Cargando...
Estás aquí:  Inicio  >  Informes  >  Comercio  >  Artículo actual

Madrid y Barcelona descienden en el ranking mundial de ciudades caras

Por   /   22 junio, 2017  /   Sin Comentarios

La edición 2017 del “Estudio sobre el coste de la vida” para expatriados que desde hace 23 ediciones elabora la consultora Mercer muestra que tanto Madrid como Barcelona han descendido en el último ejercicio bastante significativamente en la clasificación mundial de ciudades más caras del mundo, al pasar la primera del puesto 105 en 2016 al 111 ahora (el 115 en 2015), y la ciudad condal del 110 al 121 (124 en 2015) entre las 209 urbes que contempla el ranking. Sin duda, la moderación de los precios y el debilitamiento del euro frente al dólar han estado detrás de la caída de las dos ciudades españolas.

Al margen de nuestro país, el informe pone de manifiesto que, aunque tras tres años consecutivos situando a Luanda como la ciudad más cara para los trabajadores expatriados en la clasificación en 2016 esta ciudad angoleña quedó relegada a la segunda plaza, Ciudades caras, de Pixabaysiendo superada por Hong Kong, Luanda vuelve en esta ocasión al primer puesto, mientras que Hong Kong vuelve a ser, como en 2015, segunda.

El “top 5”de ciudades caras lo completan Tokio como tercera, cuando el año anterior fue quinta y en 2015 undécima; Zurich, que pierde una posición, y Singapur, que cede también una. A continuación figuran la coreana Seúl, que asciende 9 escalones tras haber bajado 7 en 2016; la suiza Ginebra, que remonta un escalón respecto a 2016; la china Shanghai, que pierde un lugar, para acabar octava; la norteamericana Nueva York, que gana 2, y la suiza Berna, que aparece en el puesto 10, lo que supone 3 por encima este año con relación a 2016. Entre tanto, la cola de la tabla la cierra la capital de Túnez, que aparece como la urbe más barata para los expatriados entre todas las estudiadas y a la que antecede la ciudad de Biskek, en Kinguistán, y la macedonia Skopje

En cualquier caso, la investigación de Mercer, que mide en las ciudades analizadas costes comparativos de más de 200 artículos en cada urbe, incluyendo vivienda, transporte, alimentos, ropa, artículos para el hogar, ocio, entretenimiento, etc., muestra un año más que las ciudades europeas y asiáticas siguen siendo, en general, las más caras en la clasificación.

En lo que afecta a Europa, se comprueba que tres de sus ciudades se colocan entre las 10 más caras para los expatriados, con Zúrich (4) como la ciudad europea más costosa, seguida de Ginebra (7), Berna (10) y Moscú (14), mientras que Londres cae del puesto 17 al 30 entre los lugares más caros, un descenso motivado sin duda por el debilitamiento de la libra tras los resultados del Brexit y que también han afectado a Aberdeen (146) y Birmingham (147), que han caído 61 y 51 plazas, respectivamente. Por su parte, diversas ciudades europeas también han descendido como consecuencia del debilitamiento de la moneda local frente al dólar: Viena (78) y Roma (80) ceden 24 y 22 lugares, respectivamente, a la vez que Múnich (98), Frankfurt (117) y Berlín (120) han tenido bajadas significativas, así como Dusseldorf (122) y Hamburgo (125). Por su parte, Copenhague (28) ha descendido 4 lugares, Oslo (46) sube 13 posiciones desde el año pasado y París baja 18, hasta quedar en el puesto 62.

También algunas ciudades de Europa del Este y Central han bajado en el ranking como resultado de la depreciación de sus monedas locales. Es el caso de Praga (132) y Budapest (176), mientras que Minsk (200) y Kiev (163) suben 4 y 13 puestos, respectivamente, a pesar de que el alojamiento sigue siendo estable en estas ciudades.

En lo que toca a Oriente Medio, Tel Aviv (colocada en el puesto 17) sigue siendo la ciudad más cara para los expatriados, seguida por tres que han subido: Dubái (vigésima, un puesto por encima de la edición anterior), Abu Dabi (23 este año) y Riad (52). Por el contrario, Jeddah (117) sigue siendo la ciudad más barata de la región, a pesar de subir 4 posiciones este año y 30 el anterior.

Y por lo que respecta a África, y al margen de que Luanda, en Angola, sigue siendo la ciudad más cara a nivel mundial, también se encuentran en la parte alta del ranking ciudades como Victoria (14), en Seychelles, Yamena (16) o Kinsasa (18). Eso sí, la ciudad más barata del mundo también es africana: Túnez.

En lo que afecta a América, y debido probablemente a los movimientos del dólar frente a otras divisas importantes, las ciudades de Estados Unidos permanecen bastante estables en la clasificación. De esta manera, en tanto que Nueva York continúa siendo la ciudad más alta de la clasificación de esta región tras ascender 2 puestos, de modo que queda en el noveno, San Francisco (22) y Los Ángeles (24) suben 4 y 3 lugares, respectivamente, desde el año pasado, mientras que Chicago (32) asciende 2 y Seattle (76) salta 7 hacia arriba, a la vez que Boston (51) baja 4 lugares. Eso sí, si bien suben ahora peldaños, Portland (115) y Winston Salem (140), en Carolina del Norte, siguen siendo las ciudades menos caras para expatriados en Norteamérica.

En Sudamérica, las urbes brasileñas de Sao Paulo (27) y Río de Janeiro (56) quedan ahora como ciudades más caras de la zona después de subir nada menos que 101 y 100 puestos, respectivamente, como consecuencia del fortalecimiento del real brasileño frente el dólar, en tanto que Buenos Aires ocupa el puesto 40 (41 en 2016), seguida por Santiago (67) y Montevideo (65), que han subido 41 y 54 puestos, respectivamente. Junto a ellas, otras ciudades de la zona que han ascendido significativamente en la tabla son Lima (104), que ha subido 37 lugares, y La Habana (151, es decir, 19 por encima de 2016). Por su lado, San José, en Costa Rica, cae desde la posición 94 a la 110 debido al fortalecimiento del dólar frente al colón costarricense, aunque conviene reseñar que Caracas ha sido excluida de nuevo de la clasificación en función de su compleja situación, ya que dependiendo del ratio de cambio que se utilice, la ciudad podría estar en la parte de arriba del ranking o en la de abajo.

En lo que se refiere a las ciudades canadienses, Vancouver (107) ha pasado a Toronto (119) como ciudad canadiense más cara en la clasificación, ambas seguidas por Montreal (129) y Calgary (143), a la par que, en el puesto 152, Ottawa es la ciudad más barata de Canadá. El dólar canadiense ha aumentado su valor, lo cual ha provocado la mayoría de las subidas de ciudades canadienses este año.

En la zona de Asia-Pacífico, que acoge a varias de las 10 ciudades más caras del mundo, Hong Kong es la ciudad más costosa del área, como resultado de su moneda vinculada al dólar estadounidense, lo que ha propiciado la subida clara en el precio de los alojamientos. Este centro financiero mundial es seguido por Tokio (3), Singapur (5), Seúl (6), Shanghái (8), Beijing (11), Tianjin (12) y Shenzhen (13). En esta misma región, Bombay (58) es, tras remontar 25 puestos, la ciudad más cara de India, a la que siguen Nueva Delhi (99), que arriba 31 escalones, y Chennai (135), que sube 23. Su rápido crecimiento económico, la inflación de los bienes y servicios y la estabilidad de su moneda frente al dólar aparecen como cusas principales de estos ascensos. En cualquier caso, Bangalore (166), aunque asciende 14 posiciones, y Calcuta (184), que también recorta 10, resultan las ciudades más baratas de la India. Y por lo que atañe a otras partes de Asia, Bangkok (64), Yakarta (88) y Hanói (100) ascienden 10, 5 y 6 posiciones, respectivamente. Por el contrario, Karachi (201) y Biskek (208) siguen siendo las ciudades más baratas de la región.

Por último, en lo que afecta a las ciudades australianas, todas han experimentado subidas por el fortalecimiento de dólar australiano, y Sídney (25) es la ciudad más cara de la región tras escalar 17 puestos. Le sigue Melbourne, que asciende 25 puestos, hasta ocupar la posición 46, a la vez que Perth queda como 50 tras remontar 17 lugares.

    Print       Email

Sobre el autor

Tras casi 35 años posicionada como la principal revista económica especializada en gestión y management, y habida cuenta de los nuevos modos y necesidades de sus habituales lectores (directivos, emprendedores y empresarios en un 90% de los casos), NUEVA EMPRESA lleva apostando desde principios de 2009 por el mercado digital, convirtiendo la Web en el principal punto de nuestra estrategia, dejando la edición en papel exclusivamente destinada a números especiales sin una periodicidad estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *