Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Empleados  >  Artículo actual

Las empresas optan por la honestidad antes que por los conocimientos en sus empleados

Por   /   4 noviembre, 2015  /   Sin Comentarios

Aunque las universidades preparan a sus alumnos mejor en campos como conocimientos técnicos, habilidades para trabajar en entornos multiculturales y multidisciplinares, así como a orientación a resultados, lo cierto es que lo que más valoran luego las empresas son competencias como la honestidad y el compromiso ético, la capacidad de aprendizaje y el trabajo en equipo. Al menos, así parece demostrarlo un reciente estudio llevado a cabo por Fundación Everis acerca de la empleabilidad de los titulados españoles durante los últimos cinco años.

El informe, que ha encuestado a 2.000 empleadores de compañías de más de 10 trabajadores de toda España, sobre un total de 21.637 jóvenes profesionales de 95 titulaciones en 72 universidades de nuestro país, ha analizado al respecto un total de ocho diferentes competencias: análisis y resolución de problemas, habilidades interpersonales y comunicación, trabajo en equipo, habilidad para trabajar en entornos multiculturales y multidisciplinares, capacidad de aprendizaje y adaptación al cambio, orientación a resultados, honestidad y compromiso ético y conocimientos técnicos de la profesión. Y una de las principales conclusiones del mismo es que, desde luego, las competencias más valoradas por los empleadores no se corresponden con aquellas en las que se centran las universidades a la hora de formar a los futuros profesionales; y por lo tanto, que es precisa una mayor coordinación entre lo que necesitan los empleadores y lo que ofrece la Universidad y así mejorar la empleabilidad del talento.

Competencias profesionales, de PixabayLo cierto es que, en una valoración de 1 a 10, la honestidad y el compromiso ético aparece como la competencia más importante para las empresas, pues obtiene una calificación media entre los consultados de 8,03 puntos, con un 70,6% de las empresas que califican su importancia con 9 ó 10 puntos, mientras que otro 27,1% lo valoran con entre 7 y 8 puntos y un 1,7% le dan una importancia de 5 o 6 puntos.

Sigue en importancia, con 7,69 puntos de media, la capacidad de aprendizaje y adaptación al cambio, con un 63% de las firmas que otorgan a esta característica 9 ó 10 puntos de consideración, mientras que otro 34,8% optan por 7 u 8 puntos.

El trabajo en equipo, por su parte, recibe una importancia de 7,66 puntos de media, con un 55% de las compañías que lo califican de sobresaliente y el 41,2% como notable.

A continuación, en una valoración muy pareja, figuran las restantes cinco competencias examinadas. Así, los conocimientos técnicos de la profesión reciben 7,33 puntos de media, pero solo el 32,2% de las organizaciones le da un 9 o un 10 y el 58,8% un 7 o un 8, en tanto que nada menos que un 15,4% apenas le ponen un 5 o un 6. En parecida línea (7,32 de media) está la nota obtenida por la de habilidades interpersonales y la comunicación, competencia a la que solo un 40,7% de las organizaciones valoran con un 9 o un 10, en tanto que otro 52,8% no les da más de 7 u 8 puntos. También a ese nivel (7,32 puntos de media) se considera la orientación a resultados, con un 40,5% de sociedades que califica ese factor de sobresaliente y un 51,1% de notable. Y prácticamente igual (7,31), la habilidad para trabajar en entornos multiculturales y multidisciplinares, cuestión decisiva para únicamente el 32,3% de las organizaciones, que la valoran con un 9 o un 10, y bastante relevante asimismo para otro 51,3%, que le dan 7 u 8 puntos. Y ligeramente menos valorada (7,29) aparece la capacidad de análisis y resolución de problemas, si bien en esta cuestión figuran más empresas (44,6%) que las anteriores que le dan una importancia de 9 ó 10 puntos, mientras que otro 48,7% le puntúan con un 7 o un 8.

Además de las competencias, la investigación también pone de manifiesto datos como que el 70% de los recién titulados son contratados por empresas de la misma comunidad autónoma que la universidad en la que estudiaron o que el 77,2% de las empresas analizadas no contrató a ningún recién titulado durante los últimos 5 años. En cualquier caso, entre las que sí contrataron, los estudios que más ofertas tuvieron fueron los de Información y Comunicaciones (52,70%), Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas (49,18%), Educación (42,28%), Actividades Sanitarias y Servicios Sociales (40,57%) y Actividades Financieras y de Seguros (39,35%). Asimismo, ADE, Económicas y Derecho constituyen el ámbito de conocimiento que concentra la mayor parte de las contrataciones de recién titulados.

Por otra parte, el estudio establece también, entre las 77 universidades analizadas, el ranking de adaptación de las mismas a las necesidades de las empresas. Una relación que está liderada por la Universidad Politécnica de Cataluña y a la que siguen, en el “top ten”, por orden, la Rey Juan Carlos, la de Alcalá, la Politécnica de Madrid, la de Valladolid, la Complutense de Madrid, la Carlos III de Madrid, la Politécnica de Valencia y la Autónoma de Madrid.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *