Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Decálogo de consejos para el ahorro en electrodomésticos del hogar

Por   /   28 junio, 2018  /   Sin Comentarios

Por Media Mark, Multinacional distribuidora de electrónica de consumo.

 

De cara a un consumo eficiente en el hogar, será conveniente tener en cuenta los siguientes diez consejos prácticos encaminados a conseguir ahorrar energía y dinero en el consumo diario de electrodomésticos.

  • Infórmate sobre el etiquetado energético

Es importante tener presente el etiquetado energético a la hora de comparar un electrodoméstico. El mismo indica las diferentes características del equipo, como el grado de eficiencia, el ruido o el consumo de agua. Así, aquellos electrodomésticos etiquetados con la letra A (clase A) consumen menos electricidad (hasta un 30% menos), suponen un mayor ahorro energético y son más respetuosos con el medio ambiente. Ahorro de electricidad, de PixabayEstos electrodomésticos tienen un coste económico más alto, aunque se consigue amortizarlos en muy poco tiempo.

  • Pantallas y monitores más eficientes

En cuanto a las pantallas de televisión o de ordenadores, a la hora de renovarlos es importante elegir aquellos de LED y OLED, ya que consumen mucho menos. No hay que olvidar que, por ejemplo, el televisor consume el 12,2% de la energía doméstica y los ordenadores un 7% aproximadamente. De ahí que resulta recomendable apagarlos por completo mientras no se están utilizando.

  • Lavados rápidos y en frío

El 90% de la energía que consume una lavadora es para calentar el agua, así que una de las claves para ser más eficientes es realizar los lavados en frío. Además, si los realizamos con programas económicos y llenamos la lavadora al máximo conseguiremos ahorrar más energía.

  • Ahorro en la cocina

En el momento de renovar los electrodomésticos de nuestra cocina debemos prestar especial atención a las placas. Y es que es recomendable instalar placas de inducción, en vez de vitrocerámica y gas, ya que tienen un consumo mucho menor y son más ecológicas. Al adaptarse al recipiente, sólo suministran la energía necesaria y reducen el consumo eléctrico. Su precio es más elevado que el resto de sistemas, pero si se utiliza la cocina diariamente se amortizan en muy poco tiempo. Por otro lado, si apagamos el fuego 5 minutos antes de finalizar la cocción, los alimentos se cocinarán con el calor residual y ahorraremos energía.

  • Iluminación más eficiente

Hay que sustituir definitivamente las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo, pues se conseguirá consumir un 80% menos, al margen de que durarán hasta 8 veces más. En cualquier caso, para lograr ser más eficientes en casa, conviene limpiar habitualmente las bombillas y fluorescentes, ya que cuando estos se llenan de polvo necesitan más tiempo para calentarse y, por lo tanto, consumen más energía. Y también es preciso recordarse de apagar siempre las luces cuando se salga de una habitación.

  • Los electrodomésticos apagados sí consumen

Muchos electrodomésticos siguen consumiendo incluso estando apagados o en modo “standby”; a veces incluso consumen más energía mientras están en reposo que mientras están en uso. Por eso, en el momento de comprar un electrodoméstico nuevo no hay que olvidar preguntar por aquellos que no consuman mientras están en reposo.

  • Climatización

Al instalar un nuevo aparato de aire acondicionado en casa es importante tener en cuenta la orientación del mismo y colocarlo preferentemente al noroeste para evitar que el sol le dé durante el día; y desde luego si se coloca el aparato en una zona con sombra su consumo será mucho menor. Además, es importante mantener limpios los filtros y controlar la temperatura, evitando que ésta sea excesiva y que por tanto consuma más energía.

  • Nevera

Escoger frigoríficos etiquetados con la letra A nos ayudará mucho a ahorrar en consumo energético. Sin embargo, si nuestro frigorífico funciona perfectamente y todavía no es el momento de cambiarlo, hay algunos trucos para evitar consumos excesivos y así ahorrar en nuestra factura. En ese sentido, por ejemplo, hay que evitar mantener la puerta del frigorífico abierta durante mucho tiempo, ya que así conseguimos ahorrar hasta un 5% en el consumo de energía; y asimismo es recomendable dejar que los alimentos calientes se enfríen antes de guardarlos en el frigorífico.

  • Llenado del lavavajillas

Hay que evitar el poner el lavavajillas si el mismo no está lleno, y además hay que intentar escoger un programa más económico, ya que así se limita el consumo de agua y, a la vez, la misma se calienta a una temperatura moderada, con lo que el consumo es mucho menor.

  • El día a día

Una vez claros todos estos consejos, lo importante es aplicarlos en el día a día y convertirlos en una rutina para todos los miembros de la familia.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *