Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Claves para montar una pequeña empresa con presupuesto limitado

Por   /   24 enero, 2018  /   Sin Comentarios

Por Spotcap, Plataforma de créditos online para pymes y autónomos.

 

Para convertir la ambición emprendedora en un pequeño y próspero negocio no sólo es necesario lanzarse, sino también saber cómo explotar al máximo un presupuesto reducido.

En esa línea, hay media docena de pasos fundamentales a seguir a la hora de montar un pequeño negocio con un dinero limitado.

  1. Combina tus habilidades con las oportunidades del mercado

Empezar un negocio conlleva ser apasionado, pero también realista. De ese modo, combinar las capacidades de uno con las oportunidades actuales del mercado es esencial para no terminar en el mercado o en el camino equivocado. Prespuesto ajustado, de PixabayEsas habilidades suelen ser aquellas que hacen que tu familia o amigos se acuerden inmediatamente de ti cuando necesitan ayuda.

Por eso, tómate tu tiempo para conocer a tus clientes potenciales y construye tu negocio sobre sus necesidades y sus gustos. A menudo, las mejores oportunidades del mercado surgen de cosas que la gente no quiere hacer por sí misma pero pagarían a alguien por hacerlas, como jardinería, limpieza, reservas, etc.

  1. Impulsa tu negocio con el asesoramiento gratuito de un experto

Un “business plan” sólido podrá orientar tu negocio al éxito desde la fase inicial, y desde luego convertir tu idea en un “business plan” te permitirá probar su funcionamiento.

Hay que tener en cuenta que las distintas administraciones nacionales, autonómicas y locales, así como numerosas asociaciones, ofrecen asesoramiento gratuito a emprendedores. Incluso los empresarios más exitosos, como el joven emprendedor que desarrolló la app Snapchat, Evan Spiegel, reconocen lo enriquecedor que resulta que alguien aporte una perspectiva diferente de las cosas.

Además, si diriges la empresa tú solo, encuentra a alguien que pueda estudiar tu negocio de forma objetiva para que pueda indicarte posibles debilidades y subrayarte las fortalezas. Siempre es buena idea hablar con gente que no está de acuerdo contigo. 

  1. Céntrate en los ingresos

A partir de ahora, todo se trata de dinero. Eso suena un poco simple, pero muchas de las empresas digitales más importantes empezaron sin una estrategia de monetización clara. Twitter, Facebook e Instagram son sólo algunos ejemplos, pero hay muchas otras empresas que construyen bases de usuarios a los que ofrecen servicios gratuitos, esperando que éstas cobren relevancia y se conviertan en una fuente lucrativa de ingresos.

Si quieres empezar un pequeño negocio con un presupuesto limitado, deberás ganar dinero desde el primer día. De modo que calcula tus gastos y clasifícalos. Y eso sí, asigna determinados gastos a las diferentes fases que atravesará tu empresa, y de esta manera podrás controlar un poco mejor su impacto en tu negocio.

  1. El secreto de la financiación está en la masa

Si ya no tienes dudas sobre el poder de tu producto y el interés que suscitará, échale un ojo a páginas web como Kickstarter e Indiegogo para comenzar una campaña de “crowdfunding”. Y empieza con una campaña que dé confianza a tu proyecto y cuyo objetivo sea ganarte al público que más interesa a tu negocio. El “crowdfunding” permite que un amplio número de inversores pueda acercarse al mundo emprendedor casi de forma directa sin apenas restricciones.

Pero si tu empresa ya está más o menos establecida, entonces también puedes buscar otras oportunidades de financiación para invertir de forma estratégica. Las plataformas de crédito online ofrecen a menudo el acceso a financiación en pocas horas y están dirigidas a responder a las necesidades de pequeñas empresas específicamente.

  1. Pon tus gastos a dieta

Alquilar una oficina estupenda con todo tipo de lujos no se te debería pasar por la cabeza, y empezar trabajando desde casa debería ser el primer paso. Tampoco alquiles el cuchitril más barato que te encuentres, y luego compara siempre los gastos que incluye, identifica los aspectos en los que puedes recortar un poco y busca alternativas.

Con todo ello, haz ajustes según lo que necesites, especialmente cuando te des cuenta de que estás gastando más dinero del que te permite tu presupuesto. Y además, intenta optimizar los plazos de los pagos con proveedores y negocia con ellos para obtener mejores ventajas.

  1. Corre la voz

Para conseguir que tu marca se vaya conociendo, nada mejor que el apoyo de tu familia y amigos para ayudarte con el boca a boca.

Por otra parte, si tienes poco dinero para invertir en marketing, tu negocio necesitará estar visible online para recibir los primeros encargos de los clientes. Para ello, lanza tus campañas en las redes sociales como Facebook, Twitter o LinkedIn, donde podrás difundir tu marca casi de forma gratuita. Así podrás empezar. Además, intenta contactar con un par de periodistas regionales, blogueros u otras personas con influencia para aumentar la visibilidad de tu empresa.

Junto a lo anterior, organizar reuniones gratuitas para presentar tu producto es otra buena forma de convencer a tus clientes potenciales. Y en el caso de mercados pequeños, aliarse con la competencia también puede ser una buena manera de empezar el negocio.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *