Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Opinión  >  Gestión  >  Artículo actual

El desánimo en el comercial

Por   /   6 abril, 2020  /   Sin Comentarios

Por Mónica Mendoza, Psicóloga y consultora especializada en ventas y marketing.

 

Vender constituye una de las profesiones emocionalmente más duras que existen. Y así, es fácil caer en la frustración y en el desánimo. No obstante, los siguientes cinco consejos van a ayudar sin duda a poder controlar los pensamientos negativos cuando se ejerce la profesional de comercial.

  • Centrase en las variables que se pueden controlar

La obsesión del comercial es, sin duda, los resultados. Se mueve por números y, muchas veces, por objetivos. Por esto, el comercial debe centrarse en las variables que puede controlar, y no en las que no puede hacerlo. Desánimo en el comercial, de PixabayPor ejemplo, no se puede controlar vender, pero sí realizar 100 llamadas de concertación en un día o sí se puede controlar el realizar bien todas las etapas de la venta y no obsesionarse tanto con la venta final.

  • Olvidar la falacia «el mundo es justo»

Hay que ser conscientes de que, en muchas ocasiones, aunque el comercial realice bien su trabajo, no consigue que le salgan bien las cosas. El mundo no es nada justo, y a veces, aunque algo se haga bien, sin embargo no merece el éxito. Por eso, el profesional de la venta debe quitarse este peso de sus hombros y ser realista: el mundo no es justo, pero no por eso tiene que caer en la negatividad.

  • Actitud de servicio

A veces es algo que se olvida con frecuencia. Al fin y al cabo, la venta es un servicio al otro: se está trabajando para que la otra persona disponga de un servicio que va a satisfacer su demanda. Así que hay que trabajar la actitud de servicio: el hecho de querer lo mejor para el interlocutor y que, de por sí, ya sea motivante el poder satisfacer necesidades del otro.

  • Control mental

No hay que dejarse dominar por la mente cuando las cosas no van bien. En este sentido, es clave practicar el control mental. Cuando las cosas no salen como queremos, tenemos tendencia a obsesionarnos, sentirnos culpables y entrar en espirales de pensamientos negativos. Pero hay maneras de practicar el control mental para que no sea nuestra mente más «masoca» la que nos domine.

  • El que siembra recoge

Al final la venta es estadística. De modo que si se ha tenido un día muy duro, hay que pensar que, en realidad, se está sembrando para cuando llegue el sí. De “x” visitas o llamadas, únicamente unas pocas se convierte en ventas, y desde luego es esencial tener presente que los “noes” forman parte del proceso natural de la venta.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *