Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Artículo actual

La formación en competencias, clave para evitar un desempleo masivo en el futuro

Por   /   13 abril, 2018  /   Sin Comentarios

Tal y como señala el informe “50 estrategias para 2050. El trabajo y la revolución digital en España”, elaborado conjuntamente por Fundación Telefónica y Prospektker, el nodo español del Proyecto Millennium, de cara a paliar los efectos que pueden tener los cambios tecnológicos asociados a la revolución digital será necesario abordar cambios profundos en los sistemas educativo, económico y político, Formación en competencias, de Pixabayademás de en el propio concepto del trabajo, para evitar que la situación en 2050 se caracterice por un desempleo masivo.

El documento, que ha contado con la participación de más de 300 expertos de 50 países y que plantea 50 estrategias con la mirada puesta en el año 2050 para que España pueda superar las dificultades y aprovechar las oportunidades ligadas a las profundas transformaciones que se van a producir, reseña que, entre los desafíos que nuestro país debería cumplir antes de 2050, será precisa sobre todo una mayor formación para el empleo en competencias y valores de futuro. Por ello, el documento destaca como principal desafío antes de 2050 la mayor implicación y compromiso de la empresa en la educación y un aumento de sinergias entre el mundo educativo y el laboral.

En concreto, los expertos del estudio señalan, entre otros retos, la necesidad de una monitorización del mercado de trabajo en cuanto a tendencias y tecnologías; el fomento de la transparencia, la evaluación y la comunicación; la coordinación en red y la transversalidad en el empleo, la industria y la educación; la mejora de las condiciones y recursos para el emprendimiento y el autoempleo; etc.

En esa línea, dividen sus recomendaciones según las cinco áreas de trabajo en educación y aprendizaje, ciencia y tecnología, empresa y trabajo, sociedad y cultura y gobierno y políticas públicas. Y entre las estrategias generales sugieren cinco de mayor impacto y viabilidad: generalizar la educación digital e integrar las TIC en la docencia, desarrollar un programa de implantación nacional en ciencia y tecnología, extender los sistemas de apoyo al autoempleo y el emprendimiento y fomentar los ecosistemas conectados, redefinir los valores éticos de las organizaciones y las personas, y convertir la estrategia nacional sobre tecnología en una política de Estado, al margen del debate partidista, entre otras

En cualquier caso, entre los retos de futuro, el informe recomienda: articular espacios de encuentro sobre el futuro del trabajo; favorecer la transición entre el mundo educativo y el laboral; impulsar la formación para el empleo en competencias y valores de futuro; realizar un seguimiento continuo del mercado de trabajo en cuanto a tendencias y tecnologías; fomentar la transparencia, la evaluación y la comunicación; establecer la coordinación en red y la transversalidad en el empleo, la industria y la educación; mejorar las condiciones y recursos para el emprendimiento y el autoempleo; impulsar el diálogo social para unas nuevas relaciones laborales; incorporar a la empresa española modelos de mayor corresponsabilidad; reflexionar sobre el Estado del bienestar y el modelo de protección social y fiscal; apoyar sectores estratégicos vinculados a la digitalización; y reforzar los valores de inclusión, equidad e igualdad de oportunidades.

No obstante, el estudio, que pretende ser una ayuda para optimizar las posibilidades de nuestro país en los ámbitos de la educación, la ciencia y la tecnología, el trabajo y la empresa, la sociedad, la cultura y la gobernanza, también indica que la revolución digital se presenta en las próximas décadas desde luego bajo el signo de la incertidumbre y la aceleración de cambios, pero también de las oportunidades casi ilimitadas en la gestión de la información y el conocimiento.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *