Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Descienden los desplazamientos de los trabajadores españoles entre las provincias

Por   /   25 junio, 2013  /   Sin Comentarios

Conforme a un estudio llevado a cabo por la firma de soluciones de recursos humanos Randstad, últimamente se están descendiendo en nuestro país los contratos que implican desplazamiento entre provincias por motivos laborales. En concreto, durante el primer trimestre del año en curso, la contratación que implicó movilidad interprovincial experimentó una caída del -21,64% respecto al trimestre anterior, o un -5,41% si se compara con el mismo periodo de 2012.

Contratos de movilidadLa investigación de Randstad, basada en los datos que recoge el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y que contabiliza en realidad tanto las entradas provinciales (contratos en una determinada provincia a personas que están domiciliadas en otras), como las salidas provinciales (contratos a las personas que, estando domiciliadas en una provincia, se desplazan a trabajar a otra), revela que en el citado período se llevaron a cabo en nuestro país 347.494 contratos de movilidad sobre un total de 3.012.614 contratos firmados, en tanto que en el último trimestre de 2012 se registraron 443.436 contratos de movilidad sobre un total de 3.628.009 contratos de todo tipo. Eso implica que la tasa de movilidad en el primer trimestre de 2013 se limitó al 11,53%, cuando un trimestre antes había sido del 12,22%.

En esa movilidad, la realidad es que los desplazamientos de los trabajadores por motivos laborales tienen lugar de una manera multidireccional, si bien, Madrid (59.949 personas llegaron a la capital con este tipo de contratos en el trimestre, saliendo por la misma vía 27.369 madrileños a otras provincias) sigue siendo el eje sobre el que gira la mayor parte de la movilidad geográfica provincial en España, seguida de Barcelona (entraron 35.674 trabajadores y salieron 20.451 barceloneses). En cualquier caso, ambas provincias experimentaron con respecto al trimestre anterior una reducción de la contratación que implica desplazamiento. En Madrid, el número de trabajadores que entraron fue un 13,9% menor y el de los que salieron un 15,7%. En Barcelona, por su parte, el descenso fue de un 13,0% y un 20,9%, respectivamente.

Lo cierto es que, si se analiza únicamente la emisión, es decir, las contrataciones de las personas que salieron de su provincia para trabajar en otra, el informe constata que se redujo el número en todas las provincias sin excepción. Sin embargo, en cuanto a la recepción, sí se produjo un incremento de las contrataciones de los trabajadores que entraron, aunque solo en dos provincias: Huelva, con un aumento del 85,3% de las contrataciones en la provincia de personas procedentes de otras zonas, y Soria, que creció un 6,2% en ese mismo sentido.

En cuanto a comunidades autónomas, además de la región madrileña, los principales centros sobre los que ha tenido lugar la movilidad en España son, en mayor medida, el sur y oeste peninsular. En concreto, además de la Comunidad de Madrid, las regiones con mayor movilidad fueron Andalucía (82.876 entradas y 84.971 salidas), Cataluña (50.047 y 43.175, respectivamente), Comunidad Valenciana (35.678 y 35.989) Castilla La Mancha (17.724 y 31.811) y País Vasco (19.366 y 16.584).

De los datos del estudio se deduce que unas comunidades autónomas se presentan más bien como emisoras y otras, por el contrario, como receptoras, aunque la mayoría de ellas (13 de las 17) son emisoras. En esa línea, las comunidades autónomas con más salidas registradas que entradas y con los mayores saldos negativos han sido en el primer trimestre de 2013 Castilla La Mancha (-14.087 de saldo), Castilla y León (-6.539) y Extremadura (-4.259). Por el contrario, las únicas cuatro comunidades autónomas que se comportaron en ese período como receptoras de mano de obra, obteniendo resultados positivos de movilidad fueron Madrid (con un saldo de 32.580 contrataciones), Cataluña (6.872), País Vasco (2.782), y Navarra (411).

El informe, que señala que entre los trabajadores que se desplazan el 65,4% corresponde a hombres, que el 40,79% del total movilizados están comprendidos en la edad de 25 a 34 años (otro 28,18% en la que va de 35 a 44 años) y que el 34,44% de los desplazados se corresponde con trabajadores no cualificados (los empelados de servicios de restauración, personales, protección y vendedores de los comercios suponen otro 19,21%), muestra que, entre los principales motivos para abandonar la ciudad en la que se reside, se encuentran las circunstancias económicas, la falta de oportunidades laborales o la búsqueda de nuevas metas profesionales.

Imagen cortesía de Ambro/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *