Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

Formación permanente de los directivos

Por   /   28 enero, 2020  /   Sin Comentarios

Por Noelia de Lucas, Directora Comercial de Hays, Multinacional británica especializada en selección de profesionales cualificados.

 

El desarrollo de nuevas habilidades de gestión y el aprendizaje continuado de los directivos es tan importante como la formación y el fomento de nuevas capacidades de sus equipos. Cuando un directivo llega a lo más alto de una organización puede creer que ha llegado al final de su curva de aprendizaje, y no es así. Y una formación especializada Dudas y aprendizaje, de Pixabayles puede ayudar a resolver con éxito las demandas de “la sala de juntas” y las exigentes responsabilidades a las que se enfrentan.

Es muy posible que estos altos directivos hayan llegado a donde están porque son los mejores en su trabajo, pero eso no significa que el aprendizaje no les aporte valor. Hace sobre todo unos años, hemos asistido a quiebras empresariales que acabaron con marcas con décadas de antigüedad o a su fracaso al intentar encontrar un hueco en nuevos mercados. Para evitarlo, hace falta que los directivos tengan una gran amplitud de conocimientos, experiencias y habilidades estratégicas, que son importantes no solo para el éxito financiero presente de la empresa sino también para salvaguardar los puestos de trabajo de las personas que trabajan para ellos. De esa manera, los directivos tienen que reservar tiempo para su propio desarrollo profesional, entre otros motivos, porque se lo deben al personal que está a su cargo.

En esa línea, hay que tener también en cuenta que los miembros del Consejo de Administración de las empresas han sido promovidos a menudo desde posiciones especializadas como ventas, operaciones o marketing, y realmente no tienen formación adecuada en áreas como economía o gestión de negocio. Además, estas promociones muchas veces se realizan sin comprensión de la amplitud de los deberes y obligaciones que conlleva el cargo.

La realidad es que en cada país y en cada mercado cambian los frenos y contrapesos necesarios para llegar a lo más alto del organigrama, pero sí hay unos conocimientos y habilidades básicas que deben tener para lograr el éxito. Y es que, aparte de la comprensión básica de la gestión financiera y de cómo hacer crecer y gestionar el negocio, los directores deben contar con fuertes capacidades para dirigir, crear equipos y conseguir las máximas sinergias.

En cualquier caso, conviene no olvidar que las habilidades sociales son también muy importantes para escuchar, para opinar y para tomar decisiones que logren el apoyo y la confianza del equipo. Así que los directores también deben aprender a caminar por “la tierra”, comunicarse con el personal y estar en contacto con personas clave.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *