Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Economía/ Finanzas  >  Consumidores  >  Artículo actual

Los consumidores europeos mejoran su confianza en la recuperación

Por   /   27 mayo, 2016  /   Sin Comentarios

Con un nivel de confianza de 4,7 puntos sobre 10, casi igualando el 4,8 del pre-crisis de 2008, los consumidores europeos manifiestan ahora una mayor confianza sobre su entorno económico y social, según recoge el último “Observatorio Cetelem sobre Consumo Europa”.

El estudio de este banco de crédito al consumo presenta en general unos valores al alza, con movimientos de relativa euforia en los países hasta ahora más pesimistas; y es que el empuje de los países mediterráneos ha sido fundamental para alcanzar este registro. Así, España (4,1) e Italia (4,1) registran muy buenas evoluciones, ya que, con cerca de un punto ganado, estos dos países tienen una nota superior a 4, signo de esperanza económica que llega tras algunos años “negros”.Confianza de europeos, de Pixabay Francia, por su parte, participa igualmente en este movimiento de reconquista ganando medio punto y alcanza ahora la media europea tras seis años de pesimismo durante los cuales estaba en el 4 (los franceses parecen menos críticos hacia la situación de su país).

Mientras, llama la atención que los ciudadanos alemanes sufren un descenso en su nota, reduciéndose 0,7 puntos. Y aunque los germanos continúan siendo los más optimistas entre los europeos en cuanto a la valoración de la situación general de su país (con una nota de 5,7, un punto más que la media), ello no quita para que constituya la peor nota registrada desde hace 6 años.

Por su parte, y sin duda frenados por sus relaciones con la Unión Europea, el Reino Unido no ha visto progresar su nota (5,4), si bien permanece en el pelotón de cabeza, justo detrás de Alemania y Dinamarca. A continuación se sitúa Bélgica, con 5,1 puntos

Por el contrario, Portugal (3,5) y Hungría (3,9) cierran el ranking de países, pero registran progresiones significativas. Eso sí, son las dos únicas naciones que analiza el Observatorio que han dado una nota de apreciación de la situación general de su país inferior al 4.

Al margen de esta apreciación general, en cuanto a intención de compra, los europeos posicionan en primer lugar los viajes y el placer, situándose a la cabeza de las intenciones de compra (56% de intenciones de media). Estos datos están al alza sobre todo en España, Italia y Reino Unido. Es preciso, no obstante, reseñar que si los europeos se muestran más optimistas que el año pasado sobre la mayoría de los gastos, lo cierto es que el gran perdedor parece ser el “sector hábitat”, ya que mientras que las intenciones de compra en bienes inmobiliarios permanecen estables (10%), las reformas del hogar, que históricamente se posicionaban en el tercer lugar entre las intenciones de compra, en 2016 con un 30% (7 puntos porcentuales menos respecto a 2015), ahora se colocan en un quinto puesto. En cualquier caso, en España, el “top 3” de intenciones de compra está ocupado por viajes, electrodomésticos de gama blanca y smartphones.

Los seniors, un colectivo particular

Esta última edición del “Observatorio Cetelem sobre Consumo Europa” realiza además un análisis en profundidad sobre los modos de vida, las expectativas y los hábitos de consumo de los seniors activos y jubilados activos europeos (entre los 50 y 75 años), señalando al respecto que solo el 10% de ellos cree que su poder adquisitivo ha crecido durante el último año, que el 31% tiene intención de incrementar su ahorro en 2017 y que el 32% estima que gastará más, al margen de que casi el 80% asegura que está ayudando financieramente a sus hijos con los gastos corrientes, las compras de equipamiento, el ahorro o la vivienda.

Por otro lado, este colectivo de avanzada edad tiene la salud como preocupación clave, hasta el punto de que el poder envejecer con buena salud es el principal deseo del 87% de ellos (68% entre los españoles). Tras la misma, su segunda aspiración para tener una buena vejez pasa por estar rodeado de sus allegados (66% de media entre los europeos y 73% en el caso particular de los españoles); y la tercera, contar con una buena situación financiera, condición señalada por el 63% de los seniors europeos y por el 60% de los españoles.

En cualquier caso, esa generación, aunque ocupa 13 horas y 45 minutos semanales (12 horas y 10 minutos los españoles) en ver la televisión y 13 horas y 15 minutos (12 horas y 35 minutos los españoles) en navegar por Internet, utiliza el turismo y los viajes como gran recurso para su tiempo. De hecho, nada menos que el 40% de ellos se han ido al menos tres veces en los últimos doce meses, si bien en Europa Occidental y Europa del Norte los seniors viajan más que sus cadetes. Así, en Francia y en Dinamarca la mitad de entre ellos han salido de escapada o de viaje al menos tres veces durante el año pasado, frente al 37% de los menores de 50 años. Por el contrario, en Rumania, República Checa y en Portugal, el 50% de los menores de 50 años se han ido al menos tres veces en el mismo periodo, contra un poco más de 40% de seniors.

Y es que, para los seniors, el contacto humano es más importante que nunca. Y en esa línea, ir de compras es también ir al encuentro de vendedores y otros clientes, ver mundo… y no están dispuestos a abandonar este aspecto de sus hábitos de consumo. En consecuencia, este deseo de estar acompañado por una persona física en la elección de un producto es un obstáculo importante para compras a través de canales digitales. En promedio, cuando no compran en Internet, el 26% de los seniors europeos lo justifican por la necesidad de ser asesorado por un vendedor, cosa que se da particularmente en la compra de equipos electrónicos (el 41% de los seniors evitan este tipo de compra online por esta razón, frente al 34% de los menores de 50 años). Sin embargo, esto es menos evidente en el caso de los productos de alimentación o para el ocio, donde conocen más las características.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *