Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

ESADE prevé un crecimiento de la economía española del 2% para este 2015

Por   /   17 marzo, 2015  /   Sin Comentarios

Aunque amenazado por el estancamiento de la economía europea, que apenas crecerá un 1% en 2015, y sobre la que se cierne la amenaza de una tercera recesión, el “Informe Económico y Financiero” del primer semestre de 2015 de la escuela de negocios ESADE estima un crecimiento de la economía española para el conjunto de este año del 2%. 

Este aumento viene dado por unas condiciones de financiación más favorables, la bajada de la prima de riesgo, el ligero aumento en el consumo de las familias, la creación neta de puestos de trabajo la disminución del coste de las materias primas y, desde luego, especialmente, del petróleo. 

Crecimiento en mercado nacional, de Free DownloadNo obstante también es cierto que el estudio, además de la amenaza europea, pone de manifiesto que existen distintos factores que podrían ralentizar la recuperación; básicamente, el elevado endeudamiento de familias y empresas, que  sigue siendo muy alto, y la elevada tasa de paro. 

En ese sentido, para evitar que estos factores impidan seguir a España por la senda del crecimiento, el informe señala cuatro acciones fundamentales: ayudas a la reducción de la deuda de las empresas, reformas adicionales en el mercado laboral, la mejora de las condiciones de financiación a empresas y particulares, y la capitalización adicional del sector financiero.

En el primero de los casos, el de la reducción de la deuda de las empresas, ESADE sugiere, además de las medidas ya tomadas por el Gobierno, la creación de políticas adicionales como la creación de nuevos acuerdos de reestructuración y una mayor implicación de las instituciones públicas, que podrían convertirse ellas mismas en acreedoras de estas empresas. En cuanto al empleo, si bien la reforma laboral de 2012 ha permitido la creación de empleo neto con tasas de crecimiento del PIB inferiores al 2%, el estudio insiste en la necesidad de superar el escenario dual anterior a la crisis reduciendo la fiscalidad que actualmente agrava los contratos indefinidos y estableciendo un contrato único. En cuanto al problema de la financiación, si bien en 2014 las condiciones financieras mejoraron y disminuyó el ritmo en el descenso del crédito a las familias, el volumen de operaciones de empresas de gran tamaño descendió y los tipos de interés se mantuvieron demasiado elevados comparados con los que se pagaron en los países del núcleo de la zona euro. Esta bonanza en términos relativos vino derivada de una mejora en el sistema financiero, avalado por la superación de los test de estrés del BCE y por las inyecciones de capital en las entidades nacionalizadas y las restricciones al reparto de dividendos y la disminución de activos con riesgos en las no nacionalizadas. Finalmente, los expertos de ESADE insisten en que, para que fluya el crédito hacia las familias y empresas, el mismo debe abaratarse y las entidades financieras aumentar sus ratios de capital; y no mediante la reducción de créditos, sino a través de la emisión de bonos y la reducción de sus costes operativos. 

En cualquier caso, el “Informe Económico y Financiero” de ESADE aboga por un incremento de la competitividad basado en el crecimiento de la productividad. 

Fuera de España, y al margen del ya citado aumento del 1% previsto para Europa, la investigación sitúa el crecimiento de la economía global en una tasa superior al 3% para 2015, como ya ocurriera en 2013 y 2014, pero sin alcanzar los niveles previos a la crisis. En esa línea, las economías desarrolladas crecerán un 2,5%, mientras que las emergentes registrarán un crecimiento superior al 5%. 

Así, entre las economías desarrolladas, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido van a crecer con fuerza, fundamentalmente por el descenso del precio del petróleo y las políticas monetarias (como las implementadas por la Reserva Federal la FED, y el Banco de Inglaterra) y la flexibilización de los ajustes fiscales. Aunque, entre los riesgos, el estudio reseña las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y el crecimiento del conflicto en Ucrania. 

En lo que respecta a China, que creció un 7,5% en 2014, es previsible que las reformas necesarias para una evolución más sostenible de la economía moderarán este crecimiento en 2015, si bien sin caer por debajo del 7%. Y con relación a la economía japonesa, que creció un 0,5% en 2014, lo hará algo por encima del 1% en 2015, lo cual la mantendrá en el estancamiento que lleva experimentando más de dos décadas.

Imagen cortesía de tungphoto / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *