Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Consumo/ Mercados/ Indicadores  >  Artículo actual

España consolida su liderazgo europeo en infraestructuras tecnológicas

Por   /   27 febrero, 2017  /   Sin Comentarios

Nada menos que 27,7 millones de españoles (1,9 puntos más que en 2015) fueron usuarios de Internet durante 2016 y más de 23 millones de ellos (800.000 por encima de un año antes, con crecimiento especialmente en el colectivo de personas de entre 65 y 74 años), es decir el 82,9% del total, se conectaron todos los días. Esta es una de las principales conclusiones de la decimoséptima edición de “La Sociedad de la Información en España”, informe anual editado por Fundación Telefónica y que presenta un año más las tendencias actuales entre los usuarios de las tecnologías, las preferencias de futuro que empiezan a estar presentes y los indicadores más representativos del comportamiento de los ciudadanos en su vida digital en nuestro país.

La investigación, referida al año 2016, muestra así que en dicho ejercicio se ha confirmado y consolidado el gran avance de la digitalización de la sociedad española. Tecnologías de la información, de PixabayDesde luego los españoles ahora quieren, tienen y usan más y mejores infraestructuras y servicios digitales, y lo pueden hacer en cualquier circunstancia y con cualquier dispositivo.

Como resultado, España lidera en Europa una vez más, y con gran distancia sobre los países de nuestro entorno, el despliegue de infraestructuras de nueva generación. Así, por ejemplo, en el despliegue de fibra óptica hasta el hogar, el número de accesos ya instalados en España supera los 22,6 millones, con un crecimiento del 23,1% en un año, hasta el punto de que el gran avance del despliegue de líneas de nueva generación ha permitido que ya durante el pasado mes de agosto de 2016 estas redes superen por primera vez a las redes de banda ancha preexistentes, tanto en el entorno fijo como en el móvil. En cuanto a fijo, también en el citado agosto, las líneas de nueva generación (6,74 millones) superaron al número de líneas ADSL (6,67 millones). Mientras, en el entorno móvil, el despliegue de 4G ha permitido que el 95% de la población (19 puntos porcentuales más que un año antes) esté cubierta por esta tecnología, con lo que el tráfico por la red 4G ha crecido un 208% entre septiembre de 2015 y septiembre de 2016.

Toda esta puesta a disposición de las infraestructuras más avanzadas ha permitido a su vez importantes saltos cualitativos en la oferta de servicios y, como resultado, romper barreras en alguno de ellos antes impensables. Un claro ejemplo es el de la televisión de pago, que alcanzó los 5,8 millones de suscriptores gracias a la comercialización de paquetes convergentes, pero sobre todo a la introducción de nuevas funcionalidades y capacidades como el video bajo demanda, la televisión a la carta, la posibilidad de grabar contenidos o, últimamente, la posibilidad de descargar contenidos en los dispositivos para poder visionarlos sin conexión a la Red.

El informe revela también que el acceso la Red se hace cada vez más móvil, hasta el punto de que el teléfono móvil es el dispositivo preferido por el 91,7% de los internautas (3,5 puntos porcentuales más que hace un año), mientras que el 73,1% (5,1 puntos menos que hace un año) elige el ordenador como medio. No obstante, también es preciso reseñar el fuerte aumento del uso de tablet (+13,2%, aunque +219% en el caso de mayores de 65 años) y el relevante incremento de 2,2 puntos de los hogares que se conectan a través de los televisores, pues ya el 15,2% del total lo hacen.

Todas estas conexiones son utilizadas por los internautas principalmente para mensajería instantánea (92,4%), correo electrónico (82,9%), acceso a las redes sociales (66,7%), ofimática (51,6%) operaciones bancarias (51,4%), realizar compras (49,8%), operar con las administraciones (45,8%), ver otro contenido multimedia (43,6%), cursos de formación (29,9%) y ver la televisión por Internet (26,9%). Eso sí, el 83,1% de los internautas manifiestan que dejarían de utilizar un servicio determinado si este no controla la privacidad. Para ello, un 68% confía en la Ley de Protección de Datos.

Y al margen de los ciudadanos, en lo que toca al ámbito de la empresa conviene destacar que la mensajería instantánea y los asistentes virtuales se incorporan como canales de comunicación, a la vez que el “big data” desplaza a las aplicaciones para clientes como el principal objetivo de inversión (el 35% de las grandes empresas han invertido ya en “big data” y el 54% de las pequeñas lo consideran interesante). En cuanto a servicios, los “fintech” en el sector financiero se incorporan a la tendencia de desintermediación que fomentan los servicios digitales. Y también es preciso reseñar el importante avance de las soluciones de redes privadas móviles para las grandes corporaciones.

Por su lado, la Administración, además de incorporar desde luego el “big data” para la toma de decisiones, ha adoptado medidas y aprobado legislación para la reforma administrativa y avanzar en los objetivos de la Agenda Digital para España con el objetivo de que, en 2020, la Administración española sea digital. Ello incluye programas para las escuelas conectadas, las redes 5G para la futura Internet, las ciudades inteligentes y la industria conectada 4.0.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *