Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Emprendedores  >  Artículo actual

Posibilidades a la hora de crear una tienda online

Por   /   8 mayo, 2019  /   Sin Comentarios

Por Strato, Firma especializada en soluciones de hosting, alojamiento web y operativa de e-commerce.

 

Ante la opción de comenzar un proyecto de comercio electrónico, siempre será bueno seguir los siguientes consejos que ayudarán a evitar los peligros que pueden surgir al dar los primeros pasos en el mundo del e-commerce.

  • 1. Conviene evitar los mercados saturados

Solo aquellos vendedores que conozcan bien su mercado conseguirán adentrarse con éxito en el comercio electrónico. De manera que antes de poder publicar sus productos en la Red, deberían comprobar su demanda en el mercado. Esto se puede hacer, por ejemplo, con una búsqueda en Google. Así, si un comerciante desea vender chaquetas, descubrirá la situación y oferta de su competencia si busca “chaquetas tienda online”. Creación de tienda online, de StratoY los resultados proporcionan una buena imagen de la competencia para decidir si merece o no la pena adentrarse en un mercado en concreto.

No obstante, hay que tener en cuenta que, como la competencia en la Red ya es muy grande, los vendedores online deberían especializarse y buscar nichos de mercado. Por eso, en lugar de crear la enésima tienda de abrigos de invierno, por ejemplo, la venta de cazadoras para ciclistas puede ofrecer mejores posibilidades de abrirse paso en el reñido mercado del e-commerce.

  • 2. No hay que precipitarse a la hora de elegir el sistema de tienda online

La elección de un sistema de tienda online también entraña sus peligros. En este sentido, todo vendedor debería dedicar cierto tiempo a comprobar con precisión sus necesidades. En cualquier caso, una tienda online se puede crear principalmente de tres maneras: se puede alquilar la tienda, registrarse en una plataforma online, o gestionar un sistema de tienda propio.

En ese sentido, los vendedores que no tengan conocimientos de programación y dispongan de poco presupuesto deberían apostar por soluciones de alquiler. De esta manera pueden concentrarse plenamente en las ventas. Con los modelos de alquiler, los vendedores alquilan una aplicación de tienda que ofrece normalmente un proveedor de hosting y suele tratarse de un sistema modular seguro y sencillo de utilizar que el administrador de la tienda puede gestionar fácilmente desde Internet. De esa forma, las soluciones de alquiler tienen un coste fijo mensual y el proveedor se suele encargar de toda la parte técnica, por ejemplo, las actualizaciones.

Por otro lado, las plataformas online son más adecuadas para vendedores con una gama de productos no muy grande y como complemento para las tiendas de alquiler o el sistema autogestionado. El uso de plataformas o “markets places” como eBay o Amazon permite disfrutar de la popularidad y del gran número de clientes que tienen estas plataformas. Sin embargo, puede resultar un poco caro, ya que enseguida se generan costes de cientos de euros al año. Eso sí, al igual que en el modelo de alquiler, el proveedor de la plataforma online se encarga del mantenimiento y de las actualizaciones.

Finalmente, la tienda online autogestionada es más adecuada sobre todo para vendedores con conocimientos de programación o con un presupuesto económico mayor: si no disponen de conocimientos informáticos, deberán recurrir a servicios y/o profesionales externos para la programación, el mantenimiento y la ejecución de actualizaciones de la tienda. Autogestionar significa instalar y mantener un software de tienda online en el espacio web de un paquete de “hosting” o en un servidor. Por el software normalmente se paga un coste único de licencia, en caso de no utilizar una solución de código abierto, y a ello hay que sumar el coste mensual del paquete de “hosting” o del servidor.

  • 3. No hay que olvidar los aspectos legales

En cualquier caso, tanto si alquilan como si gestionan ellos mismos su tienda online, los comerciantes deben saber que existen numerosas aspectos legales a considerar. Por ello, deben tener siempre bajo control la legalidad de su tienda online. En concreto, un aviso legal, información detallada de producto y la posibilidad de revocación son muy importantes para evitar sanciones. El aviso legal indica quién es el responsable de la página web y debe garantizar una toma de contacto rápida. Desde luego es necesario indicar el nombre y la forma jurídica de la tienda, la dirección, el número de teléfono y el correo electrónico, y también hay que indicar el CIF/NIF entre otros datos. Por otro lado, ya durante la compra online, el cliente debe visualizar información de producto detallada, pues no puede ver el artículo antes de comprarlo. Por ello, conviene mostrar los productos en detalle, con buenas imágenes, precios e información de envío, aunque también es obligatorio añadir un botón de pedido y un resumen del pedido claro (las tiendas de alquiler ya tienen en cuenta estas cuestiones). Por último, los vendedores están obligados a ofrecer a los clientes un formulario de revocación para descargar; y si el cliente no desea conservar su artículo y quiere anular el contrato, puede hacerlo por e-mail, fax, correo postal o teléfono.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *