Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Un tercio de los trabajadores españoles, por debajo del umbral de la pobreza

Por   /   2 mayo, 2017  /   Sin Comentarios

El número de trabajadores españoles que cobra menos de 1.000 euros mensuales ha aumentado de forma continuada en los últimos 8 años, alcanzando en 2015 (ejercicio de la última estadística disponible) la proporción más alta desde que comenzó la crisis. Según muestra un informe realizado por el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), nada menos que el 47,0% (exactamente el mismo porcentaje que en 2014) de los trabajadores (8.160.172 personas) contaban al final del citado año con salarios por debajo del “mileurismo”.

De esta manera, según el documento de Gestha, que utiliza las estadísticas de la Agencia Tributaria España, se constata que la mejoría de la actividad económica y de los beneficios empresariales Suedo bajo, de Pixabayregistrada ya en 2014 y 2015 no se trasladó a los salarios más precarios, pues en 2014 el aumento anual del sueldo de los “mileuristas” se limitó al +1,3%, en tanto que en 2015 prácticamente ni se movió (+0,1%).

Por el contrario, la investigación también detecta que esta espiral experimentada por el “mileurismo” contrasta con la situación de los directivos, que sí siguieron aumentando su salario inmunes a la crisis económica. De hecho, en los dos últimos años citados, el número de estos trabajadores con sueldos más altos aumentó hasta sumar 136.502 personas, representando el 0,8% del total de 17.349.558 asalariados en España al concluir 2015. Así, en 2014, las retribuciones medias de este colectivo subieron un +1,0%, sumando 148.824 euros anuales, mientras que en 2015 se elevó un +2,3%, alcanzando por tanto el salario medio anual de los directivos los 152.223 euros.

De esta forma, los 136.502 directivos activos ingresaron exactamente lo mismo que 5.754.174 de trabajadores con sueldos más bajos (el 96,5% de los 5.960.597 trabajadores con sueldos por debajo del salario mínimo profesional SMI). Para Gestha, la inevitable consecuencia de esta dispar situación es que la desigualdad salarial de los trabajadores ha aumentado un 3,8% desde 2007, siendo especialmente intensa en los tres últimos años. De hecho, denuncia que la igualdad salarial ha perdido terreno, para situarse en niveles de 2005, es decir, claramente previos a la crisis económica.

Por lo tanto, utilizando el “Coeficiente de Gini”, que sirve para calcular la desigualdad de ingresos que existe entre los ciudadanos de un país, siendo 0 la máxima igualdad (todos los ciudadanos tienen los mismos ingresos) y 1 la máxima desigualdad (todos los ingresos los tiene un solo ciudadano), el mismo quedó en 2015 en 0,3276 puntos,  y se puede comprobar que en 2005 se recortó en un -2,4% la desigualdad salarial; otro -1,7% se logró en 2006 y un -1,5% en 2007. Pero en 2008 la desigualdad salarial aumentaba ya un +1,5% y un +1,8% lo hacía en 2009. Luego se detectaron tres años consecutivos en que se volvió a acortar la desigualdad salarial en nuestro país: -0,9% en 2010, -0,6% en 2011 y -1,5% en 2012. Sin embargo, en 2013 subió nada menos que un +2,6%, y en 2014 lo hizo en un +0,3% y en un +0,7% en 2015.

Por todo ello, el estudio advierte que, de no contar con otros ingresos familiares, casi 6 millones de trabajadores (un 34,4% del total) podrían encontrarse en riesgo de pobreza, al percibir un sueldo por debajo del SMI, que era de 9.080,40 euros en 2015, teniendo en cuenta que 8.010,90 euros era el umbral de riesgo de pobreza en hogares de una persona en ese año, y sin considerar además que el umbral de pobreza en hogares de 2 adultos y 2 niños ascendía a 16.823 euros.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *