Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

La crisis propicia un nuevo perfil y cometido del director financiero

Por   /   12 septiembre, 2014  /   Sin Comentarios

Desde hace unos años, a los profesionales del área financiera les están exigiendo en las empresas realizar tareas que van más allá de su papel tradicional de soporte y mantenimiento de unas cuentas saneadas, hasta el punto de que se han convertido en figuras clave para el éxito de las organizaciones.

Perfil del director financiero, de Free DownloadEn concreto, según se ponía de manifiesto hace unos días durante la celebración de una jornada de trabajo organizada por la consultora de gestión de talento Hudson para analizar el nuevo perfil del director financiero del siglo XXI, su nuevo rol conlleva su implicación en cuestiones como: construir escenarios con más parámetros y que requieren métodos diferentes de los tradicionales; participar en la planificación estratégica y facilitar su ejecución, así como establecer indicadores de resultados y hacer seguimiento de los mismos; comunicarse con inversores y analistas externos para defender la estrategia de la compañía y proporcionar información tanto financiera como operativa a fin de favorecer los resultados de la misma y, a veces, para estabilizar el precio de las acciones y atraer a nuevos inversores; y proporcionar información más dinámica y de manera más frecuente.

En esa línea, tal y como destacaba Fernando Guijarro, director de Gestión del Talento de Hudson, “basándonos en nuestro propio modelo de competencias 5+1, hemos analizado cuál sería el perfil competencial ideal de un director financiero en la actualidad. Y en ese sentido, destacaríamos cuatro grandes bloques de competencias: gestión de la información, gestión de tareas, gestión interpersonal y gestión de personas”:

1. Las habilidades de gestión de la información son importantes para gestionar la complejidad y vitales teniendo en cuenta los cambios de mercado, los factores externos y la necesidad de integración con la gestión financiera y operativa para tomar decisiones y formar opiniones. Además, los directores financieros deben justificar sus decisiones construyendo escenarios y elaborando informes.

2. Las tradicionales habilidades de gestión interpersonal han evolucionado para incluir a los grupos de interés externos e incluso al público general.

3. La gestión de personas también ha evolucionado, ya que el equipo puede ser más pequeño debido a la reducción de costes y más diverso, sobre todo en caso de empresas con centros de servicios compartidos.

4. En cuanto a la gestión de tareas, los líderes financieros deben aprender a usar sus capacidades técnicas no sólo para su propio éxito sino para ofrecer un mensaje accesible a la audiencia interna y externa a pesar de su origen técnico.

De esta manera, según se señalaba en las conclusiones de la citada jornada, las características ideales que debe reunir el futuro director financiero de una compañía pasan por ser: valiente y con criterio independiente; carismático y seguro de sí mismo; ético y transparente; sereno en momentos de presión; dotado para el liderazgo y hábil para compartir ideas y escuchar a los demás; diseñador de modelos de negocio adecuados; y capaz de crear una organización muy orientada a resultados.

Imagen cortesía de hywards / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *