Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

Coaching grupal y desarrollo de competencias individuales y de equipo

Por   /   6 marzo, 2020  /   Sin Comentarios

Por Carme Castro, Socia fundadora y directora de Kainova, firma especializada en la gestión y el desarrollo de personas en las organizaciones.

 

A pesar de sus grandes posibilidades, el coaching grupal es una modalidad no adecuadamente conocida de la aplicación del coaching. De hecho, de ella existe aún poca literatura, y en la existente los autores no siempre coinciden, pues muchas veces se confunde con el coaching de equipos, cuando claramente son dos modalidades diferentes.

Lo cierto es que el coaching grupal es una herramienta ideal para las empresas y que ofrece buenos resultados en varias casuísticas. Eso sí, para aplicar correctamente esta metodología, es necesario identificar en qué momentos o situaciones es la adecuada. Por ejemplo, el coaching grupal ayuda a cohesionar a un equipo multidisciplinar en poco tiempo a fin de que sea productivo y genere resultados extraordinarios, gracias al fruto de la cohesión y la aportación del talento de todos los miembros. Coaching de grupo, de PixabayPero para eso, primero deben aprender a trabajar en equipo y a potenciar la sinergia de las diferentes disciplinas que están colaborando.

En esa misma línea, otra situación bastante necesaria en las organizaciones, pero que muchas veces se desatiende, es alinear a los miembros de un grupo determinado, por ejemplo, en el estilo de liderazgo o en la gestión de personas. Y así, realizar un coaching grupal con el colectivo de directivos del mismo nivel para trabajar estos temas es muy efectivo: permite realizar un intercambio de estilos de liderazgo, compartir experiencias, analizar resultados y llegar a conclusiones que les permite definir de forma consciente cuál es el más idóneo y los motivos por el que lo son.

La realidad es que todo esto produce un efecto multiplicador en la empresa, pues el coaching grupal permite desarrollar entre sus participantes tanto competencias individuales como competencias de equipo, y generar equipos de trabajo cohesionados.

En definitiva, que trabajando desde la consciencia, las experiencias, el debate y los ejemplos, no solo conseguimos el objetivo sino también una interrelación personal que favorece que el colectivo que participa se apoye posteriormente en el día a día y continúe evolucionando. Porque conseguir que los equipos estén alineados beneficia a la empresa y contribuye a reducir las dificultades y conflictos internos.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *