Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Consejos para antes de adquirir una vivienda (*)

Por   /   29 mayo, 2014  /   Sin Comentarios

Por Consejo General del Notariado.

 

La compra de una vivienda es probablemente la inversión más importante en la vida de la mayoría de los ciudadanos.

En ese sentido, los notarios jugamos un papel de asesoría muy importante en todo el proceso y ofrecemos al respecto una serie de consejos fundamentales a la hora de realizar la compraventa de una vivienda y de cara a la solicitud de un préstamo hipotecario, si fuese necesario.

Pasos preliminares

– Previamente a elaboración de la escritura pública de compraventa, se suele firmar un contrato privado entre el comprador y el vendedor. El documento privado no es obligatorio ni inscribible en el Registro, pero la ley lo considera un contrato válido y obliga a cumplir todo lo que en él se recoja.

– Quién firma por la parte vendedora. Cuando vende un promotor, firma el administrador o el apoderado de la sociedad; y si es una venta entre particulares, deben firmar todos los propietarios (si es vivienda ganancial o familiar, ambos cónyuges).

– Consultar el estado de cargas de la vivienda. Es fundamental comprobar si la vivienda está libre de cargas, o si existe alguna limitación en los estatutos de la comunidad de propietarios. Al respecto se puede solicitar en el Registro de la Propiedad una copia simple informativa o hacerlo a través de una notaría. En ocasiones hay que solicitar al ayuntamiento también un certificado de legalidad urbanística, por si existe algún tipo de afectación que no consta en el Registro.

– Cuotas de la Comunidad de propietarios. Antes de la compra hay que asegurarse de que la vivienda está al corriente de pagos y gastos.

– Precio de compraventa. Hay que determinar con claridad el precio y la forma de pago, sin admitir fijación de un precio inferior al real ni abonar cantidades que no estén documentadas.

– Arras. Es la cantidad que se da como parte del pago del precio total o “señal” cuando se firma el contrato privado. Las más habituales son las penitenciales, que permiten desligarse del contrato antes de la firma de la escritura. Si es el comprador el que anula el acuerdo, perderá la cantidad entregada, mientras que si lo hace el vendedor, tendrá que devolver el doble de lo recibido. Además, si se trata de una vivienda en construcción, el comprador tiene derecho a exigir un aval por la cantidad entregada para que, en caso de no cumplirse el plazo convenido para la entrega del inmueble, se la devuelvan junto con los intereses que le correspondan.

– Gastos de compraventa. Si las partes no pactan nada, o si indican en el contrato que sea “según ley”, se aplicará la legislación de la comunidad autónoma competente. No obstante, en el documento privado se suele pactar quién asume los gastos, incluido que todos los pague el comprador, excepto la plusvalía, que por ley corresponde al vendedor. Si vende un promotor, está prohibido que el comprador asuma gastos que por ley deben ser abonados por el vendedor.

– En cualquier caso, conviene no firmar ningún documento que no se entienda o de lo que no esté plenamente convencido.

 

Escritura pública de compraventa

Consejos compra de viviendaLa escritura pública no es obligatoria para comprar o vender un inmueble, salvo que se contrate un préstamo hipotecario para adquirirlo. Sin embargo, la inmensa mayoría de los ciudadanos elige acudir al notario para realizarla por su fehaciencia y seguridad jurídica ante los tribunales. No hay que olvidar que en la escritura los otorgantes de una compraventa declaran ante notario su voluntad de comprar y vender y las condiciones de la compraventa. El notario, funcionario público, da fe o autenticidad de estas declaraciones en la escritura, de modo que ninguna de las partes podrá negar ante la otra lo que han manifestado. Por todo ello, ante la escritura pública, es preciso considerar que:

– El comprador puede elegir el notario que quiera para que redacte y autorice la escritura pública.

Analizar la escritura pública en la notaría tres días antes de su firma, y así poder resolver posibles dudas.

 

Trámites posteriores

Una vez firmada la escritura de compraventa, se deben seguir los siguientes pasos:

– Pago de impuestos e inscripción en el Registro de la Propiedad.

– Suministros. No olvide poner a su nombre los suministros que afecten a la nueva vivienda.

– Documentación y facturas. Conserve todos los documentos, justificantes, garantías y facturas originales sobre su adquisición. No acepte recibos globales, reclame las facturas originales del notario, gestor y registro de la propiedad, así como de la carta de pago de impuestos a que debe hacer frente: Impuesto Municipal sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía municipal); IVA (10% sobre precio de venta en vivienda de nueva construcción o 12% si no lo es); Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que oscila, según comunidades autónomas, entre el 1% y el 15% del valor; Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (TPO), que, dependiendo también de cada comunidad autónoma, oscila entre el 6% y el 10%; e IRPF.

 

En caso de tener que solicitar un préstamo hipotecario 

– Decidir qué cantidad pedir. Además del precio de la compra, hay que tener en cuenta los gastos citados ya y los propios gastos del préstamo hipotecario, como la tasación, la comisión de apertura (si la hubiera), la gestoría, los impuestos, etc.

– Comparar ofertas de distintas entidades financieras estudiando la información genérica de sus folletos informáticos (fichas de información precontractual).

– Prestar entonces especial atención a los tipos de interés ‘suelo’ y ‘techo’ en el caso de los préstamos hipotecarios: especialmente el llamado ‘suelo’, porque, cuando se alcanza, las bajadas del tipo de interés de referencia no se traducen en una disminución de las cuotas. Es importante fijarse en la TAE, que es el tipo de interés anual que efectivamente se paga en un año y que incluye las comisiones que cobra la entidad financiera, y los plazos de pago.

– Analizar la “Ficha de Información Personalizada” sin coste alguno una vez elegida la entidad financiera, y pedir una oferta vinculante con todas las condiciones financieras del contrato. La oferta deberá tener un plazo de validad no menor de 14 días naturales desde su entrega.

– Escriturar el préstamo hipotecario. Una vez aceptada oferta vinculante, la entidad financiera remitirá la documentación al notario elegido por el comprador para que prepare la escritura de compraventa y la escritura del préstamo hipotecario. El comprador dispondrá entonces de 3 días hábiles antes de la firma de en la notaría. La entrega del préstamo suele producirse de forma simultánea con la firma de la escritura de compraventa.

– Tras la firma, el notario enviará al registro de la propiedad una copia auténtica electrónica autorizada de las escrituras de venta y del préstamo hipotecario.

– Cuando el préstamo se ha terminado de pagar, quedaría un último paso: la escritura pública de cancelación de la hipoteca. La firman solo los representantes de la entidad financiera a solicitud del deudor, quien tiene derecho a elegir el notario que la autorice y le asesore sobre los gastos, que correrán por su cuenta. Una vez firmada, se inscribe en el Registro de la Propiedad.

——————————————————————————————————————————————————————-

(*) Resumen del folleto editado por el Consejo General del Notariado y disponible en su totalidad en www.notariado.org y en la mayoría de notarias de España.

Imagen cortesía de tungphoto / FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *