Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

Diplomacia en la empresa

Por   /   10 octubre, 2018  /   Sin Comentarios

Portada de Diplomacia en la empresa, de PirámideAutor: Eduardo Jara Roncati.
Editorial: Ediciones Pirámide (Colección “Empresa y Gestión”) 2018.

 

Pese a lo que pudiera parecer, la diplomacia es desde luego mucho más que palabras corteses, buenos modales, trato amable y talento para sortear problemas complejos. Es saber comunicar, persuadir para modificar actitudes y hábitos hostiles, enfrentar sutilmente los desafíos, evitar y resolver conflictos a través de la cooperación, el compromiso, el acuerdo y, sobre todo, hacerlo de una manera pacífica. En suma, la conducta de las relaciones personales a través de la negociación y la verdad, en lugar de recurrir a la fuerza o la propaganda. Una vía fácil para lograr el cumplimiento de los propósitos y llegar a acuerdos beneficiosos para todas las partes.

La diplomacia cuenta con una gran amplitud y variedad de métodos, medios, tácticas y estrategias que hace que puedan ser aplicados por cualquiera y en todas las circunstancias; solo es preciso detectar los problemas, conocer los interlocutores y saber escoger las herramientas más adecuadas. La cuestión es que este recurso de la diplomacia limitaba su utilización como tal desde sus inicios en el siglo XVII y hasta hace unos pocos años al ámbito exclusivo de la Administración y de los Estados. Sin embargo, la llegada del avance en las comunicaciones y en el desarrollo tecnológico, y la consiguiente globalización, ha propiciado que sus habilidades superen con creces ese marco y ahora puede ser empleado por todos aquellos que quieran agregar valor a una actividad, beneficiarse de acuerdos y conseguir objetivos. Y, sobre todo, por el entorno de los negocios con sólidas posibilidades de éxito.

En ese sentido, este libro del experimentado diplomático chileno Eduardo Jara Roncati presenta todo un compendio de técnicas, medios y recursos de la diplomacia al servicio de las empresas (grandes, medianas, pequeñas o micro), sea en concreto para promover intereses, atender requerimiento, alcanzar acuerdos, etc. Toda una alternativa adicional para desenvolverse mejor y agregar valor a sus negociaciones en el mundo global de hoy.

En concreto, en los primeros capítulos de esta obra se analizan las nuevas áreas donde es posible recurrir a emplear las artes de la diplomacia, en particular para satisfacer las necesidades en el ámbito de los negocios, mientras que en los siguientes capítulos se describen las técnicas e instrumentos a los que es posible recurrir y la manera en que pueden ser empleados en cada caso por los actores extra estatales para cumplir mejor con sus propósitos. Eso sí, hay que tener en cuenta que no basta con elegir los más adecuados, sino que hay que tener en cuenta asimismo la oportunidad de su uso, la urgencia y sobre todo la manera más hábil de hacerlo.

Para comodidad del lector, el volumen de Eduardo Jara ofrece en su final una serie de cuadros resumen de lo tratado. El primero de ellos detalla los recursos de las técnicas diplomáticas a utilizar en caso de distintos tipos de empresas (startup, pequeña compañía, mediana o grandes). El segundo habla de las exigencias para los ejecutivos en caso de esa misma clasificación de cuatro tipos de empresa. El tercero especifica las ventajas del recurso a la diplomacia (determinar la mejor estrategia a emplear; optar por un cierto tipo de negociación; seleccionar el estilo de negociar; inclinarse por las tácticas más adecuadas; decidir el lenguaje a emplear que sea más adecuado; determinar si persuadir, convencer o consensuar; permitir compensar debilidades y fragilidades; solucionar de forma pacífica una controversia; y evitar el recurso a la fuerza). Por último, el cuarto abunda en las figuras del negociador y de la negociación y en las técnicas a usar.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *