Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

La Cuarta Revolución Industrial ya está aquí

Por   /   6 febrero, 2017  /   Sin Comentarios

Adriana Sola, de AltimPor Adriana Sola, Socio Director de Altim, Consultora tecnológica especializada en SAP y en transformación digital.

 

Internet ha revolucionado nuestras vidas. Es una realidad que todos conocemos, pero, en muchos sentidos, todavía no somos realmente conscientes de en qué medida lo ha hecho ni de todo lo que aún queda por llegar.

La Red ha abandonado los ordenadores trasladándose a todo tipo de aparatos: desde lámparas inteligentes que se encienden y apagan identificando nuestra presencia a pulseras que miden el impacto de nuestra actividad física cuando salimos a hacer deporte. Este fenómeno es conocido como el “Internet de las Cosas” (IoT), un fenómeno que, lejos de frenarse, ha seguido dando pasos agigantados hasta alcanzar nuevos ámbitos como la industria. Realidad que, a su vez, se conoce como la “Industria 4.0” o el “Internet Industrial de las Cosas” (IIOT); es decir, estamos siendo testigos de la Cuarta Revolución Industrial.

Lo cierto es que este nuevo concepto impulsará cambios determinantes en nuestra sociedad, tal y como la máquina de vapor lo hizo en la Primera Revolución Industrial, la producción en cadena en la Segunda y los sistemas electrónicos, las tecnologías de la información y la globalización en la Tercera.

El IIOT se basa en conectar a Internet todos los aparatos y dispositivos involucrados en la producción, de manera que estén interconectados y envíen toda la información que generan a tiempo real. Se vinculan así máquinas capaces de aprender, tecnologías “big data”, de sensores, comunicación de máquina a máquina y tecnologías de automatización, creando una industria “inteligente”. Gracias a ella, es posible impulsar la productividad, mejorar los controles de calidad, la agilidad, la eficiencia, la sostenibilidad y la protección al medio ambiente, logrando ahorros muy importantes y optimizando, en definitiva, todos y cada uno de los procesos.

Esta es considerada por muchos como la evolución natural del sector y el camino para todas aquellas empresas productivas que quieran adelantarse al futuro y lograr una posición privilegiada en el mercado.

El potencial de la transformación digital es inmenso, hasta el punto de que, según los últimos datos, en el año 2020 habrá 50.000 millones de dispositivos conectados a Internet, y es que, por el contrario a lo que creemos, más del 99% de las cosas del mundo físico aún no lo están. Esto se traduce en una gran oportunidad de evolucionar para la industria. Eso sí, de momento, sólo unos pocos sectores como el automovilístico o el de la alta tecnología han sabido adaptarse a este nuevo escenario, siendo pioneros y beneficiándose de todas sus ventajas. Internet de los objetos, de PixabaySin embargo, el IIOT es mucho más accesible de lo que muchas empresas piensan, no es patrimonio sólo de unas pocas.

En ese sentido, la implantación de la tecnología de computación en memoria HANA de SAP ya sienta las bases de un cambio paulatino como primer paso, puesto que permite conseguir una infraestructura basada en la gestión de datos simples y complejos, así como en aplicaciones y capacidades propias de la economía en red y de las ciudades inteligentes. Apoyada en una red de millones de dispositivos conectados que procesan la información con total seguridad y que proveen de un conocimiento predictivo en tiempo real, las compañías ya pueden dar un gran salto tanto cualitativo como cuantitativo. El análisis predictivo, el procesamiento de eventos complejos, la geolocalización o la funcionalidad telemática son sólo algunas de las herramientas apoyadas en “cloud” que permiten lograr un valor añadido decisivo en este nuevo escenario digital. La maximización del valor de la innovación a través de la Industria 4.0 se convierte así en el camino para alcanzar el éxito.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *