Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Ahorro/ Financiación  >  Artículo actual

Cogeneración = Competitividad Industrial

Por   /   24 septiembre, 2013  /   Sin Comentarios

Por Asociación Española de Cogeneración (Acogen)

Planta de cogeneración, de AcogenPara fabricar sus productos, algunas industrias necesitan grandes cantidades de energía, y la cogeneración es la forma más eficiente de producir electricidad y calor o vapor en un mismo proceso, ahorrando energía, emisiones y costes. En estas industrias, los costes energéticos inclinan la balanza hacia el éxito o el fracaso; son vitales para que sean o no competitivas.

La cogeneración produce a la vez electricidad y calor/vapor siempre asociados a la fabricación de un producto. Es una actividad que adquiere su razón de ser al vincularse a la industria; una actividad que es transparente y está regulada y sujeta a constantes controles y verificaciones.

Cogeneración y exportación, caminos paralelos

Del PIB industrial, entre un 15 y un 20% se fabrica con cogeneración, y de esa producción industrial asociada a cogeneración, más del 45% se exporta. En el último año, las ventas a mercados exteriores de la industria española crecieron considerablemente, lo que fue motivo de orgullo y alegría para nuestro Ejecutivo y, por supuesto, para todos nosotros. Pues bien, fueron precisamente los sectores que cogeneran los que impulsaron notablemente la exportación: en el sector del refino la exportación creció el 30%; en el alimentario, el 9%; y en el químico, el 2%. Este es uno de los pocos datos macroeconómicos favorables que presenta España y al que contribuye  significativamente la cogeneración.

Sin embargo, la cogeneración no crece desde 2002. Pese a tener potencial para triplicar su producción, esta es la misma desde hace 10 años (32 TWh/año), suponiendo un 12% de la electricidad nacional.

Pero no es solo que la cogeneración no haya crecido, sino que aún dista un 30% del objetivo del Gobierno para 2012. Si hubiera crecido, tal vez nuestro tejido industrial hoy estaría más sano y más fuerte, sería mayor y más competitivo, más eficiente y más sostenible. Por eso ahora la necesidad es no dejar que se pierda ni una más de las cogeneraciones e industrias asociadas que permanecen.

No hay que olvidar que cogenerar no es un negocio financiero, sino sólo una herramienta de competitividad de las empresas para fabricar con ella cientos de productos más eficientes y más sostenibles.

En España, sin embargo, las ineficiencias regulatorias asociadas al pool de electricidad y a los costes regulados han generado un déficit cuyo control y eliminación es un objetivo país que compartimos.  La cogeneración es ajena a éste déficit: producía lo mismo cuando no había déficit eléctrico y produce lo mismo hoy.

Pero la realidad es que los nuevos impuestos energéticos implementados para la eliminación del déficit han minado a la cogeneración: 450 millones más al año de nuevos impuestos y cargas que reducen un 14% sus ingresos (un 31% si son plantas con 15 años de operación).

Las plantas están parando así a un ritmo de una al día. El 14% de la potencia (841 MW de 6.064 MW) está parada sin producir ni electricidad ni calor; y así hasta 239 plantas, un 24% de las 1.005 existentes que, en el contexto actual y con la entrada en vigor de los impuestos de la Ley 15/2012 y con la moratoria a invertir en mejora de instalaciones, se han visto obligadas a parar.

Eliminar el déficit eléctrico es posible si se acometen reformas estructurales. Estamos convencidos de que el Gobierno es plenamente consciente de las causas, origen y desarrollo  del déficit y que va a tomar todas las medidas a su alcance para resolver este problema que amenaza gravemente a la economía española, y especialmente a la industria productiva.

La cogeneración quiere y puede contribuir a una reforma energética que apueste por la industria, elimine el déficit e impulse eficazmente la competitividad, la actividad económica y el empleo. Estamos a tiempo de preservar la cogeneración y, con ella, una parte significativa de la industria. Es el momento de impulsar una verdadera reforma energética.

Con la energía más eficiente, los cogeneradores fabrican alimentos, papeles y cartones, medicamentos, gasolinas, textiles, cerámicas, tableros, coches… Son industriales, sus productos se fabrican con energía eficiente proveniente de la cogeneración; la energía que les aporta competitividad y afianza sus industrias y su empleo. La cogeneración es de manera responsable con todos la mejor socia para la industria manufacturera más excelente.

La cogeneración es la energía de gran parte de la industria, una  industria que está comprometida con la inversión, el empleo y el futuro de los productos fabricados en España. Apoyar la cogeneración es apostar por una industria eficiente en España y por impulsar sus productos en el mundo.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *