Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Mantener la pasión por el trabajo

Por   /   2 abril, 2020  /   Sin Comentarios

Por Gonzalo Martínez de Miguel, CEO de Infova, Compañía española especializada en formación y desarrollo de talento directivo.

 

A medida que pasa el tiempo, muchos profesionales comienzan a notar que su trabajo ya no les satisface, no les supone un reto, y se limitan a cumplir con él sin pensar en cómo podrían mejorar su situación. Esta actitud, que denominaríamos conformismo laboral, es siempre un problema si se prolonga en el tiempo y en el que el principal perjudicado es el propio trabajador que ha perdido el entusiasmo y la pasión por lo que hace.

Al respecto, en el momento en que un trabajador nota que esto le está ocurriendo debe poner todo de su parte para tratar de cambiar de actitud. Porque lo que comienza como un escudo frente a un empleo que ya no nos genera ilusión Pasión por el trabajo, de Pixabaypuede acabar convirtiéndose en un foco generador de mucho estrés, malestar, ansiedad y hasta problemas de salud y laborales más serios.

Ante ello, existen una serie de pautas de comportamiento que podemos adoptar, y desde luego, la primera es identificar como algunos de los síntomas de este conformismo laboral la poca participación en los temas de empresa, los silencios en reuniones, la ausencia en los debates y la falta de propuestas. Y, además, en lugar de buscar excusas para esta desconexión de la empresa, es mejor ser honesto y asumir nuestra responsabilidad sobre esta situación.

En cualquier caso, tras ello, la mejor manera de combatirlo sería:

  • Dejar de quejarse.

Uno de los elementos más contaminantes del conformismo a largo plazo es la queja, ya que nos coloca en una posición en la que nos autoconvencemos de que no hay estímulos positivos por los que luchar ni superarse, lo que aumenta el estrés, la ansiedad y otros aspectos como el desánimo. Conformarnos con todo, nos guste o no, es muy aburrido y, con el tiempo, enfermizo, al margen de que esto nos lleva a la crítica sin aportar soluciones. Cosa distinta es si esa queja se convierte en un inconformismo sano y en ganas de cambiar las cosas.

  • Marcarse pequeños objetivos

Ante el desánimo en el trabajo, lo mejor es buscar un reto. Así, enfocarnos hacia lo que se quiere conseguir y tratar de alcanzarlo con tenacidad nos coloca en la mejor posición para seguir desempeñando un empleo con optimismo. De manera que si vamos cumpliendo estas pequeñas metas, tras ellas llegará el agradecimiento, que además es el motor del entusiasmo y una parte esencial del éxito.

  • Imagínate los beneficios

No existe un antídoto definitivo contra el conformismo laboral, pero visualizar los resultados es una buena práctica. De hecho, imaginar el beneficio que van a aportar nuestras acciones generará una cascada de estímulos positivos en nuestro cerebro, proporcionándonos energía para actuar y avanzar. Y recordar los éxitos del día también puede convertirnos en personas más optimistas.

  • Enfócate en la parte más brillante de tu trabajo

Sin duda, todos los trabajos tienen su parte más aburrida, más gris o más repetitiva, pero también tienen una parte más brillante, más retadora, donde sentimos que aportamos más y que somos capaces de disfrutar. Qué parte del trabajo queremos tener más presente depende de nosotros.

  • Explora tu lado inconformista sano

Saca a pasear el inconformista que llevas dentro, porque todos lo llevamos. Escucharlo puede ser divertido e interesante y también puede darnos las claves de lo que nos está pasando.

En cualquier caso, por último, si nada de esto anterior funciona, deberías cambiar de trabajo. Todos nos merecemos trabajar en un lugar que nos rete, nos motive y podamos disfrutar.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *