Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Evolución positiva de las empresas en su compromiso con las personas

Por   /   28 noviembre, 2019  /   Sin Comentarios

Según concluye la segunda edición del “Informe del Barómetro del Factor Humano”, se detecta una evolución positiva por parte de las empresas y organizaciones en su compromiso con los trabajadores, especialmente en términos de transparencia, corresponsabilidad en las relaciones laborales y en el desarrollo y empleabilidad del talento existente en las organizaciones.

El estudio, elaborado por la Fundació Factor Humà tras analizar la dinámica al respecto entre septiembre de 2018 y 2019 de 110 compañías con una plantilla conjunta de 194.000 empleados , advierte, no obstante, de que hay todavía campos donde las empresas necesitan focalizarse de cara al futuro, Relación empresa-empleados, de Pixabaysobre todo en lo referente a flexibilidad y conciliación de la vida laboral y personal, en innovación y en ética.

De esa forma, en concreto, en una apuesta clara por el desarrollo del talento y la empleabilidad del mismo, hasta un 69% de las organizaciones asegura disponer de un plan de formación y otro 19% lo ha comenzado a desarrollar, y también el 50% de las sociedades están llevando a cabo programas de mentoría y promoción interna, generando motivación y posibilidades de crecimiento dentro de la misma empresa. Por otro lado, como parte del fomento de la transparencia, la comunicación y la participación dentro de la organización, también un 69% de las firmas consultadas (otro 21% los han comenzado a implantar) cuenta con espacios de uso común para el intercambio, la relajación y la liberación del estrés tales como salas de descanso, cocinas u “offices”. E igualmente se constata que la evolución en materia de igualdad es bastante positiva, como muestra el hecho de que actualmente el 63% de las organizaciones ya dispone de mecanismos para garantizar una relación de igualdad en la remuneración total entre hombres y mujeres en las diferentes categorías laborales. Además, en cuanto al ámbito de la diversidad, e independientemente de su dimensión, el 62% de las organizaciones incluye en su plantilla a personas en riesgo de exclusión laboral.

En esa línea positiva, es preciso poner de manifiesto asimismo que un 87% de las entidades dispone de un marco laboral estable con convenios que regulan las condiciones de trabajo. Además, un 62% apuesta por generar diálogo interno a través de espacios de negociación en el ámbito de las relaciones laborales y el 63% de las compañías hace uso (otro 27% lo empieza a hacer) de los sistemas de conciliación, mediación o arbitraje laboral en posibles conflictos de trabajo, evitando así, en la medida de lo posible, la intervención judicial.

Por el contrario, la innovación es un campo en el que queda mucho por hacer a las empresas, ya que, aunque el 41% de las mismas tiene destinado un presupuesto específico para desarrollar proyectos de innovación, lo cierto es que nada menos que un 62% todavía no dispone de una memoria anual que indique el impacto de la innovación y su gestión en la compañía. Y en relación a la conciliación y la flexibilidad, hay que subrayar que apenas un 18% tiene completamente implementadas acciones de información o formación destinadas a potenciar la corresponsabilidad de hombres y mujeres en la esfera familiar y de cuidado, al margen de que, en este mismo sentido, se puede hablar de la falta de programas de teletrabajo, ya que la mitad de las firmas aún no los tiene a disposición de la plantilla. Además, un 60% de las empresas no cuenta con programas de ayudas sociales en aspectos como, por ejemplo, becas para estudios, ayudas escolares o complementos por incapacidad laboral temporal, y tampoco en la mitad de firmas sondeadas hay establecidos programas de apoyo a la resolución de problemas de tipo personal, profesional, doméstico o familiar.

Y en sentido también en sentido negativo hay que inscribir las iniciativas de tipo ético, pues un 44% de las compañías todavía no dispone de certificaciones de gestión ética y responsable ni lleva a cabo acciones de mejora a partir de certificadores externos (por ejemplo, SGE21, IQNet SR 10, EFR…), al margen de que el 43% de las organizaciones no realiza acciones de formación ética entre las personas de la dirección o entre los equipos en general.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *