Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La desigualdad salarial aumenta en dos tercios de los países de la UE

Por   /   18 febrero, 2015  /   Sin Comentarios

Con España a la cabeza, seguida por Chipre, Hungría y Eslovaquia, la desigualdad salarial aumentó en la mayoría de los países de la Unión Económica (UE) entre 2006 y 2011, según refleja el estudio “Wage disperion in the EU”, llevado a cabo por el Laboratorio de Transferencia de Conocimiento (AQR-Lab) de la Universidad de Barcelona y dado a conocer ayer por el Parlamento Europeo.

Desigualdad salarial, de PixabayLa investigación, que analiza la información recogida en la estadística sobre la renta y las condiciones de vida en la UE (EU-SILC) y la encuesta sobre la estructura salarial de la UE (SES), entre otras estadísticas europeas, incide en que la desigualdad salarial ha aumentado en concreto, aunque no sustancialmente, en 18 de los 26 países considerados (en la mayoría de ellos la desigualdad ha aumentado en la parte inferior de la distribución salarial, es decir, entre los que menos ganan, y no solo en la parte superior), en tanto que en los 8 restantes ha disminuido, entre ellos Portugal y Grecia.

En cuanto a España, los investigadores apuntan que el principal motivo del aumento de la desigualdad no es tanto el aumento de la desigualdad salarial como la pérdida del empleo de buena parte de la población. No obstante, también destacan que “es posible, sin embargo, que el análisis de datos más recientes una vez estén disponibles (este estudio terminó en 2011) permita apreciar el impacto que está teniendo sobre la desigualdad salarial la precarización de buena parte de los puestos de trabajos con jornadas a tiempo parcial”.

Por otra parte, el informe también pone de manifiesto que, paralelamente a la desigualdad salarial, se ha reducido el poder adquisitivo real de los trabajadores y han aumentado los trabajos de salarios bajos, definidos como aquellos empleos con salarios brutos por hora de dos tercios o menos de la mediana nacional. En esta línea, consideran que “la recesión ha afectado a los salarios mínimos mediante la reducción del poder adquisitivo real, especialmente en los periodos más recientes; pero, al mismo tiempo, han sido menos dañados que el resto de distribuciones salariales. De hecho, los salarios mínimos han aumentado en la mayoría de los países de la UE”.

Así, países con niveles salariales medios o bajos han experimentado aumentos importantes de los salarios mínimos, como Bulgaria, Estonia, Letonia y Rumanía, con tasas de crecimiento anual superior al 5%, o Grecia, Portugal y España, con aumentos medios alrededor del 1%.

Con respecto a la influencia de las políticas de los distintos gobiernos sobre la desigualdad, los investigadores han comprobado que los países con sistemas de negociación salarial más centralizados (en términos de coordinación entre la fijación de los salarios y el nivel de la negociación salarial) reportan un índice de desigualdad más bajo. Según el estudio, mejorar la competencia en sectores regulados también tendría una influencia en la reducción de la desigualdad salarial.

Y al margen de todo lo anterior, el estudio también ha analizado la sindicación y negociación colectiva, detectando al respecto una reducción del porcentaje de trabajadores sindicados respecto al conjunto de los asalariados (densidad sindical) y también de la cobertura de los salarios regulados por negociación colectiva. Pese a estos datos, la baja sindicación, junto a una alta cobertura de los salarios fijados por negociación colectiva, es la situación más común. Un ejemplo son las tasas de densidad sindical, y en esa dinámica, lo cierto es que en Francia y España son más bajas que en el norte de Europa, donde tienen las cifras más altas; pero esta situación subestima el papel de los sindicatos en el proceso de fijación de salarios. Así, en ambos países, las tasas de cobertura son todavía bastante altas (más del 80% de media en España y el 90% en Francia.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *