Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Transformación de las pymes: fase II

Por   /   9 julio, 2019  /   Sin Comentarios

Isabel Pomar, de DatisaPor Isabel Pomar, CEO de Datisa, Firma especializada en soluciones de gestión empresarial para pymes.

 

¿En qué fase de su transformación digital se encuentran las pymes? ¿Cómo han impactado los cambios, si los han implementado, en el entorno de sus negocios? ¿Qué resultados han obtenido? ¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrentan? Estas son solo algunas de las cuestiones que abordan las pequeñas y medianas empresas en el nuevo escenario digital en el que se desenvuelven. Pero no solo las propias compañías, sino que también los proveedores tecnológicos, en su labor de acompañamiento, buscan respuestas a estos interrogantes para desarrollar nuevas herramientas y proponer a las pymes fórmulas diferenciales para implementar proyectos digitales exitosos.

Lo cierto es que el avance en la transformación digital de las pymes estamos viendo que es bastante irregular. Mientras que unas (generalmente las más jóvenes) miran con naturalidad las oportunidades que ofrece la digitalización, otras, más reacias, siguen mostrando dificultades a la hora de implementar cambios. Y son estas últimas organizaciones las que tienden a dar por buenas modificaciones que, aún siendo efectivas, no son suficientes.

La realidad es que las pequeñas y medianas empresas vinculan la necesidad del cambio a las nuevas exigencias del cliente. Entienden que la digitalización les permitirá analizar y optimizar su capacidad para proporcionar respuestas o, mejor dicho, experiencias, más exitosas. Pero, en muchos casos, aún teniendo claro el objetivo, las pymes fallan en cuanto a las estrategias que desarrollan, al centrarse únicamente en la automatización de determinadas tareas.

En ese sentido, no hay que olvidar que los nuevos requerimientos de un cliente más exigente y, también, más digital en sí mismo es determinante para impulsar el cambio, pero también las oportunidades para abrir nuevos mercados o la presión que ejerce la competencia y que genera amenazas permanentes; o la irrupción del móvil como nuevo canal de venta, de comunicación o de interacción. Sin embargo, aún teniendo claro la necesidad del cambio, es preciso insistir en que la transformación digital, entendida como una transformación disruptiva, no se está dando en general en el entorno de las pymes.

Al respecto, hay que señalar que abundan las organizaciones que piensan que la transformación digital vendrá prácticamente sola. En estos casos no existe liderazgo interno, sino, más bien, resistencia y, en última instancia, “resignación”. No se apuesta por cambiar teniendo en cuenta el beneficio que aportará en términos de innovación o, incluso, de mejora en la experiencia del cliente sino más bien por obligación.

No obstante, en términos generales, puede decirse que buena parte de las pequeñas y medianas empresas han superado ya esa primera etapa en la que permanecen atentas, pero casi impasibles. Empiezan por tanto ahora a ver oportunidades en el cambio y a liderar proyectos, a veces, aislados. Fase de digitalización, de PixabayEn algunos casos, incluso están planteando ya estrategias que recogen iniciativas más ambiciosas, aunque son conscientes de que muchas de ellas se quedarán solo en la teoría.

Se puede decir así que los proyectos transformadores en las pymes están en ese momento en el que se quieren convertir en prioritarios, por lo que se están empezando a definir objetivos a dos velocidades: a corto plazo, primero, para animar a poner en marcha nuevas iniciativas y, a largo plazo, para conseguir que los proyectos aterricen en beneficios escalables, por un lado, y duraderos, por otro.

De esa forma, la fase definitiva, para la que, en general, todavía queda bastante tiempo, será aquella en la que las experiencias digitales se retroalimenten: la transformación y el cambio estará en el propio ADN del negocio y la innovación se instaura como cultura corporativa. Será entonces cuando la digitalización se entenderá como la manera en la que las pymes competirán en su entorno, y no tanto como un proceso de mejora permanente.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *