Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

El transporte público, mayor generador de estrés en los trabajadores

Por   /   11 octubre, 2016  /   Sin Comentarios

Pese a que en España disfrutamos de uno de los tiempos más cortos (36 minutos, únicamente superior a los 34 minutos de Portugal) de toda Europa (media de 42 minutos, con Turquía a la cabeza con 48 minutos) para desplazarnos desde la puerta de nuestras casas a la del trabajo, estos traslados acaban teniendo un efecto estresante en los empleados de nuestro país, según detecta el estudio “Desplazamientos al lugar de trabajo”, llevado a cabo por la consultora de selección de talento cualificado PageGroup.

La investigación, para la que se ha entrevistado a 12.485 profesionales de toda Europa, de los que 1.338 residen en España, revela que el 56% de los trabajadores españoles tardan más de media hora en llegar a su ocupación laboral y que, desde luego, cuanto mayor es el desplazamiento del profesional, más aumenta su nivel de estrés y se deteriora el equilibrio entre su vida laboral y personal. Traslado y estrés, de PixabayDe hecho, el ratio de conciliación en una escala de 1 a 10 es aquí de 5,5, inferior a la media europea.

El informe, cuyo fin es conocer cómo afecta el desplazamiento al lugar de trabajo a la productividad laboral, a la conciliación, así como a la capacidad de retención de talento, pone de manifiesto que incluso menos de un tercio de los trabajadores españoles (30%) utiliza a diario el transporte público para llegar a su puesto de trabajo, mientras que una importante mayoría del 63% prefiere el privado (el 81% de ellos viaja solo en ese traslado). No hay que olvidar que aquellos que van en vehículo propio reconocen su mayor rapidez y no tienen buenas conexiones de transporte público, dado que más de la mitad (52%) de los participantes en la consulta no trabaja en su localidad de residencia.

No obstante, lo cierto es que el 80% de quienes declaran usar el transporte público reconoce que este sistema es eficiente, aunque la verdad es que la mayoría de ellos prefiere utilizar su propio vehículo. Eso sí, la principal razón aducida para el uso del transporte público es su precio (48%), seguida por las dificultades para aparcar (42%) y que muchas veces es el medio más rápido (36%).

Sin embargo, nada menos que un 40% de los profesionales que usan transporte público reconocen que es una experiencia estresante, frente al 29% de quienes se desplazan en vehículo privado, salvo en el caso de Madrid, que asciende al 35% entre los profesionales que viajan en su vehículo. Sin duda, el factor que dispara dicho nivel de estrés son los atascos (85%), que en el caso de Madrid afecta al 96% de los trabajadores que se desplazan en su vehículo. En cualquier caso, no hay que olvidar que las huelgas son también un factor muy principal de estrés para quienes se mueven en transporte público.

La cuestión es que, pese a tomar medidas como madrugar más para evitar problemas técnicos en sus desplazamientos (el 48% no descansa lo suficiente, ya que se levanta antes de las 7 de la mañana), un 39% no consigue llegar a tiempo a su puesto de trabajo. Además, a la vuelta, son pocos quienes, después de trabajar, sacan tiempo para practicar alguna afición: el 79% se va directo a casa, el 39% tiene que hacer algún recado y solo el 31% consigue hacer deporte.

La realidad es que, en esa dinámica, los profesionales que se mueven a diario en bici son los que tienen un mejor equilibrio entre su vida personal y laboral, una tendencia que se ve en toda Europa, en especial en los Países Bajos, donde el 21% de los profesionales acceden en bici a su puesto de trabajo, frente a solo un 5% de los españoles. A priori, puede parece un porcentaje pequeño pero el 52% de los trabajadores en España no viven y trabajan en la misma ciudad, por lo que no es fácil sustituir el coche por la bici. Además, si las empresas no ofrecen facilidades de ducha para sus trabajadores, éstos serán más reacios a usarla.

En esa línea, resulta interesante que un 35% de los profesionales en España considerarían mudarse a otra casa mejor comunicada con su puesto de trabajo, cifra que se eleva al 45% si se trata de personas solteras. Estos profesionales suelen tener menos compromisos y, por tanto, mayor flexibilidad que quienes viven en pareja y que aquellos que tienen familia.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *