Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

España, un país de emprendedores cada vez más convencidos de serlo

Por   /   15 septiembre, 2020  /   Sin Comentarios

Apostar por el emprendimiento como vía laboral para alcanzar éxito profesional en línea con el sentimiento vocacional es una elección en pleno auge; y en esa línea, parece que, en España, ser emprendedor engancha. Así lo detecta al menos la séptima edición del “Mapa del Emprendimiento 2020”, informe llevado a cabo por la plataforma de encuentros con emprendedores Spain Startup tras analizar 1.800 proyectos de los 3.800 presentados a la Startup Competition, Creación de startups, de Pixabaycertamen global de startups que se desarrollará entre el 6 y el 8 de octubre durante la celebración del South Summit.

El documento pone de manifiesto que el 63% de los “startuperos” españoles lo son en serie, es decir, son recurrentes, al haber creado al menos dos startups. Así, se trata de la cifra más alta de emprendedores que responden a este perfil en nuestro país desde que se empezó a elaborar este informe hace ya siete años. Una situación por tanto similar a la del resto de ecosistemas, como el europeo (65%), el asiático (59%), el de EEUU y Canadá (66%) y, por encima de todos, Latam (74%). Tanto es así, que un 44% de los emprendedores en serie en España había lanzado más de dos proyectos antes de su startup actual y un 8% incluso ha puesto en marcha más de cuatro.

En esa línea, la mitad (49%) de los emprendedores en serie lo son por vocación, frente a un 30% que lo son por oportunidad. Por su parte, entre los emprendedores noveles, es decir, aquellos que por ahora solo han desarrollado un proyecto, resultan bastante similares ambos impulsos, con un 37% que dicen haberlo hecho por vocación y un 34% que lo han hecho al detectar una oportunidad, resultando en cualquier caso las dos motivaciones esenciales para ambos perfiles a la hora de emprender.

En paralelo, el estudio revela que solo un 1% de los emprendedores estaba en desempleo antes de crear su proyecto, lo que parece significar que en España no se emprende básicamente por necesidad, pues lo cierto es que la mitad de los actuales emprendedores trabajaba antes por cuenta ajena en otra empresa y un 7% eran “freelances”. Es más, la startup comienza a ser también una escuela de emprendedores, ya que un 5% de los “startuperos” en activo se ocupaba como empleado en una startup y 30% eran ya fundadores de una y, tras conocer el ecosistema, decidieron poner en marcha su propio proyecto.

Todo ello viene a confirmar que buena parte de los emprendedores cuentan con una dilatada experiencia profesional antes de desarrollar una startup (su edad media se mantiene en los 34 años) e igualmente con una alta cualificación (la inmensa mayoría cuenta con titulación universitaria y de postgrado, principalmente en áreas técnicas o STEM). A esto hay que sumar que un 14% de los emprendedores en España cuenta con la máxima formación, un PHD, un perfil que se suele decantar por la creación de proyectos innovadores, sobre todo en áreas como salud (40%), proyectos B2B y de digitalización (15%), energía (9%) y transporte o logística (9%).

El informe revela así mismo que la experiencia como emprendedores de buena parte de los encuestados les ha llevado a cosechar su mayor éxito profesional, hasta el punto de que, por ejemplo, un 18% de los emprendedores en serie ya ha conseguido vender algún proyecto anterior. Además, en paralelo, las probabilidades de fracaso disminuyen a medida que se crean startups, pues si con un solo proyecto a sus espaldas el índice de fracaso es del 56%, disminuye al 12% cuando se llevan tres proyectos y al 8% con cuatro o más startups creadas. En cualquier caso, el fracaso forma parte del propio aprendizaje de los emprendedores en serie: un 54% asegura haber tenido al menos una startup que no funcionó.

Por otro lado, la investigación muestra que el ecosistema emprendedor se consolida día a día en nuestro país, hasta el punto de que las startups españolas ya suman de media 2,5 años de vida, a la vez que crece el porcentaje de “scaleups”, es decir, de proyectos con modelos de negocio muy consolidados y en la fase de mayor desarrollo, que han registrado un crecimiento medio de la facturación o de empleados del 20% anual en un período de tres años. Así, España ya cuenta con un 15% de “scaleups” y se posiciona al nivel de otros ecosistemas emprendedores de referencia mundial al respecto, como Europa (14%), Asia (15%), EE.UU. y Canadá (16%), todos ellos muy por debajo, no obstante, de Latam, donde llega a un 26%.

Y en ese mismo sentido de consolidación del ecosistema emprendedor de nuestro país, es preciso reseñar que un 76% de las startups cuenta con entre 2 y 10 empleados, un 30% más que en 2019, al margen de que, para 2021, un 66% de proyectos afirma que quiere contratar a nuevos profesionales en sus equipos, gracias a las nuevas necesidades de empleo digital que demanda el mercado actual, para el que las startups están preparadas por su propia estructura.

Eso sí, entre los principales retos que debe afrontar el ecosistema emprendedor español sigue figurando principalmente la profesionalización de la financiación, que permitirá también mejorar el ebitda. No hay que olvidar que las startups españolas siguen recurriendo a financiación principalmente de familiares y amigos o a fondos propios, aunque mejora la tendencia a formas de financiación más profesionales. Y por lo que respecta a las áreas de regulación que necesitan optimizarse, los emprendedores españoles apuntan ante todo a la regulación fiscal para startups (67%) y desde luego al acceso a financiación (74%), una opinión que coincide en cualquier geografía.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *