Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Las empresas, optimistas ante las ventajas del BYOD

Por   /   23 enero, 2013  /   Sin Comentarios

Las organizaciones corporativas se muestran, en general, bastante optimistas acerca de las ventajas que el Bring Your Own Device (BYOD) puede proporcionar a su rentabilidad. En concreto, según apunta un estudio encargado por la firma tecnológica Quest Softwareglobal (ahora parte de la multinacional Dell Software) y llevado a cabo por la agencia de investigación independiente Vanson Bourne, la mayoría de las empresas declaran que se encontrarían en desventaja competitiva si no adoptasen esta práctica. De hecho, según el mismo, las empresas que han adoptado programas BYOD y cuyos empleados utilizan sus propios dispositivos personales para trabajar han experimentado una mejora en la productividad de los trabajadores, tiempos de respuesta más rápidos a los clientes y mayores eficiencias operacionales.

Inteligencia competitiva en las empresasSegún el citado estudio, para el que se ha entrevistado a casi 1.500 responsables en la toma de decisiones de TI en Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Italia, Australia, Singapur, India y la región de Beijing, casi dos tercios de los mismos (64%) declaran que el BYOD solo puede aportar beneficios masivos si se conocen las necesidades y derechos específicos de cada usuario (este porcentaje salta a tres cuartas partes entre el grupo que fomenta el BYOD y que gestiona de forma activa cualquier dispositivo que los empleados deseen utilizar, lo que demuestra que comprenden realmente la necesidad de capacitar a sus empleados).

Lo cierto es que las empresas con programas BYOD maduros tienen más posibilidades de alcanzar los mayores beneficios (Beijing es en este sentido la región más optimista al señalar las ganancias potenciales). Además, las empresas con políticas BYOD bien establecidas son las menos propensas a experimentar cualquier tipo de contratiempo, con más de una cuarta parte de este grupo que no experimenta ninguno en absoluto. De hecho, los participantes en el estudio identifican, de media, cuatro beneficios personales para sus empleados, incluyendo horarios de trabajo más flexibles, capacidad para fomentar la creatividad, acelerar la innovación, subir la moral y facilitar la colaboración y el trabajo en equipo.

Y cuando se les pide clasificar los problemas relacionados con BYOD, las organizaciones citan el abuso de las políticas, la pérdida o robo de los dispositivos móviles, la falta de control sobre las aplicaciones y datos en estos dispositivos, la marcha de la compañía por parte de los empleados con todo el conocimiento interno adquirido y la distribución no autorizada de datos.
Por otra parte, las organizaciones que consideran a las aplicaciones como parte de una estrategia BYOD robusta son más proclives a vincular y gestionar los dispositivos por usuario, a definir roles para su comunidad de usuarios en una sola base de datos central, a seguir y dar soporte al nivel de movilidad de cada usuario, y a suministrar las aplicaciones a los usuarios en función de su cargo dentro de la compañía. Entre aquellos sin política formal al respecto, el 27% no puede hacer ninguna de estas cosas, frente a solo el 3% de entre aquellos que han adoptado BYOD.

También una estrategia centrada en el usuario tiene un impacto significativo y positivo que se traduce en recompensas para las empresas en la gestión y seguridad de los datos, así como en la productividad de los empleados y en la satisfacción de los clientes. El estudio revela que el 74% ha experimentado una mejora en la productividad de los empleados y un 70% ha mejorado los tiempos de respuesta a los clientes.

Dentro de esa dinámica, el informe señala que Estados Unidos, Beijing y Australia son los tres países que más fomentan el BYOD, gestionando activamente y dando soporte a cualquier dispositivo que los usuarios deseen llevar al entorno corporativo. Mientras, Francia, Alemania y Reino Unido ocupan los puestos de cola en el suministro de este nivel de soporte.

Y respecto a las áreas tecnológicas más comúnmente implementadas en primer lugar para el BYOD se sitúan en primer lugar la virtualización del escritorio y la gestión de dispositivos móviles (MDM). Francia, Alemania, España, Italia y Australia implementaron primero la virtualización del escritorio, mientras que Singapur, India, Beijing, Reino Unido y Estados Unidos empezaron por el MDM.

En India y Beijing, todas las organizaciones tienen previsto ofrecer o ya ofrecen algún tipo de soporte para los dispositivos personales, en tanto que Reino Unido se clasificó como último país en este sentido, con solo el 65 % de los entrevistados declarando que ofrezcan actualmente algún nivel de soporte BYOD.

Beijing, India y France son los primeros países en destacar que cualquier política de soporte BYOD requeriría que sus empleados tengan preparados sus propios dispositivos para un uso corporativo.

Imagen cortesía de nokhoog_buchachon/ FreeDigitalPhotos.net

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *