Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Acuerdos/ Alianzas  >  Artículo actual

Abre filial en España la plataforma de crowdfunding Crowdcube

Por   /   11 junio, 2014  /   Sin Comentarios

En su proceso de expansión internacional, y a través de la puesta en marcha de Joint Venture Agreements, acaba de crear una filial en nuestro país Crowdcube, plataforma europea del segmento de “equity crowdfunding” que se convierte además en la primera de este tipo que sale al mercado español operando bajo la supervisión de un organismo regulador europeo, el Financial Conduct Authority, equivalente a la CNMV española en Reino Unido y que ya ha regulado el crowdfunding en línea con las directrices europeas.

La plataforma, que puede operar por tanto aquí de la misma forma que hace en el Reino Unido, aunque adaptándose, si fuese necesario, a la futura ley sobre la regulación del crowdfunding o financiación colectiva, permite invertir on-line en startups y pymes de diferentes sectores que previamente han sido sometidas a un análisis profesional. El usuario puede crear su cartera de startups a partir de 10 euros y hacer un seguimiento on-line de éstas. De esta manera, las empresas tienen la oportunidad de convertir a sus futuros inversores en “embajadores” de su negocio (o a su actual cartera de clientes en nuevos accionistas).

Según Pepe Borrel, managing director de Crowdcube Spain, “en Crowdcube apostamos por varios sectores. España cuenta con muy buenas empresas de consumo o retail (B2C); y éstas encajan perfectamente en las plataformas de crowdfunding, ya que suelen tener un modelo de negocio fácilmente entendible. Un 35% de los proyectos financiados en el Reino Unido son del sector retail y consumo, mientras que las empresas tecnológicas y de e-commerce representan un 30% del total”.

Crowdcube, fundada en marzo de 2011 y que cuenta con más de 73.000 inversores registrados y más de 121 empresas financiadas por valor de 30 millones de euros, está desde luego adaptada al borrador de la ley anunciada el pasado mes por el Gobierno de nuestro país, en el que se exige tanto a las plataformas como a los inversores que cumplan con una serie de requisitos. Así, las plataformas deberán tener un capital social mínimo de 50.000 euros o disponer de un seguro de responsabilidad civil, registrarse en la Comisión Nacional del Mercado de Valores o el Banco de España, informar de los riesgos de las inversiones y el riesgo de pérdida de capital, así como evitar las comunicaciones comerciales sobre los proyectos. Por su parte, los inversores no podrán realizar inversiones de más de 3.000 euros por proyecto ni más de 6.000 euros en un periodo de 12 meses en el conjunto de proyectos publicados en la plataforma.

Oriol Cordón, director de Inversiones de la firma, apunta que “una plataforma de `equity crowdfunding´ no es sólo una web en la que se exponen proyectos. Los expertos del sector sabemos que detrás hay mucho más. En Crowdcube, en concreto, prestamos un servicio integral, simplificando al emprendedor la gestión del contacto con sus nuevos socios y reforzando las garantías de los inversores. Esto nos permitirá coordinar rondas de financiación 100% online y con el resto de nuestros partners internacionales, pudiendo proporcionar visibilidad a las empresas españolas en todo el mundo”.

Lo cierto es que, al margen de España, Crowdcube también tiene previsto abrir filiales durante este 2014 en Italia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Polonia y Brasil, además de haber cerrado ya acuerdos de colaboración para operar en Alemania, Canadá, EAU y EEUU.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *