Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Errores de algunas pymes ante el comercio electrónico

Por   /   18 septiembre, 2020  /   Sin Comentarios

Por Datisa, Firma especializada en soluciones de gestión empresarial para pymes.

 

Teniendo en cuenta que la actividad comercial lleva siglos perfeccionándose, no es de extrañar que la apenas docena de años década de vida real del e-commerce exija la realización de determinados ajustes en la aproximación que cada empresa realiza a este modelo de negocio. No obstante, el ritmo de evolución que impone el nuevo escenario exige tomar Abrir tienda online, de Pixabayconciencia de las necesidades de esta forma de comercialización que implica la participación de todas las áreas de la organización.

La realidad es que, fruto de la inexperiencia y de la escasa reflexión, algunas pymes cometen el error de poner en marcha su tienda online pensando más en una cuestión de imagen y/o estrategia de marketing que en el lanzamiento ordenado de una nueva línea de negocio. Hay que tener en cuenta que, para algunas compañías, lo importante es impactar en el cliente y que el producto se venda, da igual si es a través del comercio convencional o a través de la Red. Y por otra parte, otras empresas, especialmente las que cuentan con un modelo de negocio que funciona en el entorno tradicional, deciden asomarse al mundo virtual con un plan poco ambicioso para probar y ver qué pasa.

Ambos planteamientos, siendo respetables, no parten de la base de que lo cierto es que se está abriendo un nuevo canal de ingresos para la organización y que, por lo tanto, el mismo deberá contar con las herramientas necesarias para controlar su rentabilidad y desarrollarse de manera óptima.

Así, el problema tiene varios orígenes:

1. Proyectos e-commerce liderados exclusivamente por los departamentos de Marketing que actúan al margen de otros como el Financiero o el Comercial. Sin duda, el rol del área de Marketing es estratégico, pero estas iniciativas no pueden presentar un enfoque unidimensional y cada área de la organización debe aportar su visión y su valor.

2. Desconexión interdepartamental que puede ser mortal. Algunas empresas cuentan con una estructura definida en el momento de iniciar su proyecto e-commerce, pero, a veces, la complejidad de la misma es tal que resulta imposible integrar la nueva actividad de manera eficiente. Esta situación provoca una desconexión de la tienda virtual respecto de los sistemas de gestión centrales, haciendo que los datos de los que se dispone no se aprovechen de manera adecuada.

3. Descontrol sobre los parámetros relativos al canal online. Si los principales parámetros que afectan al comercio electrónico no se pueden controlar (por falta de medios o, simplemente, por desconocimiento), hacer que la iniciativa sea rentable es sencillamente imposible.

Frente a todo ello, la solución pasa porque las empresas actúen comprendiendo que el e-commerce es, en esencia, una plataforma tecnológica para la venta y que, por tanto, la inversión debe ser fundamentalmente tecnológica, y con una clara orientación a la integración dentro del sistema general de gestión y control de la empresa.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *