Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

Dos de cada tres empresas españolas contratarán empleados este año

Por   /   11 marzo, 2015  /   Sin Comentarios

Superando en 10 puntos porcentuales a las intenciones de hace un año, actualmente el 63% (casi dos de cada tres) de las compañías españolas tiene previsto realizar nuevas contrataciones de trabajadores en el presente ejercicio, según pone de manifiesto la “Guía del Mercado Laboral 2015”, realizada por la multinacional británica Hays, especializada en la contratación de profesionales cualificados, con la participación de varias escuelas desde el punto de vista académico.

Contratacion de trabajadores, de Free DownloadEn esa línea, el informe, que ofrece un análisis global de tendencias y salarios en nuestro país y que ha contado con las respuestas y opiniones de 1.500 empresarios y 8.300 trabajadores (2.970 de ellos, en situación de desempleo), concreta que los perfiles más solicitados serán los de ventas y comerciales (53%), seguidos por los ingenieros (33%) y los de tecnologías de la información (21%). Y en esa dinámica, la gran mayoría de perfiles que se contratarán serán senior (66%) con experiencia de más de 4 años y junior (64%) con experiencia de hasta 4 años. Y si los empresarios pudiesen aconsejar qué estudiar a los futuros candidatos, les dirían que mejoraran su dominio de idiomas (81%) y potenciar el conocimiento sobre nuevas tecnologías (51%).

Desde luego, la experiencia es la cualidad más valorada a la hora de contratar (considerada por el 82%) frente a la formación (18%). Y los cinco factores que más valoran los empresarios a la hora de seleccionar un candidato son: la polivalencia y capacidad de adaptación (51%), la proactividad y dinamismo (50%), la capacidad de trabajo (49%), los idiomas (como novedad este año, con un 41%) y el conocimiento del sector (41%). Por contra, los cinco errores más graves que un candidato puede cometer en una entrevista de trabajo son: la antipatía o arrogancia (65%), la falta de honestidad (59%), la falta de interés durante la entrevista (56%), la incapacidad de describir su experiencia de trabajo (49%) y, por último, los comentarios negativos sobre sus antiguos jefes o empleadores (44%).

En cualquier caso, un 55% de los encuestados piensa que están cambiando las competencias que buscan en sus empleados, si bien el 79% de empresarios cree que ya tiene la plantilla adecuada para competir en el mercado actual.

Pero lo cierto es que, para las empresas, la tendencia es notablemente positiva, pues el 56% opina que la situación de su empresa ha mejorado, en tanto que un 27% cree que no empeorará, aunque no pueden decir que estén bien todavía, y un 7% afirma haber superado la recesión por completo (solo un 10% de los encuestados cree que la situación económica empeorará). En ese sentido, un 67% de las empresas, frente al 41% de la edición anterior, afirma que la Reforma Laboral no les ha ayudado para nada. Y entre los que sí creen que les ha ayudado, un 50% puntualiza que ha sido en la reducción de costes y un 26% para reducir plantilla.

Mientras, al hablar de las dificultades de la coyuntura actual, el 39% de los encuestados señala la bajada del consumo, el 36% los tipos de cotización excesivos, el 35% la rígida legislación laboral, el 29% los impagos, el 25% el desajuste entre oferta de profesionales y vacantes disponible, el 23% la poca organización entre universidades y empresas y el 21% la falta de profesionales cualificados.

En cualquier caso, el porcentaje de empresas que tuvieron que realizar despidos afectó al 54% durante 2013 por el 46% en 2014. Despidos que se han producido, sobre todo, en los perfiles con experiencia acumulada de entre 2 y 10 años y, en un 65% de los casos, para la categoría profesional de staff. Además, los empresarios y responsables de Recursos Humanos dicen mayoritariamente (66%) que no temen sufrir una rotación voluntaria de plantilla más elevada de lo habitual durante 2015. Y entre los que sí que temen una fuga de talento, un 25% lo hace porque la competencia ofrece salarios más elevados y un 24% porque reconocen que existe una falta de implantación de un buen plan de retención de talento en sus empresas.

Pero para el caso de despidos, el 67% de empresarios consultados afirma que no considera los costes de despido a la hora de hacer selección, y además, se ha reducido ligeramente el porcentaje de empresas en las que hubo congelación salarial, pasando del 50% en 2013 al 44% en 2014. Y, por otro lado, un 25% afirma haber aumentado el salario fijo, frente a un 28% que lo hizo el año anterior. Entre los beneficios no financieros más ofrecidos por las empresas, el coche de empresa pasa a un segundo plano (ofrecido por un 44%), superado por ahora por el teléfono móvil/portátil/tablet (69%), la formación interna (46%) y la flexibilidad horaria (44%).

No obstante, es preciso reseñar que el 74% de los empleados encuestados no teme perder su puesto de trabajo en los próximos meses y el 40% no recomendaría su empresa actual a un amigo o familiar. Además, el 51% estaría dispuesto a asumir una bajada salarial, si eso sirviera para disminuir el paro de larga duración y juvenil.

El análisis de Hays constata que los salarios más bajos están asociados a una menor permanencia en la empresa, y son los perfiles de más de 30.000 euros brutos anuales los que tienen una mayor permanencia en la empresa, lo que puede verse como signo de estabilidad, estancamiento o falta de afán de superación. Mientras, las permanencias más bajas están también asociadas a los más jóvenes. Aunque también es verdad que el 61% de todos los encuestados considera que tiene más responsabilidades, sin que se le compense por ello, y el 50% dice que tiene el mismo salario.

La investigación descubre asimismo que un 71% de los trabajadores empleados trabaja en algo relacionado con su área de formación, aunque entre los ingenieros el porcentaje sube al 75% y, sin embargo, entre los formados en Artes y Humanidades se limita al 53%.

Lo cierto es que, a nivel de competencias, la mayoría de los trabajadores con empleo han actualizado sus competencias mejorando los idiomas (49%), desarrollando sus competencias personales (47%) y con formación de máster/postgrado/doctorado (32%), mientras que los desempleados han dado mucha menos importancia a las competencias personales (29%) y se han centrado en Idiomas (58%), formación de máster, postgrado o doctorado (39%) y en formación académica con cursos, grados, licenciaturas o diplomaturas (31%).

Sin embargo, el estudio asegura que sólo un 18% se arrepiente de la formación elegida en su momento, aunque también es cierto que un 55% de los empleados siente necesidad de cambiar de trabajo, pese a que el 76% de los profesionales con empleo no ha cambiado de ocupación en 2014. En concreto, el 59% dijo que busca un cambio de empleo de forma activa, para crecimiento profesional (63%), por un reto más interesante (57%) y por una mejora económica (50%). En ese objetivo, los profesionales más seniors son los que llevan más tiempo en búsqueda activa de empleo; suelen ser más selectivos con los procesos de selección, y además existe un volumen de vacantes mucho menor para este tipo de perfiles.

Entre el colectivo de los que sí quieren cambiar de empleo, el 53% ha rechazado alguna oferta laboral y baja sensiblemente el porcentaje (del 68% de 2013 al 62% de 2014) de los que están dispuestos a trabajar en el extranjero (los países más valorados para ellos son Inglaterra y Estados Unidos). Y los que prefieren no salir al extranjero alegan sobre todo motivos familiares (83% de los hombres y 77% de las mujeres).

Por su parte, más de la mitad de los trabajadores expatriados (58%, porcentaje que subiría al 88% si la situación económica mejora) piensa regresar a España en algún momento. El plazo de retorno es diverso, si bien un 26% se plantea regresar en menos de un año.

Imagen cortesía de jesadaphorn / FreeDigitalPhotos.ne

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *