Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Gestión/ Management  >  Externalización/ Outsourcing  >  Artículo actual

Confianza y seguridad, factores críticos para la expansión del “cloud” en las empresas

Por   /   22 abril, 2016  /   Sin Comentarios

Aunque es cierto que una gran mayoría (88%) de directivos de TI afirma que sus organizaciones confían hoy más en el “cloud computing”, de lo que lo hacían hace un año, la realidad es que sólo el 9% asegura confiar completamente en proveedores de “clouds” públicas para mantener seguros datos sensibles. Por otra parte, según refleja el informe “¿Cielos despejados? El nivel de adopción de la nube”, de la multinacional de seguridad tecnológica Intel Security, la seguridad en distintas variables continúa siendo preocupación determinante para estos profesionales.

La investigación, realizada por la consultora Vanson Bourne y que contó con la participación de un total de 1.200 directivos de TI de organizaciones seguridad cloud, de Pixabayde entre 250 y 5.000 empleados en Australia, Brasil, Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos y España (150 entrevistados en nuestro país), muestra que, a nivel general, más del 20% participantes expresan que las principales dudas para usar software y servicios de la “nube” radican en el riesgo de protagonizar un incidente de seguridad de información y, en concordancia, las posibles fugas de datos, las cuales, por cierto, aparecen como una de las principales preocupaciones para IaaS y “nubes” privadas. En el caso particular de España, los resultados desvelan que una de cada tres empresas es consciente de las fugas de datos con sus proveedores de servicio “cloud”.

Por otra parte, a pesar de la dedicación de los departamentos de TI para acabar con la tecnología “en la sombra” o “shadow IT”, un 44% de las líneas de negocio aún espera que el departamento de TI garantice la seguridad de sus servicios “cloud” no autorizados de los propios departamentos. Y es que esa falta de visibilidad del uso del “cloud” debido a la tecnología “en la sombra” genera problemas a los departamentos de TI en cuanto a seguridad. Ya el informe “Orchestrating Security in the Cloud” mostraba que, para un 58% de los participantes, la tecnología “en la sombra” tiene un impacto negativo en su capacidad para mantener la seguridad en los servicios “cloud”.

Así, el 64% de los encuestados en España ha afirmado que aumentará su inversión en “cloud” en los próximos 12 meses. Eso sí, la inversión en seguridad “cloud” varía en cuanto a prioridades y en los distintos tipos de despliegues “cloud” y las principales tecnologías de seguridad aprovechadas por todos los participantes en el estudio se encuentran en: protección de correo electrónico (31%), protección web (43%), anti-malware (40%), firewall (43%), encriptación y gestión de claves (33%) y prevención de pérdida de datos (35%).

En cualquier caso, lo cierto es que las inversiones tecnológicas chocan también con el desconocimiento de los altos ejecutivos de las empresas, hasta el punto de que únicamente el 28% de los participantes en la encuesta dicen que los directivos senior de su organización entienden totalmente las implicaciones de seguridad del “cloud”. De hecho, las fugas de datos de alto perfil con graves consecuencias financieras y reputacionales han convertido a la seguridad de los datos en un asunto fundamental para ejecutivos de alto nivel. Y lleva a pensar a muchos encuestados que sigue existiendo una gran necesidad de educar y concienciar sobre los riesgos asociados a almacenar datos sensibles en la “nube”.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *