Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Consumidores  >  Artículo actual

Ahorro en compras online a través de ofertas y descuentos

Por   /   30 diciembre, 2016  /   Sin Comentarios

Por RetailMeNot.es, Centro de compras de ahorros digitales.

 

El comercio electrónico es un sector que ha madurado en los últimos años en España y cada vez cuenta con más adeptos. De hecho, se estima que en 2016 habrá crecido un 18,8% en España, el incremento más alto de Europa, según se desprende del estudio anual sobre eCommerce de RetailMeNot.es en colaboración con el Centre for Retail Research (Nottingham, Reino Unido). Ofertas, de PixabayEste mismo estudio afirma que los compradores online españoles habrán llenado el carro de la compra este año en 13 ocasiones, gastando una media de 51 euros en cada compra, lo que hace un total de 654 euros al año.

El auge de los cupones descuento

Sin embargo, el ahorro es uno de los aspectos que más buscan los compradores. Y en esa dinámica, gracias a las nuevas tecnologías de investigación y comparación online, el ahorro en las compras digitales se ha convertido en uno de los aspectos más valorados por los consumidores. Por este motivo, las páginas web de cupones, descuentos online y códigos promocionales están desarrollando una clara tendencia al alza. Hasta el punto de que, según el último “Estudio de Comercio Electrónico B2C” realizado por ONTSI, el 30% de las compras online se realizan con la ayuda de cupones, al margen de que constata asimismo que el 48% de los consumidores españoles utilizan habitualmente este método para sus compras.

La realidad es que, a día de hoy, se pueden encontrar grandes descuentos que permiten comprar de forma fácil y segura, ahorrando dinero, y creando así una experiencia satisfactoria que permite fidelizar a los consumidores.

Teniendo en cuenta este contexto, entendemos que hay cinco métodos para ayudar a que los consumidores ahorren a la hora de comprar online:

  • Comparadores de precio. Uno de los métodos de ahorro más utilizados son los comparadores de precio, que permiten al comprador encontrar el precio más bajo entre todos los vendedores que hay en el mercado.
  • Cupones de descuento. Pueden darse en forma de códigos de descuento y se aplican en productos de infinidad de categorías. Ofrecen un ahorro sobre el precio, que puede ser una cantidad determinada o un porcentaje sobre el total, y se suelen aplicar al final del proceso de compra. Los cupones también pueden incluir descuentos (por ejemplo, 2 x 1) o el envío gratis del producto. En ese sentido, hay muchas maneras de conseguir un código promocional, pues además de los propios de las marcas, una de las fuentes más populares de adquirirlos son los sitios de cupones, en los que se pueden encontrar todos los códigos en un solo sitio. Estos sitios, por lo general, también tienen ofertas exclusivas y ventas regulares.
  • “Cashback”. Esta opción supone la devolución de una cantidad determinada de dinero en la compra de los productos. El dinero devuelto se puede ingresar tras la compra en la cuenta del consumidor para utilizar en futuras compras, y en algunos casos, como una tarjeta regalo para gastar en la misma tienda online (“Voucherback”).
  • Comunidad de ahorro. Estos puntos de encuentro son muy útiles para que los usuarios se ayuden entre ellos a la hora de realizar sus compras online intercambiando ofertas, consejos, opiniones, etc. Además, algunas de estas comunidades ofrecen programas de fidelización que recompensan su lealtad con cupones y códigos de descuento.
  • Programas de fidelización. Por lo general, los miembros de estos programas ven recompensadas sus compras con puntos que pueden utilizar para comprar en ciertas tiendas o para adquirir servicios durante un periodo de tiempo más largo. Además, ciertas marcas ofrecen la posibilidad de ganar puntos de manera inmediata, no solo usando ofertas, sino también compartiendo códigos con su comunidad y escribiendo reseñas sobre tiendas.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la aplicación de uno de los descuentos no tiene por qué ser excluyente y se pueden aplicar dos o más descuentos simultáneamente para la compra de un mismo producto, lo que hace que el precio final sea bastante inferior al inicial. Por ejemplo, se puede utilizar el “cashback” para realizar una compra en la que se ha aplicado un cupón de descuento.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *