan nada que ver con el trabajo.

– Contratar un ayudante en quien delegar el trabajo menos importante.

  • Emprender con la pareja

Para el caso de que el trabajador se haya asociado con la pareja, existen una serie de claves para cuidar la relación al mismo tiempo que el negocio:

– Definir objetivos claros y asignar responsabilidades a cada uno.

– Poner por escrito los acuerdos más importantes, para evitar malentendidos.

– Animarse mutuamente a comunicarse de forma abierta, tanto sobre la relación como sobre el negocio.

– Y, muy importante, tratarse con respeto.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *