Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Empleados  >  Artículo actual

Las nuevas tecnologías disparan el número de discapacitados que pueden trabajar

Por   /   13 julio, 2018  /   Sin Comentarios

El “Informe Tecnología y Discapacidad”, que por séptimo año consecutivo han elaborado la multinacional de soluciones de medición Keysight Technologies y Fundación Adecco, entidad sin ánimo de lucro que apuesta por la inserción laboral de las personas, pone de manifiesto que las nuevas tecnologías se han convertido en Trabajador discapacitado, de Fundación Adeccoaliadas imprescindibles para la mejora y normalización de la vida y en el acceso al empleo de las personas con discapacidad.

Lo cierto es que durante los últimos años se ha producido un importante avance en el empleo de personas con discapacidad, hasta el punto de que 2017 ha registrado el pico más alto de toda la serie histórica, ya que contabiliza 110.068 contratos a personas de estas características, frente a los 98.802 que tuvieron lugar en 2016 y desde luego frente a los 95.238 de 2015, los 82.977 de 2014, los 69.648 de 2013 o los 61.008 de 2012. Y en esa evolución positiva, al margen desde luego de la influencia de una legislación más eficiente, una mayor sensibilización empresarial o un cambio de mentalidad por parte de las propias personas con discapacidad, el impacto de la tecnología también ha sido decisivo, al abrir un inmenso abanico de posibilidades: una persona con tetraplejia manejando el ordenador a través de la voz; un profesional con discapacidad visual leyendo un documento recién salido de una impresora braille… son sólo algunos ejemplos que, algunas décadas atrás, hubieran sonado a ciencia ficción.

En concreto, el citado estudio, que ha entrevistado a 300 personas de entre 20 y 60 años con diferentes tipos de discapacidades, revela que un 64% de las personas con discapacidad puede trabajar gracias precisamente a las nuevas tecnologías, que son esenciales para desempeñar sus funciones en el puesto de trabajo. Un porcentaje que además va creciendo, pues el año pasado lo reconocía así un 60%, un 57% en 2016, un 53% en 2015 o un 52% en 2014.

En esa línea, es preciso señalar que ha tenido especial protagonismo la utilización de tecnologías específicamente adaptadas en el puesto de trabajo, las cuales son utilizadas por un 81% de los empleados con discapacidad sensorial (el 19% restante no), por un 60% de los discapacitados físicos y por un 26% de los discapacitados intelectuales/psíquicos.

En cualquier caso, como apunta Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, “las nuevas tecnologías no sólo influyen en el desempeño del puesto de trabajo, sino que también en la búsqueda del mismo. Al posibilitar hacerlo de forma online o hacer entrevistas por videoconferencia, muchas personas con discapacidad han tenido la oportunidad de demostrar su talento y optar a un empleo al que, hace solo pocas décadas, hubieran tenido muy difícil acceder”.

Por otra parte, la investigación revela que, además de permitir el acceso al empleo, las nuevas tecnologías son aliadas indiscutibles en la mejora de la calidad de vida global de las personas con discapacidad y desde luego reduce las situaciones de dependencia. De hecho, 7 de cada 10 encuestados declara que, en términos generales, la tecnología ha mejorado su calidad de vida. No obstante, un 42% de los encuestados asegura necesitar aún ayuda para ducharse y asearse, un 42% para vestirse, un 40% para prepararse la comida, un 38% para comer, un 36% para salir de su vivienda, un 33% para coger transporte público, un 25% para acceder a establecimientos e incluso un 17% para comunicarse con los demás. Eso sí, un 69% de los consultados opina que esta dependencia podría reducirse precisamente a través de dos variables: accesibilidad y un desarrollo tecnológico que facilite el desenvolvimiento de las personas con discapacidad.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *