Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

Job sharing, compartir puesto, responsabilidades y… sueldo

Por   /   4 septiembre, 2019  /   Sin Comentarios

Por IMF Business School, Escuela de negocios española.

 

Es una realidad. El mercado laboral actual se encuentra en plena transformación, y la entrada en juego de una nueva generación de trabajadores, acompañada del boom tecnológico, ha revolucionado por completo la forma de trabajar. Sin embargo, entre la disparidad de perfiles existentes en las empresas, se observa una necesidad generalizada entre todos ellos: flexibilidad laboral. Esto ha hecho que las compañías tengan que reinventar sus modelos. De hecho, según un reciente informe de la Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas de Navarra, Trabajo colaborativo, de Pixabaycerca de 6 de cada 10 empresas españolas ya dispone de jornadas con horarios flexibles, aunque también reconoce que solo un 17% lo tiene de verdad en vigor para todos sus empleados.

La cuestión es que esta flexibilidad laboral ha dado lugar a nuevos modelos de puestos de trabajo que ni si quiera se imaginaban hace tan solo unos años, como pueden ser: el “crowd employment”, es decir, el uso de una plataforma online por parte de empresas o trabajadores en la que contactan con otras empresas o trabajadores para que proporcionen servicios o productos específicos a cambio de una remuneración; el “casual work”, que no se rige por horarios y solo se refiere a contratados para suplir necesidades puntuales; y ahora también el “job sharing”.

Lo cierto es que este último modelo del “job sharing” está revolucionado el mercado laboral europeo: según un estudio de la consultora alemana Robert Half, una de cada cuatro empresas en Europa ya oferta este tipo de puestos, e incluso en el caso de Reino Unido la cifra aumenta hasta el 48%. No obstante, en España cuesta encontrar empresas que ya lo estén implantando pese a sus ventajas.

En esencia, las principales características que definen esta nueva forma de trabajar son:

  • Un equipo formado siempre por dos personas. Esta nueva forma de trabajar requiere de dos empleados con ambos trabajando codo con codo en todas las labores a llevar a cabo.
  • Un solo puesto. En esta nueva forma de trabajar, los dos empleados comparten sin embargo un único puesto, con todo lo que ello conlleva: horario, tareas, responsabilidades…
  • • Sueldo compartido. También se comparte la retribución y este reparto aumenta de forma destacada la flexibilidad de los empleados, que pueden conciliar más fácilmente su vida laboral y familiar. Eso sí, como contraparte negativa, puede hacer que al repartir el sueldo el mismo se reduzca.
  • Dos modalidades según responsabilidad: responsabilidad compartida (ambos trabajadores son iguales y comparten todas las responsabilidades del trabajo) y responsabilidad dividida, para aquellos casos es los que es más fácil de dividir el proyecto en tareas específicas.
  • El buen “rollo”, clave del éxito. Desde luego, este tipo de puesto sólo funciona cuando los dos trabajadores se llevan bien y existe una relación de igualdad, así como una comunicación eficaz y regular.
    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *