Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Vivir/ Ocio  >  Cultura  >  Artículo actual

Lerma, con “Las Edades del Hombre”

Por   /   31 julio, 2019  /   Sin Comentarios

Convento de Santa Teresa en Lerma, de OpenPor Enrique Sancho, director de Open Comunicación, compañía especializada en comunicación y marketing.
Fotos: Carmen Cespedosa.

 

Se puede creer en ellos o no, pero han sido los protagonistas de la Historia (al menos de la Historia Sagrada) desde hace milenios. Porque fue un ángel quien expulsó a Adán y Eva de Paraíso o quien detuvo la mano de Abraham cuando se disponía a degollar a su hijo Isaac por mandato divino. También fue un ángel quien tranquilizó a José cuando supo que María estaba embarazada y no era obra suya, y otro quien se lo comunicó a ella. Asimismo fueron algunos ángeles los primeros espectadores del nacimiento de Jesús, e igualmente quienes le acompañaron a Egipto y quienes estuvieron presentes en la vida, muerte, resurrección y ascensión de Cristo. Y, por supuesto, son esos que nos acompañan todos los días, a nuestra derecha, claro, guardándonos de todo mal… al menos a algunos. Siempre han sido los protagonistas absolutos.

Y, sin embargo, han sido necesarias 24 exposiciones, 31 años y más de 11 millones de visitantes para que “Las Edades del Hombre” los eligieran como protagonistas de su nueva exposición “Angeli”, Exposición de ángeles, de Openque se puede visitar en Lerma desde abril y hasta noviembre.

Desde luego, han tenido dónde elegir: el patrimonio artístico religioso de Castilla y León es inmenso, pues se estima en unas 400.000 obras. Pero ahora son 90 piezas con más de 300 ángeles (268 son buenos y el resto demonios y expresiones del mal) las que se exponen en Lerma (Burgos), un lugar perfecto para disfrutar de la muestra y acercarse a una tierra con un pasado interesante, cargado de historia, cuna de Castilla y con atractivos terrenales que seducen a los menos espirituales. En cualquier caso, la imagen del cartel de la exposición es obra del artista Eduardo Palacios y nada tiene que ver con los ángeles, sino que es de una imagen real y cercana de una preciosa niña que bien pudiera formar parte de nuestras vidas y que representa algunas de las cualidades que popularmente atribuimos a los ángeles.

Tres sedes de exposición

Lerma acoge la muestra “Angeli” en tres sedes: la primitiva parroquia, donde se proyecta un audiovisual introductorio un tanto confuso; la colegiata gótico-renacentista, donde está la parte más destacada de la exposición, y el vacío y austero Convento de las Clarisas, en realidad llamado Monasterio de la Ascensión de Nuestro Señor, del mismo estilo herreriano que el vecino palacio del Duque de Lerma, reconvertido hoy en Parador de Turismo. Y así, pese a la profusión de obras de arte y paneles explicativos, sede de Angeli, de Openlo cierto es que las exposiciones permiten admirar entre capiteles y altares obras de El Greco, Luca Giordano, Juan de Juni, Fernando Gallardo, Gil de Siloé, Gregorio Fernández o de deliciosos y numerosos autores anónimos.

La realidad es que el tema elegido es apasionante y universal, ya que los ángeles forman parte de todas las culturas, desde los griegos y mesopotámicos, en las que se inspiraría el judaísmo y el cristianismo, hasta las sectas más actuales. Sin embargo, “Angeli” se centra en el mundo bíblico, sin entrar en matices, como las nueve categorías de ángeles y querubines, aunque sí se da espacio (tal vez la parte más atractiva de la exposición) a los demonios, la sombra, los ángeles desterrados, siempre desnudos y sin alas. Aunque hay que destacar desde luego especialmente varias de las esculturas dedicadas a los arcángeles Gabriel, Rafael y Miguel en su lucha contra los demonios. El bien y el mal juntos, pero no revueltos.

Personajes históricos

En cualquier caso, el viaje a contemplar esta muestra permite una gran oportunidad turística para visitar esta villa de Lerma, donde el valido de Felipe III, Francisco de Sandoval y Rojas, Duque de Lerma, llegó a gobernar medio mundo, urbanizó y embellezó la ciudad, atrajo órdenes y conventos y manejó a su antojo bienes y haciendas propias y ajenas, Duque de Lerma, de Openhasta que, temiendo ser juzgado por malversación a la muerte del rey, decidió conseguirse una inmunidad (ya entonces se hacían esas cosas) haciéndose nombrar cardenal, lo que inspiró la sagaz sabiduría popular con la conocida copla: “Para no morir ahorcado / el mayor ladrón de España / se vistió de colorado”.

Eso sí, no es el único personaje célebre en Lerma. Otro villano, o héroe, según cómo se mire, fue el cura Merino (no confundir con el activista liberal, conocido por haber llevado a cabo un atentado fallido contra la reina Isabel II en 1852), que se enfrentó a Napoleón y aprovechó el trazado de las viejas bodegas subterráneas que trufan el pueblo para convertirlas en refugios o caminos para sorprender a los gabachos. Y también es célebre José Zorrilla, autor del “Don Juan Tenorio”, que venía de joven a pasar los veranos en casa de su tío y se enamoró de una moza que le dio calabazas, aunque no es seguro que se tratara de la novicia doña Inés, a la que dedicó el célebre verso: “No es verdad, ángel de amor…”, que hoy ilustra en forma de graffiti una de las paredes vecinas de la Colegiata.

Asimismo, anduvo por aquí el conde Fernán González, que vencería a los moros en la decisiva batalla de Carazo y, agradecido, fundó el monasterio de San Pedro de Arlanza. Con el tiempo, uno de sus monjes escribiría el “Poema de Fernán González”, códice del Mester de Clerecía hoy custodiado en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y monumento literario de la lengua. De hecho, el conde fue enterrado en el monasterio, pero, tras “La Desamortización” (1835), su sepulcro fue trasladado a Palacio Ducal de Lerma, de Open y el cenobio quedó abandonado.

Placeres terrenales

Y ya puestos en los temas terrenales, no es mal lugar Lerma, que se yergue coqueta sobre un cerro a la orilla del río Arlanza y presenta uno de los conjuntos herrerianos únicos en el mundo. De los tiempos del Duque de Lerma se conservan el Palacio Ducal, la Colegiata, cinco conventos, la Plaza Mayor (una de las más grandes de España), el mirador de los Arcos, pasadizos, un humilladero, etc. Pero también quedan construcciones de origen medieval, como el Arco de la Cárcel y el puente sobre el río Arlanza. Y además también es preciso tener en cuenta sus espacios protegidos, como la Ribera del Arlanza y afluentes y los Sabinares del Arlanza, sin olvidar su deliciosa gastronomía: el lechazo asado, la morcilla y el chorizo de Burgos y el vino Arlanza.

Así, a los amantes del buen comer les gustará saber también que cerca de una veintena de restaurantes de la zona han creado el menú “Edades”, que apuesta por productos agroalimentarios propios de la zona. Por ejemplo, en el Asador Los Caracoles de Lerma, se incluye, por 33 euros: chorizo de Lerma, norcilla de Lerma, ensalada, lechazo asado, postres caseros y vino tinto Lerma crianza D.O.Arlanza. Asador Los Caracoles en Lerma, de OpenUna propuesta que se enmarca dentro de la “Tarjeta Turística Las Edades del Hombre”, que ofrece ventajas y descuentos en 110 servicios turísticos de las localidades del entorno de Lerma.

Tierras de Burgos

Porque hay que tener presente que hay varios complementos perfectos de la visita a Lerma. Y uno de ellos es desde luego Covarrubias, que ha remozado y peatonalizado su casco histórico y figura en el club de “Pueblos más bonitos de España” y cuyo claustro acaba de ser acondicionado como parte del museo parroquial, en el que destaca el tríptico flamenco “La adoración de los Magos”, una joya de gran belleza. Mientras, su colegiata gótica reúne tantos enterramientos que el rey Alfonso XIII la llamó “Panteón real”.

Y no muy lejos está Santo Domingo de Silos, con un monasterio cuyo claustro es una joya del románico por sus capiteles y relieves de gran pureza y muy bien conservados y por el que deambulan, cuando no hay turistas, algunos de los 30 monjes que todavía lo habitan y a los que se puede escuchar con sus cantos gregorianos (en medio del claustro, se encuentra el ciprés al cual dedicó Gerardo Diego su célebre soneto “Enhiesto surtidor de sombra y sueño…”). Y siguiendo en este monasterio, junto a la botica medieval pueden verse el refectorio y otras estancias que acaban de ser remodeladas como museo, Monasterio de Silos, de Opene incluso una de las salas acoge este año pinturas de Antonio López, ejercicios de un taller de pintura que, por su espiritualidad, forman parte de la exposición de “Las Edades del Hombre”.

Aquí cerca está también Caleruega, donde nació Domingo de Guzmán (no confundir con el de Silos), una figura gigante para la historia de Europa que fundó la Orden de Predicadores (los dominicos) y dio ejemplo predicando en el Languedoc francés contra los cátaros o albigenses. Por eso, cuando se fundó la Inquisición para reprimir aquella herejía, se encomendó su labor a la orden dominica. Porque lo cierto es que la temible Santa Inquisición debutó en Francia, y a Castilla no llegaría hasta dos siglos después, aunque los españoles tengamos la (mala) fama.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *