Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Economía/ Finanzas  >  Ayudas/ Ahorros  >  Artículo actual

Ahorro en el aire acondicionado

Por   /   8 mayo, 2017  /   Sin Comentarios

Por Ahorralia.es, Firma especializada en asesoramiento para el ahorro en suministros de utilities, telefonía, seguros, etc.

 

A partir de estas fechas, y desde luego cuando va llegando el período estival, uno de los aparatos domésticos más utilizados es el aire acondicionado. Aire acondicionado, de PixabayY así, comunidades autonómicas como Madrid, Extremadura o Andalucía lideran claramente el número de instalaciones y consumo de este electrodoméstico en fechas veraniegas.

En esa dinámica y de cara a que no se dispare la factura de la luz en las próximas semanas, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones para una correcta utilización del aire acondicionado. Siguiéndolas, se puede reducir hasta un 30% el consumo de energía de este aparato.

1.- Buscar una localización adecuada del aparato, de manera que los rayos solares incidan lo menos posible y exista una buena circulación de aire.

2.- Regular correctamente el termostato, manteniendo una temperatura en el hogar no superior a los 25º.

3.- Encender el aire acondicionado sólo cuando sea necesario, y evitar por tanto costumbres innecesarias como dejarlo encendido sea cual sea la temperatura interior. En días no muy calurosos se pueden contemplar incluso otras alternativas.

4.- Si se va a abandonar la vivienda, conviene apagar el equipo al menos 15  minutos antes de salir de casa. De esa manera, evitamos apagarlo en el momento de marcharnos y un gasto poco eficiente durante esos 15 minutos.

5.- Evitar descuidos a la hora de apagar el aire acondicionado. Un olvido con ausencias prolongadas provocará que dejemos horas funcionando el equipo y además que, al regresar, la casa esté demasiado fría.

6.- Cerrar puertas y ventanas, ya que si las puertas interiores las dejamos abiertas el aire fresco irá a parar a los pasillos y a estancias de la casa que no estamos utilizando. Y es que de esa forma se desperdicia energía, ya que la habitación que intentamos refrigerar no acumula el aire fresco.

7.- Limpiar correctamente el equipo. La acumulación de suciedad y polvo obstruyen los filtros, lo que conlleva un menor rendimiento del sistema y un mayor consumo energético. De hecho, es recomendable limpiar los filtros con una frecuencia no superior a la semana.

En cualquier caso, al margen del aire acondicionado, también es preciso considerar que durante el verano también otros aparatos electrónicos y otros electrodomésticos acaban disparando nuestra factura energética. Por ejemplo, dejando televisores o monitores en “stand by”, ya que una noche entera de estos dispositivos en ese estado equivale a 2 horas de funcionamiento, con el consiguiente consumo (es conveniente desenchufar o apagarlos desde la regleta, si tenemos varios conectados). Otro ejemplo son los cargadores de móviles, tablets y similares, que también deben desenchufarse, porque no hay que olvidar que algunos aparatos (los que tienen transformadores) pueden suponer un gasto al año de 50 euros por el mero hecho de estar enchufados.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *