Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

“Homo sedentarius”

Por   /   27 noviembre, 2014  /   Sin Comentarios

Francisco López, de TimpikPor Francisco López, Co-Fundador de Timpik, Red Social Deportiva.

 

A finales del siglo pasado, el gran Giovanni Sartori dio qué pensar con su genialidad de obra “Homo videns”. Como sabrán los seguidores del ensayo, se trata de una crítica hacía la televisión y la influencia que esta ejerce sobre las personas. Tanto es así, que el italiano ponía de manifiesto en su obra un cambio cultural motivado, precisamente, por la “caja tonta”.

Usando como base está reflexión, que estudia cómo determinados factores cambian a las personas, analizaremos, en lugar de un factor negativo como es la televisión de Sartori, uno positivo: el ejercicio físico.

Entre los beneficios del deporte se encuentran: la disminución de enfermedades cardiovasculares; la mejora de los niveles de azúcar en sangre; el aumento de la resistencia muscular; la mejora de las articulaciones, y un largo etcétera que se podría resumir en la afirmación de que la realización continuada de deporte provoca una mejora en la salud y, por lo tanto, una mayor esperanza de vida. Por no mencionar que, al hacer ejercicio, se liberan endorfinas, y esto influye muy positivamente en el estado de ánimo de las personas.

La sociedad occidental adulta dedica gran parte de su tiempo a trabajar, en la mayoría de los casos un mínimo de 8 horas. Existen multitud de trabajos “activos”, pero hay que recordar que muchos otros, y cada vez más, se centran en estar sentado delante de una pantalla de ordenador.

Este tipo de trabajos tienen efectos negativos en las personas, sobre todo en la espalda y las cervicales. Además, suelen ser frecuentes las ceféales provocadas por el gran número de horas frente a una pantalla. E igualmente, hay que destacar que el daño físico no acaba con tener nuestro cuerpo ocho horas frente a una pantalla sino que, tras la jornada laboral, decidimos descansar del largo día, por lo que tampoco empleamos nuestro cuerpo para lo que ha sido creado: la actividad.

Homo sedentariusEs un hecho que lo trabajos están cada vez más mecanizamos y el hombre se encuentra relegado al manejo de la máquina, con lo que ganamos en comodidad y además se aumenta en productividad. Sin embargo, se debe hacer un llamamiento para que el ejercicio no se pierda.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el número de personas con sobrepeso alcanza los 1.400 millones, unos datos escalofriantes teniendo en cuenta que es una enfermedad que puede prevenirse llevando una dieta saludable y realizando ejercicio físico.

Es hora de fomentar el deporte en nuestra población desde todos los canales posibles: la familia, los colegios, el trabajo… Todo esfuerzo es poco para evitar que nuestra próxima evolución sea el “homo sedentarius”.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *