Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Empresas/ Negocios  >  Acuerdos/ Alianzas  >  Artículo actual

Startups y coworking, un tándem para el éxito

Por   /   17 octubre, 2016  /   Sin Comentarios

Natalia Rojas, de FJME Venture CapitalPor Natalia Rojas, Operations Team en JME Venture Capital, Gestora de fondos de capital riesgo perteneciente a la Fundación José Manuel Entrecanales.

 

Las startups españolas batieron el pasado año todos los récords. Así lo ha confirmado el informe sobre la “Actividad de Venture Capital & Private Equity en España 2016”, presentado por ASCRI (Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión) en colaboración con Webcapitalriesgo.com, que indica que un total de 200 inversores participaron en 2015 en 1.527 operaciones para financiar empresas españolas de nueva creación por valor de 659 millones, lo que supone un 83% más que el año anterior.

Con estos datos, y pese a la percepción de que la inversión en startups ha tocado techo, es evidente que este período de bonanza en la situación de este tipo de compañías arrastrará consecuencias positivas a lo largo del presente año. Este pronóstico favorable ha provocado además en los últimos tiempos un mayor compromiso de las instituciones para con la constitución y el fomento de las startups, que podría llevar en unos años a la creación del primer unicornio español.

De hecho, según el estudio “The EUnicorn Economy: opportunities for Spain” sobre inversión semilla, las inversiones de “venture capital” se han disparado un 300% en apenas dos años. En esa línea, el 27% de la inversión en “venture capital” en nuestro país procede de fondos públicos, mientras que los “family office” (agencias de gestión de inversiones de pequeño tamaño) y los inversores privados financian otro 25%.

Este interés creciente permitió que en el pasado año el número de nuevos negocios aumentara casi un 30%. La clave, además del apoyo financiero para conseguir el capital necesario para poner en marcha el proyecto, es la potenciación, por parte de las entidades, de nuevas fórmulas para impulsar a estas empresas e introducirlas de lleno en el tejido empresarial nacional.

En este sentido, las instituciones han diversificado sus iniciativas para atender las necesidades y demandas de los proyectos empresariales comprometidos con la innovación y con perspectivas de crecimiento. Sin lugar a dudas, además de la financiación, una de las dificultades a las que se enfrentan los emprendedores cuando quieren lanzar un proyecto es la búsqueda y el coste económico de un espacio físico donde puedan desarrollar su actividad.

Por este motivo, el movimiento “coworking”, un fenómeno que llegó hace unos años a nuestro país, ha cobrado especial relevancia en los últimos tiempos. Tanto que, según un reciente informe publicado por la multinacional de soluciones de trabajo flexible Regus, España se ha convertido, con casi 1.000 espacios, en uno de los países más influyentes en Europa en esta nueva forma de trabajar. De hecho, 1 de cada 8 espacios de “coworking” en el mundo está en nuestro territorio.

A la vista de estas cifras, no es de extrañar que la filosofía “coworking” se esté posicionando como uno de los motores de la economía global y del crecimiento del emprendimiento en España. En la actualidad, más de 7.000 autónomos, freelancers y startups trabajan y comparten espacios de “coworking” y 7 de cada 10 emprendedores ven estos lugares de trabajo como el sitio ideal donde desempeñar su actividad y conocer a otros emprendedores con los que intercambiar experiencias.

En efecto, se trata de una oportunidad para conocer profesionales proactivos, comprometidos con el mundo de la empresa y con intereses comunes y, por tanto, se presenta como una ocasión para crear una red de “networking” que puede ayudar a las startups a conseguir los contactos oportunos para consolidar su proyecto.

En esta tesitura trabajan precisamente en varios sectores del mundo corporativo y son muchas las instituciones que han creado programas para potenciar el uso de estos espacios entre los emprendedores e impulsar sus empresas en fase “seed” para introducirlas en la red de empresas nacionales. Coworking, de PixabayEs el caso del programa “Despega”, presentado por la Fundación José Manuel Entrecanales y que ofrece unas becas para que los emprendedores puedan optar a un espacio físico de forma gratuita para su desarrollo profesional, a la vez que les facilita el camino para su implantación definitiva en el tejido empresarial.

Es posible que esta nueva vuelta de tuerca al compromiso de las entidades para con las startups semilla sea la clave del impulso definitivo para el despegue de las futuras empresas más influyentes del mundo. Alguno de los unicornios de los últimos tiempos eligieron nacer en un espacio de “coworking”, en vez de en un garaje… y esa decisión ha supuesto un engranaje perfecto que encaja las piezas startup y “coworking” en un tándem para el éxito empresarial.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *