Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Vivir/ Ocio  >  Motor  >  Artículo actual

Consideraciones antes de conducir en invierno

Por   /   5 diciembre, 2017  /   Sin Comentarios

Por HtmBoxes, Firma española especializada en servicios complementarios a los talleres de reparación de vehículos.

 

La manera en la que se conduce en invierno cambia radicalmente de la del resto del año. La visibilidad disminuye por las inclemencias del tiempo, la luz del sol dura menos, etc. Por este motivo, es conveniente aumentar, si cabe, las precauciones al volante y desde luego ahora es preciso planificar mucho y bien los viajes, Neumáticos en la nieve, de Pixabaysobre todo si el destino es de montaña o una zona en la que suela helar.

Revisión básica del automóvil

En ese sentido, es muy importante prestar atención tanto al estado general de los neumáticos, como al dibujo de los mismos; y aunque el límite legal para circular es de 1,6 milímetros, hay que tener en cuenta que un neumático con un desgaste del 30% deja de brindar las condiciones de seguridad que cumplía cuando era nuevo. Por otro lado, aún en ausencia de lluvia o nieve, la temperatura del asfalto es muy baja, propiciando que los neumáticos no alcancen la temperatura necesaria para proporcionarnos un óptimo agarre, si bien la situación aún se complica más en presencia de lluvia y agua en la calzada. En esta circunstancia, los neumáticos tienen la misión de evacuar el agua que queda entre él mismo y el asfalto, por lo que es imprescindible que el dibujo sea el más adecuado para estas condiciones: en caso de nuestro neumático no tuviese la capacidad de drenar esa cantidad de agua, se podría producir el temido “aquaplanning”, ya que el coche flota sobre el agua y, mientras está flotando, no se tiene control sobre él.

Del mismo modo, no se debe comenzar ningún viaje en invierno sin revisar el correcto funcionamiento del sistema de alumbrado y de señalización del vehículo. Los sistemas de lavafaros y limpiaparabrisas, así como su circuito de agua deben ser comprobados y rellenados, y un aditivo anticongelante especial para el depósito del agua lavaparabrisas, o unas gotas de alcohol en su defecto, pueden evitar que el mismo se congele durante el tiempo que el coche está parado.

Por último, no debe faltar tampoco un buen anticongelante en el sistema de refrigeración del coche para garantizar un viaje sin sobresaltos.

Anticipación

Una herramienta importante en la conducción, en todas las épocas del año, pero, más si cabe en invierno, es la anticipación. Anticipación para poder reducir la velocidad del coche antes de un gran charco de agua en la calzada; anticipación para aumentar la distancia de seguridad con el coche que nos precede; y anticipación para evitar maniobras de riesgo como acelerones bruscos, frenazos y “volantazos” (en invierno, con lluvia, debemos aumentar al doble la distancia de seguridad, al cuádruple en caso de nieve y, en caso de hielo, hasta 8 veces la distancia de seguridad habitual).

El coche no lo es todo

Además de lo que se refiere a los aspectos mecánicos del coche, se debe prestar atención a otros aspectos que también son muy importantes. Así, por ejemplo, hay que llevar siempre la documentación del vehículo con seguro en vigor y el número telefónico de asistencia a mano. También es primordial llevar a mano un teléfono móvil con batería (aunque esté sin saldo o sepamos que en ciertas zonas nuestro operador no tiene cobertura, las llamadas de emergencia realizadas al 112 pueden realizarse incluso en estas circunstancias).

Asimismo, será conveniente llevar una pequeña manta, sobre todo si se viaja con niños o personas mayores, y desde luego disponer de un par de guantes, que serán de mucha utilidad en caso de tener que poner unas cadenas, las cuales se tendrán que dejar a mano con el fin de no tener que vaciar todo el maletero en medio de la carretera antes de poder cogerlas.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *