Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Comercio  >  Artículo actual

La economía mundial crece más débilmente de lo previsto

Por   /   10 junio, 2015  /   Sin Comentarios

Frente a los primeros pronósticos para 2015 de hace seis meses, y a pesar de los bajos precios del petróleo, el crecimiento económico mundial está mostrando una debilidad mayor de la esperada, según recoge el último “Economic Outlook”, elaborado por la aseguradora de crédito interior y a la exportación Crédito y Caución. De hecho, se prevé que el crecimiento económico mundial permanezca en el 2,7%, una tasa plana en relación a 2014.

Crecimiento económico, de PixabayDe esta manera, parece que se vuelve a una nueva normalidad de tasas de crecimiento más modestas, desde una perspectiva histórica. Un cambio que, según este informe, afectaría tanto a los mercados avanzados como a los emergentes, debido a cambios estructurales como el envejecimiento de la población, la desaceleración en la aplicación de las nuevas tecnologías y la caída de las inversiones.

No obstante, lo cierto es que el crecimiento económico en los mercados avanzados ha ganado fuerza, especialmente la zona euro, que tiene unas expectativas de crecimiento económico del 1,5% para 2015, con lo que supera la recesión y experimenta una mejora de sus condiciones, y además con todos los estados miembros retornando a cifras positivas de crecimiento y aumentos de la confianza del consumidor. Y es que la economía europea se beneficia de los estímulos del Banco Central Europeo, de la baja inflación y de un euro barato, al margen de que su recuperación también ha resistido hasta ahora la incertidumbre renovada sobre la deuda griega y su lugar en la unión monetaria. Y, al margen de la zona euro, también tanto Estados Unidos como Reino Unido continúan experimentando una expansión económica sólida, aunque moderada en la primera parte del año.

En cuanto a los mercados emergentes, donde ya en 2014 se desaceleró el crecimiento, se espera que disminuya aún más en 2015. Así, la región de Europa del Este, afectada por los riesgos geopolíticos y la recesión de Rusia y Ucrania, mostrará un decrecimiento del -0,4%, en tanto que Latinoamérica, muy perjudicada por los bajos precios de los productos básicos y las materias primas, mostrará un discreto crecimiento del 0,5% (sus tres economías más grandes, Brasil, Argentina y Venezuela, se contraerán en 2015). Y en Asia, también la economía china continuará desacelerándose. En cualquier caso, conviene destacar que, en estas tres regiones emergentes, hay muchos países que cuentan con marcos políticos sólidos y que continuarán creciendo con fuerza.

La cuestión es que, en esta línea general de bajo crecimiento, se espera que la evolución del comercio mundial se limite al 3,3% en 2015, bastante inferior en comparación con las tasas anteriores a 2007. Y es que el crecimiento del comercio sufre de un cambio en la estructura global de la cadena de suministro, aunque podría verse impulsado en los próximos años por varios acuerdos regionales en negociación, como el tratado transatlántico entre Estados Unidos y la Unión Europea o el transpacífico con Asia.

Por todo ello, el entorno de negocio sigue siendo difícil, con empeoramientos de los niveles de insolvencia en mercados clave para la exportación española como Francia o Italia, en tanto que, en la zona euro, a pesar de que las insolvencias caerán un 7%, las condiciones seguirán siendo complejas, con niveles todavía un 87% por encima de 2007. Sin embargo, no hay que olvidar que muchos de los mercados emergentes más importantes, como Brasil, Rusia y China, sufrirán un aumento de las insolvencias.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *