Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Dirección/ Liderazgo  >  Artículo actual

5 claves por las que los directivos deberían contar con un coach

Por   /   25 mayo, 2015  /   Sin Comentarios

Javier González, de Magna CoachingPor Javier González, CEO de Magna Coaching, Compañía especializada en el desarrollo de entidades, organizaciones y personas.

 

El directivo es una persona que gestiona a otras personas y lo que gestiona son emociones. Aprender a gestionar emociones, propias y de los demás, y a poner esos conocimientos en práctica en el ámbito laboral es lo que Daniel Goleman denomina “competencia emocional”. Esta competencia es esencial para conseguir ser un líder.

John Stoker indicaba 10 preguntas para averiguar si uno es un buen líder, y de entre ellas y de mi experiencia he extractado estas 5 claves en las que un coach ayuda al directivo a convertirse en un magnífico líder.

1.- Conocimiento de los valores y creencias propias del directivo y de cómo éstos inciden en la forma de tratar a las personas. Aunque la formación en gestión indica que el trato debe ser respetuoso y cordial, al menos de manera formal, muchas veces los directivos traslucen sus creencias y valores en su trato con los empleados. El coach ayuda a localizar aquellas creencias que impiden establecer una relación profesional que fomente la participación, valoración y mejora de los empleados y se cambien por otras que fomenten una relación constructiva. Decimos lo que pensamos y pensamos según nuestras creencias y valores; y cuando todo esto no está alineado se producen incongruencias que minan la confianza que tenemos en las personas que las muestran.

2.- Adquirir la confianza en sí mismo que haga posible que el directivo cuente con todos sus empleados en el proceso de mejora y la resolución de problemas. Esto hace que los empleados pongan en marcha todas aquellas iniciativas en las que hayan participado de una forma más eficiente al sentirlas como propias.

3.- Aprender a escuchar de forma empática a sus empleados, dando y también aceptando feedback efectivo; y pedir mejoras y participar también personalmente en el mismo proceso. La práctica hace el hábito, y con el hábito se alcanza la excelencia. Cuando aprendía a tirar con arco, lo primero que me dijeron es que se debe aprender a posicionarte y adquirir el movimiento de tensar, lo que se practica con una goma elástica. Y hasta que no se adquiere la destreza de ese movimiento no se piensa siquiera en coger el arco. Así que practicar, habituarse y mejorar son las claves para que el directivo muestre de forma natural el cambio experimentado.

4.- Saber valorar y apoyar a las personas que tiene en su equipo, sin detrimento de la exigencia en el trabajo ni la alabanza en los logros conseguidos. coaching personal, de PixabayLos trabajadores de la empresa reaccionarán de forma positiva cuando vean que el directivo les es leal y que cuentan con su apoyo. De otra forma, se pierde la confianza y, por tanto, el compromiso que tienen con su superior, lo que hace que se pierda productividad al no “creer” en quien les dirige. Así, la moral y el ánimo decaen y se dejan de hacer las tareas con el cuidado necesario.

5.- Aplicar el propio desarrollo personal del directivo al desarrollo de las personas con las que trabaja. Darse tiempo para explorar las aspiraciones y deseos de la gente aumentará su participación, satisfacción en el trabajo y retención del talento correspondiente. Lo que ha experimentado consigo mismo es lo que puede poner en práctica para motivar a los demás en el desempeño excepcional en su labor profesional.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *