Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Crear un patrón de bloqueo móvil seguro a salvo de ciberdelincuentes

Por   /   9 diciembre, 2015  /   Sin Comentarios

Por Kaspersky Lab, Multinacional especializada en soluciones de seguridad “endpoint”.

 

A veces es sencillo predecir el comportamiento de los seres humanos, y el ser tan predecibles puede ser una ventaja para los que intentan descubrir nuestras contraseñas, códigos secretos, PIN, etc. En ocasiones, usamos para nuestras contraseñas nombres, fechas de nacimiento y otros datos que son fáciles de adivinar, por no hablar del uso de algunas contraseñas realmente obvias como la típica “12345”, que, sorprendentemente, sigue siendo muy utilizada. Pero, ¿qué hay de los patrones de bloqueo que utilizamos en nuestros móviles? ¿También somos predecibles al crearlos? Pues parece ser que sí.

Seguridad de dispositivos, de PixabayLa investigadora Marte Løge, de la empresa noruega Itera Consulting, llevó a cabo un análisis sobre los patrones que crean los usuarios en tres situaciones diferentes: apps de compras, pantalla de bloqueo del smartphone y banca electrónica, respectivamente. Los resultados fueron sorprendentes.

Según este informe, el usuario tiende a usar patrones menos seguros para el bloqueo de la pantalla de su smartphone, a diferencia de los que utilizan para la banca electrónica o las aplicaciones de compras. Además, muchas personas (cerca del 10% de los encuestados) dan forma de letras o números a sus patrones, los cuales son tan predecibles como la típica contraseña “12345”, y de ninguna manera pueden considerarse lo suficientemente seguras como para proteger cualquier dispositivo.

Lo cierto es que la extensión media de todos los patrones investigados es de aproximadamente 5 puntos, un número insuficiente para proteger el smartphone o una aplicación, pues esta extensión crea unas 7.000 posibles combinaciones, aunque la longitud más popular es de 4 dígitos, lo que significa que se crean apenas 1.600 combinaciones. Por eso es obvio que se trata de una contraseña más débil que un código PIN de 4 dígitos.

Por otra parte, para reducir el número de combinaciones a una cifra aún más baja, se puede predecir fácilmente el punto de partida de un patrón. Así, la gente tiende a usar las esquinas como punto de partida y más de la mitad de los patrones suelen comenzar por la esquina superior izquierda. Con la combinación de la esquina inferior izquierda y la superior derecha, se obtiene el 73% de las que usa la gente normalmente.

De manera que, si usas patrones de bloqueo de pantalla en Android o en alguna app sensible y quieres proteger los datos, la mejor estrategia a seguir es la hacer lo contrario a lo que hace la mayoría. 

En ese sentido, se pueden seguir los siguientes consejos:

  1. Nunca uses en tus contraseñas combinaciones obvias como los patrones con letras o números. Usar patrones débiles es prácticamente como no usar ningún patrón o contraseña en absoluto.
  2. Utiliza un punto de partida poco usual: el mejor está en la mitad del lado derecho de la pantalla. La esquina inferior derecha también es una buena opción.
  3. La mejor extensión para un patrón es de 8 ó 9 puntos. Es decir, en primer lugar, crea un gran número de combinaciones posibles; además, estas largas combinaciones, son mucho menos populares.
  4. Y, por último, considera el cambio de patrones a contraseñas. La contraseña puede ser más fácil de recordar que un patrón seguro, incluso si es larga y segura.
    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *