Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Consumerización de las TIC

Por   /   4 diciembre, 2012  /   Sin Comentarios

Las TIC nos acompañan allá donde vamos, y lo digo en el sentido más literal de la frase: están creciendo a un fuerte ritmo las ventas de portátiles y notebooks frente a equipos de sobremesa; la irrupción de las tabletas está suponiendo todo un “boom” y todos los fabricantes están lanzando modelos para competir con el iPad, pionero en esta categoría; la popularización de los smartphones nos permite “estar siempre conectados”; por no hablar de las aplicaciones “en la nube”, que nos permiten acceder desde cualquier lugar y dispositivo a servicios relacionados con nuestro ocio pero también con nuestro trabajo.

Consumerización TICEn relación con el software empresarial, muchas compañías están trabajando en su modernización cara a maximizar la productividad de sus trabajadores. No obstante, según diversos estudios, los empleados no están satisfechos con las aplicaciones que usan en sus compañías, ya que son demasiado complejas, requieren de mucha formación y son poco ágiles para realizar las tareas para las que se implantaron.

Hace años, las fronteras entre el entorno profesional y el privado estaban perfectamente delimitadas, pero últimamente y, debido en gran parte al crecimiento y popularización de las redes sociales y al acceso a las empresas de las nuevas generaciones que han crecido como usuarios habituales de las TIC, la informática corporativa y la de consumo, se están mezclando y convergiendo tanto en horarios como en dispositivos y aplicaciones. Un buen ejemplo puede ser Twitter, donde seguimos tanto a usuarios relacionados con nuestro trabajo como a nuestros ídolos del deporte o líderes de opinión en ámbitos más generales. Y esto lo hacemos tanto durante nuestro horario laboral como fuera del mismo. Otro ejemplo son los CRM’s empresariales, que ya no son sólo las aplicaciones que se han implantado en los últimos años en la mayoría de las compañías, sino también redes sociales como LinkedIn e incluso Facebook. Y a todo ello accedemos desde nuestro portátil corporativo, nuestra tableta y nuestro smartphone.

Frente a estos cambios, que parecen imparables, los departamentos de TI deben ejercer su liderazgo gestionando esta situación para garantizar la seguridad de todos los nuevos dispositivos y aplicaciones que aparecen en las empresas sin que hayan sido adquiridos por las mismas. Si no, serán las direcciones de las compañías las que se lo exijan, debiendo actuar entonces de un modo muy reactivo.

También los fabricantes de software, para alinearse con esta tendencia, deben hacer un esfuerzo por ofrecer herramientas más sencillas de usar, con interfaces más intuitivos, que no requieran instalación alguna y que necesiten menos formación. En definitiva, se trata de ofrecer a los usuarios aplicaciones potentes y sofisticadas en sus capacidades, en las que se les abstraiga de la complejidad inherente a las mismas.

Sólo así conseguiremos dar respuesta a la demanda cada vez más generalizada de “consumerización” de las TIC y, de paso, ayudaremos a aumentar la productividad de nuestras empresas.

Por Eduardo Martínez, Director General de EasyVista España

Imagen cortesía de Digitalart/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *