Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Conciliación  >  Artículo actual

La mitad de los contratos laborales no reflejan las condiciones reales de trabajo

Por   /   27 marzo, 2019  /   Sin Comentarios

Mientras que un 48,9% de los contratos de trabajo sí reflejan las condiciones laborales reales del trabajador contratado, lo cierto es que son mayoría (51,1%) los que no las contemplan, sino otras, tal y como pone de manifiesto la última edición del “Informe Infoempleo-Adecco. Oferta y Demanda de empleo en España”, para el que se ha consultado a 3.813 trabajadores en nuestro país.

En esa línea, por ejemplo, un 51,1% de los encuestados asegura trabajar horas de más, si bien la verdad es que esa cifra representa 10 puntos menos ahora que hace un año. En ese sentido, el 39,3% de los que afirman hacer horas extra reconoce que las mismas son menos de 50 al año, mientras que otro 26,2% realiza entre 50 y 100 horas extra al año, Contrato de trabajo, de Pixabayotro 12,1% trabaja entre 101 y 200 horas más de las que están estipuladas en su contrato e incluso un 8,3% de los encuestados hace entre 201 y 300, otro 4,5%, entre 301 y 400, un 3,6%, entre 401 y 500, y el 6,1%, más de 500 horas extraordinarias.

Sin embargo, la realidad es que el 40,1% de los trabajadores dice que su compañía no les compensa de ninguna manera por ese exceso de trabajo, en tanto que un 12,6% reseña que su empresa le ofrece descansos por las horas extra realizadas. Y entre los trabajadores que aseguran que su empresa sí les paga las horas extra, no siempre ven compensado el 100% del tiempo dedicado a asuntos laborales, y aunque el 51,7% afirma que se le pagan más del 90% de las horas extra, el 48,3% restante admite que su empresa le paga menos. Así, al 8,3% le pagan entre el 1% y el 39% de las horas realizadas al margen de su jornada pactada; al 26,2%, entre el 40% y el 69%; y al 13,8%, entre el 70% y el 89%.

Por otra parte, el 27,8% de los trabajadores dice no saber si sus empresas cotizan a la Seguridad Social por las horas extra que ellos realizan a lo largo del año, mientras que el 41% está seguro que no están cotizando por esas horas. De hecho, solo el 31,2% de los encuestados afirma que la compañía para la que trabaja informa a la Seguridad Social de las horas extra y paga la parte correspondiente por ellas.

En cualquier caso, al margen del tiempo de trabajo, el estudio también revela que únicamente el 55,1% de los trabajadores de nuestro país reconoce trabajar en algo relacionado con sus estudios, frente al otro 44,9% que lleva a cabo su labor como profesional en otro ámbito. Eso sí, prácticamente la mitad (49,6%) afirma que su puesto está por debajo de su formación/cualificación, frente a un 47,7% que cree que está en línea con sus estudios y el 2,7% restante que reconoce tener un puesto de trabajo por encima de su cualificación.

Con toda esta situación, no es de extrañar que el 45,7% de los trabajadores no se sienta motivado en su trabajo, frente al 54,3% que sí lo está. Y es que, entre los principales motivos por los que les falta motivación, los encuestados destacan en primer lugar que no se valora lo suficiente su trabajo o a ellos como profesionales, tal y como señala el 59,9% de ellos. Además, un salario insuficiente es la segunda causa por la que no se sienten motivados, con un 53,6% de apoyos, aunque los trabajadores también reconocen que influye el cansancio por hacer siempre lo mismo (26,7%) y la sobrecarga de trabajo (17,5%). No obstante, en otros casos, su desmotivación llega porque son personas negativas o pesimistas (2,8%), por las condiciones laborales, como el horario, el lugar de trabajo, la cultura de la empresa, etc. (5,8%) o porque los compañeros les contagian su falta de motivación (8,5%).

De esa forma, no resulta raro que hasta un 57,2% de los trabajadores asegure estar en estos momentos buscando otro empleo: el 30,1% está contento, pero está buscando otro trabajo porque las condiciones del actual no son las que desea (jornada, salario, tipo de contrato, etc.); el 15,5% busca trabajo porque no está contento con el que tiene ahora; el 8,5% ya está mirando opciones laborales porque se le terminará pronto el contrato; y el 3,1% quiere dar un giro a su carrera profesional. Eso sí, el 42,8% restante no tiene pensado cambiar de empleo: un 20,3%asegura que ahora no entra en sus planes cambiar; un 16,7% no lo están buscando, pero lo harán en un futuro; un 4,1% no está contento con el actual empleo, pero tampoco están buscando activamente; e incluso hay un 1,7% que temen perder su empleo porque en su empresa no van bien las cosas.

En esa tarea de encontrar otro trabajo, el estudio revela que el 41,5% de los trabajadores ha estado ocupado en menos de 5 empresas a lo largo de su vida, mientras que otro 43,4% asegura haber trabajado entre 5 y 10 compañías, e incluso un 15,1% ha trabajado para más de 10 compañías.

En ese sentido, los principales motivos que llevaron a los consultados a aceptar su actual puesto de trabajo fueron: estar en situación de desempleo (62,4% de los casos), aunque otro 20,6% lo hizo por el horario o la jornada de trabajo que tiene, mientras que otro 18,9% también se decantó por el mismo por las oportunidades de desarrollo profesional que ofrece, un 16,3% por la cercanía de la empresa con su domicilio, un 16,2% por la oferta salarial y un 14,3% por presentar una mayor estabilidad (mejor contrato, mayor duración, etc.). Menos unanimidad aglutinan opciones como la posibilidad de teletrabajar, que solo fue relevante a la hora de elegir empleo en el 1,8% de los casos, la reputación de la compañía (en un 7,3%) y el hecho de no estar contento con su anterior puesto de trabajo (en un 9,9%).

No obstante, entre las principales razones que llevarían a los empleados a cambiar de trabajo, un mejor salario es decididamente la primera, pues es requerida por un 59,8% de los consultados. Pero también son claras posibilidades las oportunidades de desarrollo profesional (opción considerada por un 49,6%), la conciliación entre vida profesional y personal (45,1%), el horario o la jornada de trabajo (43,3%) y el ambiente de trabajo (41,3%). Ya en menor medida, disponer de un contrato indefinido sería el pretexto por el que el 29,4% de los encuestados cambiaría de empleo, además de que otro 24,0% lo haría por la ubicación de la empresa, un 22,6% por las oportunidades de aprendizaje, un 15,5% lo haría solo si estuviera descontento con su empleo, un 12,7% por un paquete de beneficios o incentivos competitivo, e incluso un 8,9% si la reputación de la nueva empresa fuera mejor que en la que está y un 8,3% si pensara que él tendría un mejor encaje con la cultura de la nueva compañía.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *