Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

Las de la “Generación Y”, las mujeres mejor situadas en puestos directivos

Por   /   6 noviembre, 2014  /   Sin Comentarios

Las comprendidas entre los 20 y los 34 años, es decir, las pertenecientes a la denominada “Generación Y”, son las mujeres que se encuentran en mejor posición para romper por vez primera el “techo de cristal”, según pone de manifiesto un reciente estudio de la firma de gestión de talento Hudson.

Mujeres de la generación Y, de PixabayLa investigación, titulada “El gran cambio generacional” y que ha llevado a cabo un total de 28.000 test psicométicos a nacidos entre 1946 y 1994, muestra un cambio en la naturaleza del liderazgo: las mujeres jóvenes tienen una posición ideal para destacar en la futura carrera por el liderazgo.

En concreto, las mujeres de la “Generación Y” son las primeras de la lista cuando se trata de ser “socialmente seguras”, “orientadas al servicio”, “organizadas” y “meticulosas”, comparadas con sus iguales varones. Lejos de poseer habilidades de liderazgo tradicionales (persuasión, confianza, extroversión), aportan una serie de habilidades completamente diferentes y más relevantes para el mundo empresarial de hoy y del mañana. Estas habilidades las ayudarán a manejarse en un futuro en el que imperarán los datos y en el que los líderes tendrán que filtrar cantidades ingentes de información para convertirlas en decisiones significativas.

Lo cierto es que las mujeres de la “Generación Y” han obtenido una puntuación más alta que los hombres de la misma generación en organización (un 18% más), habilidades sociales (+10%), confianza social (+12%), altruismo (+15%), optimismo (+4%) y ambición (un 2% más). Y si se las compara con los varones del “baby boom” (nacidos entre 1946 y 1964), la diferencia en estas áreas es aún más acusada: un 16% más en habilidades sociales, un +22% en confianza social, un +22% en altruismo, un +16% en optimismo y un 21% más en ambición.

La “Generación Y” se caracteriza sobre todo por ser maestros del pensamiento abstracto y conceptual, a la vez que son muy ambiciosos, se relacionan bien y están seguros de sí mismos desde un punto de vista social, pero la puntuación es significativamente más baja que las de otras generaciones en habilidades de liderazgo tradicional. En general, tanto hombres como mujeres superan a los del “baby boom” en orientación a personas, ambición, pensamiento abstracto y organización.

En cuanto al resto de generaciones, el estudio destaca en cualquier caso que todos los nacidos durante el “baby boom” tienen como cualidades más destacadas las relacionadas con el liderazgo tradicional, tales como “líderazgo”, “capacidad de decisión”, “motivación”, “persuasión” y “estrategia”, aspectos todos ellos en los que superan a los de la “generación Y”. Son además de mentalidad abierta y muy innovadores.

En cuanto a la “Generación X” (nacidos entre 1965 y 1979), el análisis de Hudson revela que son personas seguras en sí mismas, pero con sensibilidad cultural, a la vez que representan el equilibrio frente a las características más dominantes de otras generaciones: son más ambiciosos que los “baby boom” y más estratégicos, autónomos y persuasivos que los de la “Generación Y”.

A juicio de Fernando Guijarro, director general de Gestión de Talento de Hudson España, “ahora que la `Generación Y´ está comenzando a ocupar puestos de dirección, y las personas nacidas en el `baby boom´ comienzan a jubilarse, los antiguos referentes ya no son aplicables. Al comparar los rasgos de personalidad de estas tres generaciones, esta investigación identifica qué es necesario para prosperar -y sobrevivir- en un lugar de trabajo multigeneracional. Gracias a este estudio, podemos ver claramente cómo está cambiando la naturaleza del liderazgo, por lo que las empresas necesitarán estar preparadas para comprender, apoyar y gestionar el comportamiento de las personas de cada grupo”.

Para él, “las personas nacidas en el `baby boom´, por ejemplo, tendrán que aceptar esta nueva realidad y evitar los prejuicios, mientras que los miembros de la `Generación X´ deberán situarse en una posición intermedia para convertirse en el necesario punto de conexión entre las personas nacidas en el `baby boom´ y la `Generación Y´. Los más jóvenes de esta generación deberán buscar entornos de trabajo donde puedan poner en práctica la motivación y la persuasión, dos características muy adecuadas para su tipo de personalidad. Las organizaciones deben comprender qué es lo que motiva a sus empleados y establecer relaciones entre los factores que motivan a personas de distintas edades y que se encuentren en distintos puntos de su carrera. Cualquier empresa que desee formular una estrategia acertada para captar, retener y desarrollar a sus equipos, debe entender primero quiénes son y qué es lo que les apasiona. Como muestra este estudio, el jefe del futuro es muy distinto al jefe de hoy”.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *