Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

La diferencia de ser una “data driven company”

Por   /   31 mayo, 2019  /   Sin Comentarios

Por Tinámica, Compañía especializada en soluciones tecnológicas de “smart data” para la gestión inteligente de la información.

 

Desde hace algún tiempo, las compañías tradicionales están llevando a cabo procesos de transformación en toda su estructura empresarial que les ayude y facilite la transición al mundo digital. Para ellas, hay un espejo en el que mirarse y no es otro que las denominadas “Data Driven Company” (DDC), Data driven conpany, de Pixabayque son compañías totalmente digitales en su configuración, estrategia y forma de operar.

En esa línea, firmas como Facebook, Google, Amazon, etc. llevan siendo ejemplos de “data driven company” a las que multitud de entidades aspiran a parecerse. Pero para ello, tienen que superar desde luego un proceso de transformación y cumplir con una serie de cualidades. En concreto, identificamos como las características que distinguen a una “data driven company” frente a una compañía tradicional:

  • 1.- Los órganos de dirección se simplifican, aceleran sus reuniones y la toma de decisiones. Las reuniones pasan de mensuales a semanales, y además se hacen más cortas y operativas. Solo este hecho provoca un multiplicador mínimo de x4 en la velocidad de la toma de decisiones y en los resultados de la compañía. Además, los consejos y comités de dirección se reducen a la mitad, siendo 7 el número óptimo de miembros.
  • 2.- Aplanamiento de la organización. Un resultado que tiene lugar al desaparecer estructuras intermedias y acercar mucho más la alta dirección a la operativa. Igualmente, se elimina la organización por áreas geográficas y country managers; y con un foco cliente 360º, es decir, que todo gira en torno a la diferente tipología de clientes fruto de los análisis de “clusterización”.
  • 3.- Creación y lanzamiento de nuevas áreas. Ello tiene que ver con la implementación del concepto “big data”, dando lugar a responsabilidades como “data management”, “chief data officer”, “big data director”, “master data management”, “data governance”, “director onmicanal”, etc. En definitiva, se concentran las áreas de atención al cliente en una sola, desapareciendo el enfoque tradicional de producto.
  • 4.- Evaluación de las personas por el número y calidad de las decisiones que toman. Ya no tiene tanto que ver su perfil competencial o habilidades. Y en ese sentido, los esquemas retributivos están enfocados hacia este valor conseguido y, por tanto, estarán totalmente particularizados.
  • 5.- Horarios y contratos de trabajo adaptados. Las características de cada individuo llevan a un tiempo de trabajo y a unas condiciones particulares para cada profesional, para cada situación y para cada tipo de tarea, por lo que la gestión de personas será mucho más compleja.
  • 6.- Tecnología necesaria para el tratamiento, integración y disposición de información en tiempo real. Contar con ella facilita en todo momento el cálculo de indicadores y la toma de decisiones a todos los niveles de la organización.
  • 7.- Colaboración con terceras partes. Incluso con empresas de sectores totalmente diferentes para compartir datos e información que contribuyan dar un servicio de excelencia al cliente y mejorar la calidad de los productos ofrecidos y ampliar la cesta de servicios.

En cualquier caso, hay que tener muy presente que uno de los “drivers” principales es la aceleración en la toma de decisiones correctas y la democratización de las mismas, es decir, que no solo los directivos deciden, sino cualquier persona de la organización. Y esto supone una transformación importante para una gran empresa, hasta el punto de que lleva a remover cimientos y estructuras.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *